RSS

REHABILITACIÓN DE EDIFICIOS ORIENTADA AL AHORRO ENERGÉTICO

REHABILITACIÓN DE EDIFICIOS ORIENTADA AL AHORRO ENERGÉTICO

El desarrollo de las ciudades se produjo con una construcción de baja calidad y muy poco control sobre la misma. Probablemente, ahora tu edificio necesite una rehabilitación en cuestión de ahorro energético. El 72% del total de los edificios existentes en España se construyeron entre los años 1960 – 1980, y su gasto en energía supone más del 15% del total nacional, tan sólo por detrás del transporte y la industria. Apostar por la inversión en la rehabilitación de un edificio en busca de la eficiencia energética es una de las mejores decisiones que tu Comunidad de Propietarios puede realizar, ya que se verá reflejado en un gran ahorro de capital, además de repercutir en otras cuestiones como la revalorización de la vivienda o la mejora de la seguridad en el inmueble. Pero para optimizar el consumo de energía en nuestra comunidad, el primer paso es encargar a un especialista una auditoría energética, que consiste en la realización de un estudio completo del edificio y de sus instalaciones para poder conocer objetivamente la energía consumida y saber qué podemos hacer para lograr un óptimo ahorro energético. A partir de ahí podremos trabajar en algunos puntos de mejora. ¿Quieres saber cuáles son los más importantes? Te damos algunas pistas:

  • Una caldera central genera calefacción y agua caliente de una manera eficiente, pero es la instalación que mayor gasto energético conlleva a tu comunidad (40% la calefacción y 20% el agua caliente). Renovar una antigua caldera de gasóleo o carbón por una de condensación, de baja temperatura con gas natural o de biomasa supondrá un ahorro de energía de un cuarenta por ciento. Este equipamiento supone una importante inversión, sus averías internas y externas se pueden asegurar mediante la garantía de avería de maquinaria.
  • Sectorizar la iluminación en las zonas comunes como el portal, los rellanos y el garaje, instalar temporizadores y la sustitución de lámparas convencionales por iluminación LED puede lograr ahorros de hasta el 80% del consumo. No hay que descartar el uso de células fotoeléctricas en las zonas exteriores, si nuestra comunidad cuenta con ellas. Estas lámparas suelen tener un coste elevado, comprueba si el seguro común incluye el robo y hurto de las mismas.
  • Gran parte del calor que produce la calefacción se suele escapar por la fachada, así que rehabilitarla, añadiéndole aislamiento con planchas o paneles por el exterior, puede suponer un ahorro del 50% en el gasto energético de tu edificio. Otro sistema idóneo es crear una cámara de aire, que actúe como acumulador de calor, evitando así fugas de calor al exterior. Estas mejoras incrementan el valor del edificio y debemos dar conocimiento a la compañía aseguradora del edificio de los cambios para evitar el infraseguro.
  • ¿Sabías que los ascensores pueden contar con mecanismos de maniobra selectiva para activar la llamada más cercana? De esta manera evitarían realizar viajes sin pasajeros. Además, implantándole un detector de presencia se reduce el consumo energético.
  • La colocación de placas fotovoltaicas o termo-solares en la azotea del edificio puede cubrir la demanda de entre el 50% y el 70% del agua caliente del edificio. Además, la energía sobrante puede ser destinada a la iluminación, lo que conllevará un ahorro extra. Estos elementos comunes hay que declararlos en el seguro del edificio y conviene darles cobertura para daños por fenómenos atmosféricos.

Llegados a este punto aprovechamos para recordar que el pasado mes de Diciembre, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) , a través del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital (MINECO), publicó las bases reguladoras de la segunda convocatoria del programa de ayudas para actuaciones de rehabilitación energética de edificios existentes, el conocido como Programa PAREER II. Sus beneficiarios, entre otros, pueden ser empresas explotadoras, arrendatarias o concesionarias de edificios y las empresas de servicios energéticos, además de los propietarios de los edificios existentes siempre y cuando tengan personalidad jurídica de naturaleza privada o pública. Como ves, probablemente es el momento para que tu Comunidad de Propietarios dé el paso y se apunte cuanto antes a la eficiencia energética, ahorrando así en gastos y colaborando con la conservación del medio ambiente. Eso si, siempre debe contar con un seguro todo riesgo rehabilitación que garantice el conjunto de los trabajos de reforma e instalación.

 

Fuentes: idae.es, certicalia.com y elaboración propia.

 

Anuncios
 

Etiquetas: , , ,

¿CUMPLE TU COMUNIDAD DE PROPIETARIOS LA NORMATIVA DE ACCESIBILIDAD?

 

¿CUMPLE TU COMUNIDAD DE PROPIETARIOS LA NORMATIVA DE ACCESIBILIDAD?

Vivimos en una sociedad cada vez mas preocupada en derribar las barreras arquitectónicas que obstaculizan el derecho de libre movilidad de todos sus miembros, sin diferenciar a los individuos por edad, talla, habilidades, características físicas o discapacidad. Toda persona debe tener la posibilidad de tener acceso, paso o entrada a un lugar o actividad sin limitación alguna por razón de deficiencia, o minusvalía. La accesibilidad arquitectónica, referida tanto a edificios públicos como privados, se ha convertido en un reto en el que todos debemos participar, más aún las Comunidades de Propietarios, y así lo quiere garantizar la Ley 15/1995 de límites al dominio sobre inmuebles para eliminar barreras arquitectónicas y la ley 26/2011 del 1 de agosto. En ella se establece como obligación para las CCPP, la ejecución de obras o dotación de servicios comunes para la supresión de barreras. Estas actuaciones se deben llevar a cabo incluso sin acuerdo previo en Junta de vecinos si son solicitadas por discapacitados o mayores de 70 años, ya sean propietarios, trabajen o presten servicios voluntarios en la comunidad, siempre que su coste anual (descontadas ayudas públicas o subvenciones) no exceda doce mensualidades ordinarias de gastos comunes. Si el presupuesto de la obra supera esta cifra, la Comunidad estará en la obligación de ejecutar y costear las obras de accesibilidad (según el artículo 10.2 de la Ley de Propiedad Horizontal o LPH) cuando así lo determinen la mayoría de los propietarios, teniendo la obligación de contribuir todos sin excepción, incluso los que no hayan votado a favor. En el caso de que no se pueda conseguir una mayoría, es el Juez competente quien se pronunciará al respecto, en un plazo máximo de 20 días. Cabe apuntar que los propietarios asumen que pagarán el costo de las modificaciones arquitectónicas, conforme al porcentaje de participación fijado en el título constitutivo de la división horizontal de la casa, y no según el criterio de que pagan más quienes más uso hagan de las instalaciones proyectadas.

En un primer momento, puede parecernos que los elementos principales que impiden un óptimo acceso son las barreras físicas como los escalones o los desniveles de rellanos, pero plazas de aparcamiento estrechas, puertas pesadas o incluso una iluminación escasa también son obstáculos que necesiten una modificación. Para todos estos casos hay distintas soluciones que eliminarán esas barreras arquitectónicas y harán que nuestro edificio sea accesible:

  • Rampa: Principalmente indicada para evitar los primeros escalones que conducen al rellano de planta. En ocasiones no es posible realizar esta obra debido a los costes, al espacio requerido o a las normativas establecidas. Es una obra que conlleva riesgos en su ejecución con afectación de terceros.
  • Silla salva escaleras: Si una rampa no es posible, otra opción son las sillas salva escaleras. Sus ventajas son su bajo coste y el poco espacio requerido, aunque quizás no es la solución idónea para una persona que utilice silla de ruedas, ya que se requiere un esfuerzo para trasladarse de una silla a otra.
  • Plataforma salva escaleras: Ideal para sillas de ruedas. Este dispositivo puede subir y bajar tramos rectos o incluso curvos. Además, otros usuarios sin discapacidad también pueden beneficiarse de ella usándola para subir el carro de la compra, el carrito del bebé, etc. Si el anclaje se realiza a elementos estructurales tendrá la consideración de rehabilitación.
  • Ascensor: Si se dispone del espacio suficiente y el desnivel es mayor de 3 metros, ésta es la mejor solución. Será aprovechado por toda la comunidad, pero requiere una inversión importante. Esta obra afecta a estructuras y precisa un seguro de rehabilitación.
  • Cota Cero: La opción que acaba definitivamente con las barreras arquitectónicas es llevar el ascensor a Cota Cero. Permite quitar todas las escaleras del portal y llevar el ascensor a nivel de calle, de tal manera que ningún obstáculo priva de su accesibilidad. El Promotor (la CP es responsable de los daños a la propia obra y a terceros)
  • Videoportero: Este dispositivo que permite establecer comunicación entre el exterior y la vivienda, así como la apertura de puerta del portal o urbanización debe estar situado a una altura que facilite su utilización por cualquier persona, independientemente de sus capacidades o estatura. Puede tener la calificación de obra de reforma o rehabilitación según las características del edificio.
  • Puerta de acceso: Debe disponer de una anchura cómoda y suficiente, un peso adecuado que no dificulte su uso y los mecanismos de apertura (llave, pulsador, etc.) deben ser sencillos de utilizar.
  • Escaleras: Deben tener la anchura suficiente, pasamanos a ambos lados y un pavimento correcto. Obra de rehabilitación clara porque su apoyo afecta a estructura.
  • Iluminación: Se deben tener en cuenta dos aspectos, la adecuada intensidad y el tiempo en el que la luz permanece encendida en el caso de existir temporizadores. Obra de reforma con posibles daños preexistentes.
  • Garajes: La apertura de la puerta del garaje debe ser automática, que no requiera descender del vehículo para ser abierta, el aparcamiento debe tener una anchura adecuada y un pavimento correcto. Obra de reforma con afectación en la contratación del seguro multirriesgo del edificio.

Conviene recordar que las obras a favor de la accesibilidad también tienen sus propios obstáculos, por lo que resulta necesario apostar por un seguro todo riesgo rehabilitación que garantice el conjunto de los trabajos de construcción e instalaciones, el costo del material y de la mano de obra, además de los materiales que aún no hayan sido colocados y estén acopiados a pie de obra.

Fuentes: Discapnet.es y elaboración propia.

 

 

Etiquetas: , ,

RIESGOS DEL INTERNET DE LAS COSAS EN COMUNIDADES DE PROPIETARIOS

RIESGOS DEL INTERNET DE LAS COSAS EN CCPPLa domótica es el conjunto de sistemas que automatizan las diferentes instalaciones de un edificio y entre sus principales objetivos destacan el incremento del bienestar, el ahorro energético, la seguridad, la comunicación y la accesibilidad de sus ocupantes. De ahí que, cada vez, más las Comunidades de Propietarios constituidas recientemente, opten por los sistemas automáticos de control de sus instalaciones. Esta integración de la tecnología (IoT) en el diseño inteligente de un recinto cerrado parece solo tener ventajas:

  • Automatización de apagado y encendido en cada punto del edificio.
  • Regulación de la iluminación según el nivel de luminosidad ambiente.
  • Integración del portero automático al teléfono o del videoportero al televisor.
  • Desconexión de equipos de uso no prioritario en función del consumo eléctrico en un momento determinado.
  • Gestión de tarifas, derivando el funcionamiento de algunos aparatos a horas de tarifa reducida.
  • Detección y prevención de un posible intruso.
  • Detección de incendios, escapes de agua, gas, etc. Esto podría repercutir en una reducción de las primas de seguro.
  • Control local y remoto de los sistemas.
  • Transmisión de alarmas.
  • Instalaciones de control remoto del entorno destinadas a favorecer la autonomía personal de personas con limitaciones funcionales o discapacidad.

Sin embargo, los propietarios que habitan en las Comunidades de Propietarios que implanten estos sistemas han de ser conscientes de los nuevos riesgos a los que se enfrentarán. Un ejemplo de ello son los circuitos cerrados de televisión por cámaras IP (de los que ya hablamos en este artículo) que requieren una constante actualización y mantenimiento para evitar vulnerabilidades. En los edificios comunicados a Internet, los ciberdelincuentes pueden encontrar un escenario perfecto para llevar a cabo su actividad, ya que la mayor parte de los dispositivos no han sido diseñados pensando en patrones de ciberseguridad, o lo que es lo mismo, security by design, y esto hace que tengan muchos puntos vulnerables desde los que un atacante podría acceder a la red local. Además, debemos conocer que la implantación del IoT (Internet of Things) ha complicado el trabajo a las compañías de ciberseguridad, porque antes la frontera de seguridad del cliente estaba en una única red, pero ahora los edificios inteligentes y sus dispositivos pueden registrar una media de en torno a 15000 direcciones IP .

Es por todo ello que si decidimos implantar sistemas domóticos en nuestras instalaciones comunitarias debemos ser conscientes y conocedores de la existencia de los peligros reales a los que nos expondremos, ya que en muchas ocasiones apostamos por la tecnología pero ignoramos absolutamente los riesgos asociados a ella. El asesoramiento de una correduría de seguros ayudará y guiará en la contratación de un buen seguro de ciberriesgo y resolverá las dudas y necesidades para que éste responda a las expectativas del consumidor. Hoy por hoy este servicio profesional no tiene un coste para el tomador del seguro, ni probablemente la auditoría previa.

Fuentes: Silicon.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

CIBERATAQUES EN SISTEMAS DE SEGURIDAD DE LOS EDIFICIOS.

sistemas de seguridad de edificios cctv

Actualmente son muchas las Comunidades de Propietarios que poseen, o están planeando implantar un circuito cerrado de televisión o CCTV en las instalaciones comunes de su edificio. La videovigilancia se ha convertido en uno de los métodos que inspira más confianza y seguridad, además de haberse consolidado como el sistema disuasorio por excelencia para evitar actos delictivos como robos o vandalismo en Comunidades de Propietarios. Con la llegada de Internet la tecnología analógica ha sido rápidamente sustituida por las llamadas cámaras ip, que permiten la conexión de los sistemas de circuito cerrado a la red. Este nuevo sistema permite el envío de alarmas por medio de correo electrónico, la grabación de secuencias de imágenes en formato digital en equipos informáticos internos o externos (pudiendo de esta forma verificar posteriormente lo que ha sucedido en los lugares vigilados), además de poseer un costo reducido y una gran flexibilidad frente a una futura ampliación. Aquí se localiza una fuente de riesgo.

Las Comunidades de Propietarios que decidan instalar sistemas de videovigilancia conectados a Internet, o actualizar los ya obsoletos, se enfrentan a un nuevo reto: la ciberseguridad. Los riesgos y exposición a los ataques, incluso en instalaciones que no parecerían objetivos claros para los ciberdelincuentes están aumentando muy rápidamente y es por ello que al poseer un sistema de seguridad física de videovigilancia conectada a la red, se deben adoptar unas medidas extra de seguridad:

  • Actualizaciones: es imprescindible tener los dispositivos grabador, DVR y cámara IP constantemente actualizados con las últimas versiones disponibles que tenga el fabricante, ya que incorporarán mejoras en la protección de los sistemas.
  • Cambio de contraseña: es aconsejable cambiar la contraseña al principio de su alta, y periódicamente para evitar ser hackeadas. Para crear contraseñas seguras se debe escribir una combinación de letras en mayúsculas y minúsculas, números y símbolos. Es recomendable también que la contraseña no sea la misma que en otras cuentas o páginas propias.
  • Desactivación de las conexiones no utilizadas: si la conexión por P2P o la red SNMP no son utilizadas, es recomendable que sean desactivadas. En el caso de utilizarlas, solo se deben activar cuando sea necesario.
  • Conexiones HTTPS/ SSL: configurar una conexión HTTPS en el dispositivo utilizado y crear un certificado SSL. Esto encriptará todas las comunicaciones entre las cámaras y grabadores.
  • Puertos HTTP y TCP: cambiar los puertos HTTP y TCP que vienen por defecto. Se pueden utilizar puertos entre los números 1025-65535. Solo mantener abiertos los puertos que realmente se vayan a utilizar.
  • IP: habilitar el filtrado IP y autorizar únicamente las direcciones que se desee que accedan al sistema.
  • Multicast: si no se comparte el stream de video entre un grupo de dispositivos dentro de una red, siempre es conveniente desactivarlo.
  • Log de eventos: Revisar el log de eventos para ver las últimas IP que se han conectado y asegurarse que nadie no autorizado haya entrado.
  • Conectar las cámaras IP POE directamente a los puertos POE del NVR: de esta manera se consigue que las cámaras queden aisladas totalmente y no se pueda acceder a ellas de ninguna manera externa.
  • Proteger el sistema: utilizar racks o cajas fuertes para guardar los equipos y así evitar su manipulación
  • Desactivar el inicio automático: asegurarse de que la opción de auto-inicio del software SmartPSS esté desactivada si se comparte ordenador. Al igual que las contraseñas no deben ser grabadas en la memoria.
  • La red del NVR y cámaras IP: no es seguro que ambos dispositivos compartan la red de informática, así se evitará que los usuarios de esa red puedan acceder a la del grabador o cámaras.

Aunque es importante atender estas pautas para garantizar un correcto y seguro funcionamiento de este tipo de sistemas de seguridad, el riesgo cero es prácticamente imposible en el ámbito de la seguridad, por lo que como última medida es conveniente que la Comunidad de Propietarios esté siempre protegida por un seguro de ciberriesgo de confianza. El seguro multirriesgo de daños al edificio, no ofrece solución de cobertura para éstos riesgos.

 

Fuentes: prevent.es, grupolasser.com y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

LAS COMUNIDADES DE PROPIETARIOS Y LA LOPD

Seguridad lopd en comunidades de propietarios

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha manifestado recientemente que el tratamiento de datos personales en el ámbito de las comunidades de propietarios se ha convertido en uno de los motivos de consulta más frecuentes, y que por ello ha publicado la guía ‘Protección de datos y administración de fincas’, un documento que forma parte del conjunto de iniciativas adoptadas por la Agencia para facilitar y fomentar el cumplimiento de esta normativa. La Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal(LOPD), a la que hace referencia esta guía, tiene por objeto garantizar y proteger, en lo que concierne al tratamiento de los datos personales, las libertades públicas y los derechos fundamentales de las personas físicas, y especialmente de su honor, intimidad y privacidad personal y familiar. Su objetivo principal es regular el tratamiento de los datos y ficheros, de carácter personal, independientemente del soporte en el cual sean tratados, los derechos de los ciudadanos sobre ellos y las obligaciones de aquellos que los crean o tratan.

Ante la cuestión: ¿Deben las comunidades de vecinos cumplir con la normativa de protección de datos? La respuesta que encontramos en este documento es clara: SÍ, deben cumplir con la LOPD, aun cuando la gestión de los datos personales de los propietarios sea realizada habitualmente por una empresa ajena contratada, como un Administrador de Fincas. Estos últimos son personas físicas o entidades jurídicas ajenas a la comunidad que se encargan de llevar a cabo la gestión ordinaria de los asuntos del inmueble por cuenta o en nombre de dicha comunidad, los cuales para prestar ese servicio requieren el acceso a los datos personales de los copropietarios. También es reseñable el aspecto de que el Administrador de Fincas no actúa como responsable del tratamiento de los datos de los propietarios del inmueble, sino como encargado del tratamiento, cuya relación con la comunidad, deberá quedar recogida en un contrato de acceso a datos, tal y como establece el artículo 12 de la LOPD.

Para evitar sanciones por el incumplimiento de la LOPD, toda Comunidad de Propietarios debe tener al menos un fichero o tratamiento de datos personales: el de los vecinos que integran esa comunidad. Los siguientes pasos a seguir serían la inscripción de ese fichero en la AEPD, la creación de un documento de seguridad que plasme las medidas técnicas y organizativas necesarias para preservar los datos personales contenidos en esos ficheros y por último determinar dónde deben ubicarse esos ficheros. Normalmente es el administrador quien se encarga de custodiarlos en sus dependencias o sistemas de información, por lo que debe ser éste quien implante las medidas de seguridad necesarias para garantizar la protección de esos datos. Es habitual que éstos servicios sean facturados y su precio oscila desde los 20 a 150 euros por comunidad.

Cabe destacar, que en el caso de que estos ficheros se hallen guardados en ordenadores, tablets o smartphones conectados a la red, es conveniente que la comunidad de propietarios esté siempre protegida por un buen seguro de ciberriesgo.

Fuentes: AGPD, BOE, elaboración propia.

 

Etiquetas: , ,

¿Cómo podemos estar protegidos en la Comunidad de Propietarios frente al frío y la lluvia?

Padecemos una sequía preocupante, añoramos la lluvia y rogamos por ella, ahora que llega la temporada del año en el que las lluvias y las altas precipitaciones son los protagonistas, y esto implica prestar una atención especial a dos aspectos de nuestras comunidades: la precaución ante las inundaciones y poner a punto nuestras calderas. En este artículo analizaremos y resumiremos los mejores consejos en ambos casos.

Prevención de los daños en inundaciones

Tenemos que prepararnos para tratar de que las consecuencias sean mínimas. Para ello analizaremos las medidas que se podrían tomar para proteger al edificio y optaremos por la alternativa que más se adecue y que nos sea más rentable. Todo ello dependerá de:

  • El tipo de inundación sufrida en temporadas pasadas.
    • El tipo de urbanización en qué está ubicada la construcción.
    • El tipo de edificio y construcción, antigüedad, altura, sótanos, pendiente.
    • El valor que tenga la reconstrucción de los elementos dañados.
    • El coste de las medidas para reducir los daños; pueden implantarse de una vez o en varias.

El esquema a seguir será:

  1. Identificar las acciones para reducir los daños en edificaciones, en equipamientos y servicios, y en personas y bienes
  2. Planificarse para estar adaptado y preparado y poder reaccionar y recuperarse
  3. Se mantiene la exposición con los daños reducidos al mínimo

Medidas de mitigación de los daños en edificaciones existentes

Tenemos las ‘medidas de aislamiento’ que mantienen el agua en el exterior del edificio, y las que mejoran la capacidad del edificio para soportar los efectos de las inundaciones.

Y estas medidas tienen 4 formas de reducir la vulnerabilidad del edificio:

  1. EVITAR que el agua alcance el edificio.
    2. RESISTIR o impedir que el agua entre.
    3. TOLERAR la entrada del agua tomando medidas para limitar el daño.
    4. RETIRADA en los casos en los que el riesgo sea elevado.

La mayoría de estas soluciones requieren un proyecto, y será necesario trabajar con el técnico correspondiente, ya que es posible que afecte a la estructura, los servicios, los accesos de entrada, etc.

También es necesario planificar cómo proteger el edificio en el momento de la inundación, es decir, elaborar un plan de emergencia de autoprotección o familiar, y siempre es recomendable revisar las pólizas de nuestro seguro de la comunidad.

¿Y cómo resistir que entre una vez que ya esté en contacto?

Ahora vamos a ver qué medidas se podrían tomar para intentar impedir que el agua entre en el edificio, aunque ésta ya esté en contacto con el mismo.

  • Sellado de las paredes exteriores mediante recubrimientos impermeables
    • Solado a prueba de humedad o impermeable
    • Elevación de los umbrales de puertas y ventanas
    • Revisión de la cimentación, su impermeabilización y sistema de drenaje
    • Impermeabilización de la planta baja o sótano en forma de “caja hermética”
    • Revisión de desagües y tuberías
    • Revisión de las fosas sépticas y pozos negros
    • Utilización de materiales resistentes

Para el supuesto de que los daños se produzcan, debemos de tener en cuenta que si el agua entra por la cubierta, el seguro multirriesgo se podría hacer cargo de la reparación y si entra por el suelo y supera los umbrales del Consorcio éste correrá con los gastos.

Puesta a punto de calderas

No solo las lluvias deben preocuparnos con la llegada del invierno, sino que si queremos evitar que el frío se instale en nuestros hogares es conveniente realizar correctamente la puesta a punto del sistema de calefacción central.

¿Quién realiza la puesta en marcha de las instalaciones de calefacción central?

Solamente deben hacerlo las empresas autorizadas, que también deben de encargarse del mantenimiento e inspección; solo así quedaría asegurado el cumplimiento de las exigencias técnicas y legales.

¿Para qué se realiza la puesta en marcha?

Se trata de asegurarnos y comprobar que todo funciona correctamente antes de iniciar la temporada de calefacción en nuestras viviendas.

Otro de sus fines es conseguir que nuestra calefacción sea más eficiente y evitar derrochar energía ajustando la instalación para que sus componentes trabajen de manera coordinada. La eficiencia energética es un objetivo de las Administraciones y una exigencia de la Sociedad concienciada.

Con todos estos consejos podemos asegurarnos de pasar un invierno estando seguros de que no tenemos que preocuparnos por el exceso de frío o de lluvias.

Fuente: consorseguros.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , ,

¿ Puedo cobrar todos los seguros que tengo de la casa ?

seguro de hogar y comunidadCuando tienes varios seguros sobre un inmueble, por ejemplo tu casa, negocio o comunidad de propietarios, puedes estar en una situación de concurrencia de seguros o un coaseguro. ¿En qué consisten?

Se trata de una duplicidad, en alguna de las coberturas, entre dos seguros diferentes, con el mismo o distinto tomador y relativamente frecuente cuando concurren el seguro de tu hogar y el de la Comunidad de Propietarios. Las compañías aseguradoras son las que deben acordar cómo indemnizar el daño en proporción a la propia Suma Asegurada que cada una tenga y viene regulada en el artículo 32 de la Ley de Contrato de Seguro (LCS).

De forma práctica, para calcular el importe de la prestación que corresponde a cada póliza, se aplica ésta fórmula: Compañía A (en tanto por ciento) = Suma Asegurada dividida por el importe total de Sumas Aseguradas (todas las compañías), multiplicado por cien.  Por ejemplo estas situaciones pueden presentarse en un incendio de la cocina que afecta al Continente particular y al comunitario, o una rotura de tubería que causa daños a los paramentos privativos y comunes.  Observaremos en qué otros casos puede darse y qué implicaría exactamente.

¿Qué cubre cada seguro?

Existe la probabilidad de estar cubierto por partida doble ante algunos eventos por parte de ambos seguros, pero dentro de las particularidades de cada uno de ellos, podemos generalizar ciertas diferencias entre los seguros de hogar  y comunidad.

Por ejemplo, el seguro de hogar es habitual que tenga concurrencia en la garantía de incendio, pero no en la responsabilidad civil derivada del mismo.

Por otra parte, los seguros de comunidades sí pueden cubrirte en su modalidad amplia de elementos privativos lo siguiente: daños estéticos, daños eléctricos privados al continente, loza sanitaria privada, roturas de elementos privativos (cristales, mármoles, etc), o incluso responsabilidad civil de daños por agua a vecinos si el origen del siniestro es un elemento privativo. Como es habitual que alguno de estos siniestros también tengan cobertura en la póliza de hogar, nos encontraremos de nuevo ante una concurrencia de seguros.

Por tanto, vemos que no es suficiente con el seguro de comunidad y es recomendable contratar también un seguro de hogar que cubra como mínimo aquellos posibles siniestros con origen en el contenido y solicitar una cobertura parcial para el continente a primer riesgo, si ésta opción resulta más económica y nuestro bolsillo anda escaso; en caso contrario, nuestra recomendación será contratar el continente a valor total de nuevo por la poca diferencia de precio y para evitar posibles sorpresas desagradables en el futuro, ya que los derechos sobre el seguro del edificio le corresponden a la Comunidad de Propietarios y ésta puede efectuar cambios sin un pleno conocimiento de la totalidad de sus vecinos.

¿Puedo cobrar todos los seguros y hacer “negocio”?  El seguro no puede ser objeto de lucro, sirve para recuperar el importe de los daños u obtener su reparación, así lo recoge el artículo 31 de la LCS citada anteriormente, engañar a las aseguradoras mediante el fraude, es un delito recogido en el Código Penal y la pena varía entre 6 meses y 4 años de cárcel.

¿Qué diferencia hay entre la concurrencia y el coaseguro?

No debemos confundir estos dos conceptos que parecen similares pero son bien distintos:

Ya hemos visto que la concurrencia se da cuando hay varias compañías aseguradoras contratadas cubriendo el mismo bien. En este caso la indemnización de las compañías nunca sobrepasaría el total del valor del bien asegurado, sino que cada compañía pagaría una parte proporcional del valor asegurado.

El coaseguro lo encontramos cuando existen varios contratos sobre el mismo objeto, y el importe total asegurado no sobrepasa el valor de dicho objeto. Por ejemplo un objeto tan valioso que una sola compañía de seguros no pudiera asumir el riesgo y se lo repartieran entre varias, asegurando distintas aseguradoras el mismo bien. Cada una de ellas aseguraría una parte del mismo y cubriría en caso de daño la parte que ella garantiza.

La complejidad de la técnica aseguradora y el argot empleado en los contratos, hace recomendable contratar, mediante un corredor de seguros especializado, un seguro de hogar con contenido y continente, independientemente de tener un seguro de comunidad, ya que aunque pudiera existir duplicidad de coberturas entre el seguro de hogar y de comunidades, solo sería con respecto al continente y en algunas coberturas, no en todas. Así nos vemos completamente protegidos ante cualquier eventualidad futura.

Fuente: Fuentes sectoriales y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,