RSS

Archivo de la etiqueta: reformas

CÓMO MEJORAR LA SEGURIDAD EN URBANIZACIONES RESIDENCIALES

CÓMO MEJORAR LA SEGURIDAD EN URBANIZACIONES RESIDENCIALESBuscar la calidad de vida en un hogar a pie de calle, con un pequeño jardín, piscina y otras comodidades es la razón por la que muchos ciudadanos de nuestro país han optado por trasladar su residencia a urbanizaciones situadas en las periferias de las ciudades, pero la proliferación de este tipo de viviendas ha dado lugar a que se conviertan en objetivo principal para la delincuencia, debido principalmente a su ubicación, ya que se suelen encontrar vacías debido a que sus ocupantes se desplazan a sus trabajos, fácil acceso y menor vigilancia policial. Son muchas las Comunidades de Propietarios que en busca de tranquilidad y protección de sus integrantes han optado por invertir en seguridad, implantando métodos preventivos como solución para este tipo de amenazas.

 

Las urbanizaciones suelen estar formadas por viviendas unifamiliares en fincas aisladas, que están comunicadas por redes de calles (también farolas, saneamiento y otros equipamientos de propiedad común) sin apenas tránsito, ni de vehículos ni de peatones, lo que facilita el movimiento de posibles delincuentes. Controlar todo el perímetro de la urbanización para evitar el acceso de personas no autorizadas, es la primera medida de seguridad que debe tomar la Comunidad de Propietarios, y para ello será necesario realizar el cerramiento de todo el perímetro de la urbanización (elemento común a efectos de establecer cobertura de seguro), con un vallado seguro que impida la escalada o rotura, y determinar los puntos de acceso necesarios, según su extensión y necesidades. Para tener un control total de quien se mueve por las calles de la urbanización y quien accede a cada vivienda de la comunidad se debe determinar un protocolo de control de accesos, que será aplicado por un cuerpo de seguridad privado (que obligatoriamente debe disponer de un seguro de responsabilidad civil para responder de daños a terceros).

 

Debemos de ser conscientes de que si la urbanización cuenta con un gran número de viviendas, el tránsito de acceso se verá multiplicado: visitas, familiares, amigos, trabajadores o servicios, por lo cual será necesario que el personal de seguridad adopte unas medidas extras que completen y mejoren la seguridad, entre las que es recomendable que se encuentren las siguientes:

  • Autorización previa de las visitas, servicios etc.
  • Comprobación tanto de los vehículos como de los ocupantes y cargas.
  • Patrullas por la urbanización para el control de posibles personas no identificadas.

Controlar todo el perímetro de la urbanización con un cerramiento adecuado, disponer de un control en los accesos y establecer un protocolo de entrada suelen ser medidas suficientes para que nuestra Comunidad de Propietarios obtenga un nivel de seguridad óptimo, pero siempre es posible implantar medidas extra, como pueden ser:

  • La instalación de una red de cámaras, que apoyaran al personal de seguridad en la vigilancia del recinto.
  • La colocación en los puntos de acceso de barreras automáticas, badenes reductores de velocidad y lectores de matrículas.
  • El uso de tarjetas de identificación para el acceso, estableciéndose diferentes niveles dependiendo si son propietarios, trabajadores, visitas u otros servicios.

Como podemos observar, la implantación de medidas de seguridad en un urbanización privada traerá consigo la ejecución de obras, por lo que será necesario que la Comunidad de Propietarios, además de un Seguro multirriesgo, cuente con un buen Seguro de rehabilitación, que preste cobertura frente a la amplia variedad de riesgos que pueden afectar su ejecución y que garantiza el conjunto de los trabajos de construcción e instalaciones. Si deseas tener más información, en la Correduría de Seguros José Silva estarán encantados de asesorarte de cómo elaborar un buen programa de seguros que blinde los riesgos comunes y privados.

Fuentes: wikipedia.org y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

REHABILITACIÓN DE EDIFICIOS ORIENTADA AL AHORRO ENERGÉTICO

REHABILITACIÓN DE EDIFICIOS ORIENTADA AL AHORRO ENERGÉTICO

El desarrollo de las ciudades se produjo con una construcción de baja calidad y muy poco control sobre la misma. Probablemente, ahora tu edificio necesite una rehabilitación en cuestión de ahorro energético. El 72% del total de los edificios existentes en España se construyeron entre los años 1960 – 1980, y su gasto en energía supone más del 15% del total nacional, tan sólo por detrás del transporte y la industria. Apostar por la inversión en la rehabilitación de un edificio en busca de la eficiencia energética es una de las mejores decisiones que tu Comunidad de Propietarios puede realizar, ya que se verá reflejado en un gran ahorro de capital, además de repercutir en otras cuestiones como la revalorización de la vivienda o la mejora de la seguridad en el inmueble. Pero para optimizar el consumo de energía en nuestra comunidad, el primer paso es encargar a un especialista una auditoría energética, que consiste en la realización de un estudio completo del edificio y de sus instalaciones para poder conocer objetivamente la energía consumida y saber qué podemos hacer para lograr un óptimo ahorro energético. A partir de ahí podremos trabajar en algunos puntos de mejora. ¿Quieres saber cuáles son los más importantes? Te damos algunas pistas:

  • Una caldera central genera calefacción y agua caliente de una manera eficiente, pero es la instalación que mayor gasto energético conlleva a tu comunidad (40% la calefacción y 20% el agua caliente). Renovar una antigua caldera de gasóleo o carbón por una de condensación, de baja temperatura con gas natural o de biomasa supondrá un ahorro de energía de un cuarenta por ciento. Este equipamiento supone una importante inversión, sus averías internas y externas se pueden asegurar mediante la garantía de avería de maquinaria.
  • Sectorizar la iluminación en las zonas comunes como el portal, los rellanos y el garaje, instalar temporizadores y la sustitución de lámparas convencionales por iluminación LED puede lograr ahorros de hasta el 80% del consumo. No hay que descartar el uso de células fotoeléctricas en las zonas exteriores, si nuestra comunidad cuenta con ellas. Estas lámparas suelen tener un coste elevado, comprueba si el seguro común incluye el robo y hurto de las mismas.
  • Gran parte del calor que produce la calefacción se suele escapar por la fachada, así que rehabilitarla, añadiéndole aislamiento con planchas o paneles por el exterior, puede suponer un ahorro del 50% en el gasto energético de tu edificio. Otro sistema idóneo es crear una cámara de aire, que actúe como acumulador de calor, evitando así fugas de calor al exterior. Estas mejoras incrementan el valor del edificio y debemos dar conocimiento a la compañía aseguradora del edificio de los cambios para evitar el infraseguro.
  • ¿Sabías que los ascensores pueden contar con mecanismos de maniobra selectiva para activar la llamada más cercana? De esta manera evitarían realizar viajes sin pasajeros. Además, implantándole un detector de presencia se reduce el consumo energético.
  • La colocación de placas fotovoltaicas o termo-solares en la azotea del edificio puede cubrir la demanda de entre el 50% y el 70% del agua caliente del edificio. Además, la energía sobrante puede ser destinada a la iluminación, lo que conllevará un ahorro extra. Estos elementos comunes hay que declararlos en el seguro del edificio y conviene darles cobertura para daños por fenómenos atmosféricos.

Llegados a este punto aprovechamos para recordar que el pasado mes de Diciembre, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) , a través del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital (MINECO), publicó las bases reguladoras de la segunda convocatoria del programa de ayudas para actuaciones de rehabilitación energética de edificios existentes, el conocido como Programa PAREER II. Sus beneficiarios, entre otros, pueden ser empresas explotadoras, arrendatarias o concesionarias de edificios y las empresas de servicios energéticos, además de los propietarios de los edificios existentes siempre y cuando tengan personalidad jurídica de naturaleza privada o pública. Como ves, probablemente es el momento para que tu Comunidad de Propietarios dé el paso y se apunte cuanto antes a la eficiencia energética, ahorrando así en gastos y colaborando con la conservación del medio ambiente. Eso si, siempre debe contar con un seguro todo riesgo rehabilitación que garantice el conjunto de los trabajos de reforma e instalación.

 

Fuentes: idae.es, certicalia.com y elaboración propia.

 

 

Etiquetas: , , ,

¿CUMPLE TU COMUNIDAD DE PROPIETARIOS LA NORMATIVA DE ACCESIBILIDAD?

 

¿CUMPLE TU COMUNIDAD DE PROPIETARIOS LA NORMATIVA DE ACCESIBILIDAD?

Vivimos en una sociedad cada vez mas preocupada en derribar las barreras arquitectónicas que obstaculizan el derecho de libre movilidad de todos sus miembros, sin diferenciar a los individuos por edad, talla, habilidades, características físicas o discapacidad. Toda persona debe tener la posibilidad de tener acceso, paso o entrada a un lugar o actividad sin limitación alguna por razón de deficiencia, o minusvalía. La accesibilidad arquitectónica, referida tanto a edificios públicos como privados, se ha convertido en un reto en el que todos debemos participar, más aún las Comunidades de Propietarios, y así lo quiere garantizar la Ley 15/1995 de límites al dominio sobre inmuebles para eliminar barreras arquitectónicas y la ley 26/2011 del 1 de agosto. En ella se establece como obligación para las CCPP, la ejecución de obras o dotación de servicios comunes para la supresión de barreras. Estas actuaciones se deben llevar a cabo incluso sin acuerdo previo en Junta de vecinos si son solicitadas por discapacitados o mayores de 70 años, ya sean propietarios, trabajen o presten servicios voluntarios en la comunidad, siempre que su coste anual (descontadas ayudas públicas o subvenciones) no exceda doce mensualidades ordinarias de gastos comunes. Si el presupuesto de la obra supera esta cifra, la Comunidad estará en la obligación de ejecutar y costear las obras de accesibilidad (según el artículo 10.2 de la Ley de Propiedad Horizontal o LPH) cuando así lo determinen la mayoría de los propietarios, teniendo la obligación de contribuir todos sin excepción, incluso los que no hayan votado a favor. En el caso de que no se pueda conseguir una mayoría, es el Juez competente quien se pronunciará al respecto, en un plazo máximo de 20 días. Cabe apuntar que los propietarios asumen que pagarán el costo de las modificaciones arquitectónicas, conforme al porcentaje de participación fijado en el título constitutivo de la división horizontal de la casa, y no según el criterio de que pagan más quienes más uso hagan de las instalaciones proyectadas.

En un primer momento, puede parecernos que los elementos principales que impiden un óptimo acceso son las barreras físicas como los escalones o los desniveles de rellanos, pero plazas de aparcamiento estrechas, puertas pesadas o incluso una iluminación escasa también son obstáculos que necesiten una modificación. Para todos estos casos hay distintas soluciones que eliminarán esas barreras arquitectónicas y harán que nuestro edificio sea accesible:

  • Rampa: Principalmente indicada para evitar los primeros escalones que conducen al rellano de planta. En ocasiones no es posible realizar esta obra debido a los costes, al espacio requerido o a las normativas establecidas. Es una obra que conlleva riesgos en su ejecución con afectación de terceros.
  • Silla salva escaleras: Si una rampa no es posible, otra opción son las sillas salva escaleras. Sus ventajas son su bajo coste y el poco espacio requerido, aunque quizás no es la solución idónea para una persona que utilice silla de ruedas, ya que se requiere un esfuerzo para trasladarse de una silla a otra.
  • Plataforma salva escaleras: Ideal para sillas de ruedas. Este dispositivo puede subir y bajar tramos rectos o incluso curvos. Además, otros usuarios sin discapacidad también pueden beneficiarse de ella usándola para subir el carro de la compra, el carrito del bebé, etc. Si el anclaje se realiza a elementos estructurales tendrá la consideración de rehabilitación.
  • Ascensor: Si se dispone del espacio suficiente y el desnivel es mayor de 3 metros, ésta es la mejor solución. Será aprovechado por toda la comunidad, pero requiere una inversión importante. Esta obra afecta a estructuras y precisa un seguro de rehabilitación.
  • Cota Cero: La opción que acaba definitivamente con las barreras arquitectónicas es llevar el ascensor a Cota Cero. Permite quitar todas las escaleras del portal y llevar el ascensor a nivel de calle, de tal manera que ningún obstáculo priva de su accesibilidad. El Promotor (la CP es responsable de los daños a la propia obra y a terceros)
  • Videoportero: Este dispositivo que permite establecer comunicación entre el exterior y la vivienda, así como la apertura de puerta del portal o urbanización debe estar situado a una altura que facilite su utilización por cualquier persona, independientemente de sus capacidades o estatura. Puede tener la calificación de obra de reforma o rehabilitación según las características del edificio.
  • Puerta de acceso: Debe disponer de una anchura cómoda y suficiente, un peso adecuado que no dificulte su uso y los mecanismos de apertura (llave, pulsador, etc.) deben ser sencillos de utilizar.
  • Escaleras: Deben tener la anchura suficiente, pasamanos a ambos lados y un pavimento correcto. Obra de rehabilitación clara porque su apoyo afecta a estructura.
  • Iluminación: Se deben tener en cuenta dos aspectos, la adecuada intensidad y el tiempo en el que la luz permanece encendida en el caso de existir temporizadores. Obra de reforma con posibles daños preexistentes.
  • Garajes: La apertura de la puerta del garaje debe ser automática, que no requiera descender del vehículo para ser abierta, el aparcamiento debe tener una anchura adecuada y un pavimento correcto. Obra de reforma con afectación en la contratación del seguro multirriesgo del edificio.

Conviene recordar que las obras a favor de la accesibilidad también tienen sus propios obstáculos, por lo que resulta necesario apostar por un seguro todo riesgo rehabilitación que garantice el conjunto de los trabajos de construcción e instalaciones, el costo del material y de la mano de obra, además de los materiales que aún no hayan sido colocados y estén acopiados a pie de obra.

Fuentes: Discapnet.es y elaboración propia.

 

 

Etiquetas: , ,

PASOS PARA EJECUTAR OBRAS DE REHABILITACION EN UN EDIFICIO

Lógicamente, el primer paso para realizar obras de rehabilitación en el edificio es tomar la decisión en la comunidad de propietarios y consensuar el alcance de las obras; posteriormente hay una serie de trámites y procesos necesarios para garantizar un desarrollo adecuado, de lo que nos vamos a ocupar en este artículo.

Es necesario saber que la rehabilitación afecta a estructuras, la reforma al confort y la reparación al mantenimiento, y cada una de ellas es susceptible de responsabilidades distintas.

El procedimiento comienza con el diagnóstico del estado del inmueble, llevado a cabo por un técnico competente e independiente, contratado por la Comunidad, y finaliza con la ejecución de las obras.

Antes que nada, es importante tener en cuenta una serie de consideraciones y necesidades para limitar los problemas que pueden derivarse de estas actuaciones como malas prácticas constructivas, demoras y dudas en la ejecución de las obras, sanciones por incumplimiento del deber de conservación, desviaciones presupuestarias, licencias y permisos, etc.

  1. Funciones que solo puede asumir un técnico con la titulación profesional, como reconocer el estado del inmueble, establecer un diagnóstico y proponer las actuaciones de rehabilitación necesarias. Dichas titulaciones habilitadas son según la Ley de Ordenación de la Edificación las de arquitecto y arquitecto técnico.
    1. Redacción del proyecto. Es obligatorio redactarlo para todas las obras menos para las que no actúen sobre elementos estructurales, no alteren la configuración de la fachada y no afecten a edificios catalogados y las obras derivadas de una orden de ejecución. Es redactado por el arquitecto técnico.
    2. Proyecto de obras: es el conjunto de documentos definitorio del alcance de las obras y la justificación técnica de las soluciones, según las especificaciones requeridas por la normativa. El proyecto puede tener un desarrollo por fases: anteproyecto, proyecto básico y proyecto de ejecución. El básico es suficiente para la tramitación de la licencia, pero no para el inicio de las obras. Para el comienzo de las mismas es necesario tener redactado y visado por el Colegio Oficial el proyecto de ejecución que también sirve para tramitar la licencia.

Para la tramitación de la licencia es requisito la inclusión en el proyecto del estudio de seguridad y salud.

  1. Dirección de las obras. Es obligatoria para la ejecución de las actuaciones requeridas por el proyecto. Ejecutada por el director de la ejecución de la obra, que asume la función de dirigir la ejecución material y controlar cualitativa y cuantitativamente la construcción y calidad de la edificación.
  1. Licencia Urbanística. Está regulada en la Ordenanza de Tramitación de Licencias Urbanísticas. Cualquier obra está sujeta a la misma, menos las obras objeto de una Orden de Ejecución, o las obras consistentes en la sustitución de acabados interiores de una sola vivienda o local. Cuando se solicite la licencia, se ha de abonar la Tasa por Prestación de Servicios Urbanísticos, fijada de acuerdo al tipo de obras y a la superficie afectada por las mismas. Una vez concedida la licencia, se abonará la cuota de liquidación del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras, resultante de aplicar un porcentaje al coste real de las obras, excluido el IVA y cualquier otro concepto que no integre el coste de la ejecución material.
  1. Contratación de la empresa constructora. El constructor ejecuta con medios humanos y materiales las obras de conformidad con el proyecto y con el contrato suscrito. El constructor tiene las siguientes obligaciones:
    1. Ejecutar la obra con sujeción al proyecto, a la legislación y a las instrucciones del director de obra y del director de ejecución de obra.
    2. Designar al jefe de obra que asuma representación técnica del constructor en la obra.
    3. Asignar a la obra los medios humanos y materiales necesarios.
    4. Firmar el acta de replanteo o de comienzo y el acta de recepción de la obra.
    5. Suscribir las garantías necesarias.

Una vez redactado el proyecto de ejecución, la comunidad debe solicitar ofertas a diferentes empresas constructoras a efectos de seleccionar la más adecuada según sus intereses.

  1. Ejecución de las obras.
    1. Solo pueden ejecutarse bajo dirección facultativa, una vez obtenida la licencia.
    2. Control y ejecución. Se deben ejecutar con sujeción al proyecto y a sus modificaciones, bajo órdenes e instrucciones de la dirección facultativa. Si existieran modificaciones del proyecto original durante la ejecución deben ser autorizadas siempre por la propiedad y si es necesario tramitando la modificación de la licencia inicial.
    3. Fin de las obras. Se reflejará en un acta de recepción, firmada por la propiedad y el constructor donde constará: fecha del Certificado Final de Obra, coste final de la ejecución material de la misma, declaración de la recepción de la obra con o sin reservas. Al acta de recepción se adjuntará el Certificado Final de Obra suscrito por la dirección facultativa.
  1. Responsabilidades y Garantías de los Agentes. La Ley de Ordenación de la Edificación establece las responsabilidades y garantías así como los plazos de prescripción de las acciones, que afectan a los agentes intervinientes en el proceso. Las personas físicas o jurídicas sin perjuicio de sus responsabilidades contractuales, que intervienen en el proceso de edificación, responderán frente a los propietarios de los siguientes daños materiales ocasionados:
    1. Durante 10 años, de daños materiales causados en el edificio por vicios o defectos que sean o afecten a los elementos estructurales.
    2. Durante 3 años, de los daños materiales causados por vicios o defectos en elementos constructivos o instalaciones que incumplan las condiciones de habitabilidad.
    3. Durante 1 año, daños causados por vicios o defectos de ejecución que afecten a elementos de terminación o acabado de las obras.

Una vez estudiado detenidamente todo el proceso, se considera a la Comunidad de Propietarios del edificio a rehabilitar como promotor o contratista principal, por lo que debe poseer un seguro a todo riesgo de rehabilitación para estar cubierto de todos los daños que se puedan derivar y de las responsabilidades que conlleva.

Fuente: Madrid.es y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,

El pago de las obras de cota cero no es obligatorio para los propietarios de los locales

ascensor cota ceroSegún una sentencia del Tribunal Supremo, los propietarios de locales comerciales no tienen obligación de pagar la obra para bajar el ascensor a cota cero en comunidades de propietarios si los estatutos les eximen del pago de los gastos de conservación y mantenimiento del ascensor.

Esta situación es frecuente ya que en muchos casos estos locales, a través del título constitutivo, están exentos de pagar pequeñas reformas del ascensor u otros arreglos. De esta forma si el edificio cuenta con un ascensor y los estatutos de la comunidad eximen a los propietarios de los locales o sótanos del pago del mantenimiento y conservación del mismo, la exención incluye también los gastos de bajada a cota cero.

Para el Tribunal Supremo las obras de bajada a cota cero equivalen a otras obras de mera reforma o sustitución del ascensor.

Requisitos y condiciones para bajar el ascensor a cota cero

En edificios que presentan mala accesibilidad, muchas comunidades de vecinos deciden situar el ascensor a cota cero, es decir al mismo nivel que la salida a la calle, para hacerle la vida más fácil a todos los vecinos, y sobre todo a personas con alguna dificultad de movimiento, o con movilidad reducida. ¿Qué requisitos y condiciones hay que cumplir?

En los casos en los que la petición de obra de accesibilidad la realicen propietarios que no sean ni personas mayores ni con movilidad reducida a causa de discapacidad, el art. 17.2 de la Ley de Propiedad Horizontal, deja constancia que para su aceptación se requiere el voto favorable de la mayoría de propietarios que representen la mayoría de las cuotas de participación.

En cambio, cuando la solicitud la realizan personas mayores de setenta años o con minusvalía, se aplicaría el art. 10.1, b) de la LPH, que manifiesta el carácter obligatorio de realizar las obras de accesibilidad (bajar el ascensor a cota cero, instalación de rampas u otros dispositivos mecánicos y electrónicos). En este caso no se necesitaría ningún acuerdo previo de la Junta de Propietarios y es una responsabilidad exclusiva de quien ejerza el cargo de presidente.

Cuando el importe repercutido anualmente no exceda de 12 mensualidades ordinarias de gastos comunes, será obligatorio realizar la obra, una vez deducidas las subvenciones o ayudas públicas.

Antes de realizar cualquier obra, sería conveniente consultar la posibilidad de obtención de ayudas públicas y de contar con un buen Seguro Todo Riesgo Rehabilitación que respalde a la Comunidad de Propietarios para proteger el patrimonio de los propietarios (tiene el carácter de Promotor con sus derechos y obligaciones que establece la LOE) en caso de presentarse un siniestro durante su ejecución o incluso finalizadas las obras.

Fuente: gasteizhoy.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , , ,

La rehabilitación comienza a ser una realidad: EL IDAE destina 200 millones de euros en ayudas para mejorar el rendimiento energético de los edificios

Programa PAREER Rehabilitación Energética de Edificios del IDAEEl Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, ha puesto en marcha un programa específico de ayudas y financiación para la rehabilitación energética de edificios, así que puede ser buen momento para plantearse hacer reformas en los edificios e impulsar la actividad inmobiliaria en nuestro país.

El Programa de Ayudas para la Rehabilitación Energética de Edificios  (PAREER-CRECE) tiene como fin incentivar y promover la realización de actuaciones de reforma que favorezcan el ahorro, la mejora de la eficiencia energética, el aprovechamiento de las energías renovables y la reducción de emisiones de dióxido de carbono en los edificios construidos, con independencia de su uso y de la naturaleza jurídica de sus titulares. Todo ello a través de actuaciones que se encuentren dentro de estas tipologías:

– Mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica (muros, ventanas y techos).

– Mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas y de iluminación (calderas y aparatos de aire acondicionado).

– Sustitución de energía convencional por biomasa en las instalaciones térmicas.

– Sustitución de energía convencional por energía geotérmica en las instalaciones térmicas.

Las actuaciones , por separado o conjuntas, deberán mejorar la calificación energética total del edificio en al menos una letra con respecto a su calificación energética inicial . ¿Y quién podrá beneficiarse de ellas? tanto propietarios como las comunidades de vecinos o las agrupaciones de comunidades de propietarios de edificios residenciales de uso vivienda, constituidas como Propiedad Horizontal, podrán beneficiarse de estas ayudas y solicitarlas hasta el 31 diciembre de 2016, a través de este formulario.

Un Seguro de Protección Jurídica o incluso algunos Seguros Multirriesgo de Comunidades, aportan ayuda para conocer la calificación energética de nuestro edificio y qué reformas convendría realizar. Para garantizar la seguridad y responsabilidades que implican este tipo de obras, lo más aconsejable es contar con un Seguro todo riesgo rehabilitación. Desde 250 euros/ por obra, el Administrador de Fincas Colegiado se puede sentir tranquilo cuando asesore a su comunidad.

Fuente: ocu.org y elaboración propia

 

Etiquetas: , , , ,

La cooperativa, posible solución para la rehabilitación de inmuebles

Restauración edificioCuando es necesario realizar arreglos por causas accidentales en un inmueble, si la comunidad de propietarios tiene contratado un seguro del edificio éste podrá hacerse cargo de los trabajos necesarios. Sin embargo, cuando se trata de meras tareas de mantenimiento o se plantea una rehabilitación completa, la consecución de los recursos económicos necesarios puede convertirse en una odisea porque no todos los vecinos pueden aportar la cuota que por coeficiente le corresponde, por ejemplo por obligación de la ITE  o por otras obligaciones legales como el Reglamento de Baja Tensión para inmuebles .

Desde el inicio de la crisis financiera la consecución de financiación para cualquier proyecto inmobiliario es complicada, y más aún cuando el importe medio de la rehabilitación supera los 21.000 euros en una comunidad de propietarios que ha llegado a un consenso para reformar el edificio. Ante esta situación, la constitución de una cooperativa se revela como una opción válida para acercar la financiación a la comunidad de vecinos, al dotarla de personalidad jurídica propia. Esta vía además le daría acceso a las coberturas de seguro necesarias en un programa de rehabilitación al poder actuar tanto como Tomador o como Asegurado, en los contratos de seguro.

De esta opción se habló en la XVII Jornada del Cooperativismo de Viviendas en Madrid, donde fue avalada por la Confederación de Cooperativas de Viviendas (Concovi) y por profesionales Colegiados de la Administración de Fincas, como Ángel Hernández, presidente de CafSalamanca y Zamora, que también señaló la opción de crear agrupaciones o mancomunidades para negociar con entidades financieras.

En definitiva, todos los expertos allí reunidos coincidieron en que el parque de viviendas necesitadas de rehabilitación permitiría la mejora del patrimonio inmobiliario, mejoraría su eficiencia energética (6 de cada 10 casas se construyeron sin cumplir la normativa ) y la reactivación de la economía.

Fuente: Cincodias.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , , ,