RSS

Archivo de la etiqueta: rehabilitación

¿CUMPLE TU COMUNIDAD DE PROPIETARIOS LA NORMATIVA DE ACCESIBILIDAD?

 

¿CUMPLE TU COMUNIDAD DE PROPIETARIOS LA NORMATIVA DE ACCESIBILIDAD?

Vivimos en una sociedad cada vez mas preocupada en derribar las barreras arquitectónicas que obstaculizan el derecho de libre movilidad de todos sus miembros, sin diferenciar a los individuos por edad, talla, habilidades, características físicas o discapacidad. Toda persona debe tener la posibilidad de tener acceso, paso o entrada a un lugar o actividad sin limitación alguna por razón de deficiencia, o minusvalía. La accesibilidad arquitectónica, referida tanto a edificios públicos como privados, se ha convertido en un reto en el que todos debemos participar, más aún las Comunidades de Propietarios, y así lo quiere garantizar la Ley 15/1995 de límites al dominio sobre inmuebles para eliminar barreras arquitectónicas y la ley 26/2011 del 1 de agosto. En ella se establece como obligación para las CCPP, la ejecución de obras o dotación de servicios comunes para la supresión de barreras. Estas actuaciones se deben llevar a cabo incluso sin acuerdo previo en Junta de vecinos si son solicitadas por discapacitados o mayores de 70 años, ya sean propietarios, trabajen o presten servicios voluntarios en la comunidad, siempre que su coste anual (descontadas ayudas públicas o subvenciones) no exceda doce mensualidades ordinarias de gastos comunes. Si el presupuesto de la obra supera esta cifra, la Comunidad estará en la obligación de ejecutar y costear las obras de accesibilidad (según el artículo 10.2 de la Ley de Propiedad Horizontal o LPH) cuando así lo determinen la mayoría de los propietarios, teniendo la obligación de contribuir todos sin excepción, incluso los que no hayan votado a favor. En el caso de que no se pueda conseguir una mayoría, es el Juez competente quien se pronunciará al respecto, en un plazo máximo de 20 días. Cabe apuntar que los propietarios asumen que pagarán el costo de las modificaciones arquitectónicas, conforme al porcentaje de participación fijado en el título constitutivo de la división horizontal de la casa, y no según el criterio de que pagan más quienes más uso hagan de las instalaciones proyectadas.

En un primer momento, puede parecernos que los elementos principales que impiden un óptimo acceso son las barreras físicas como los escalones o los desniveles de rellanos, pero plazas de aparcamiento estrechas, puertas pesadas o incluso una iluminación escasa también son obstáculos que necesiten una modificación. Para todos estos casos hay distintas soluciones que eliminarán esas barreras arquitectónicas y harán que nuestro edificio sea accesible:

  • Rampa: Principalmente indicada para evitar los primeros escalones que conducen al rellano de planta. En ocasiones no es posible realizar esta obra debido a los costes, al espacio requerido o a las normativas establecidas. Es una obra que conlleva riesgos en su ejecución con afectación de terceros.
  • Silla salva escaleras: Si una rampa no es posible, otra opción son las sillas salva escaleras. Sus ventajas son su bajo coste y el poco espacio requerido, aunque quizás no es la solución idónea para una persona que utilice silla de ruedas, ya que se requiere un esfuerzo para trasladarse de una silla a otra.
  • Plataforma salva escaleras: Ideal para sillas de ruedas. Este dispositivo puede subir y bajar tramos rectos o incluso curvos. Además, otros usuarios sin discapacidad también pueden beneficiarse de ella usándola para subir el carro de la compra, el carrito del bebé, etc. Si el anclaje se realiza a elementos estructurales tendrá la consideración de rehabilitación.
  • Ascensor: Si se dispone del espacio suficiente y el desnivel es mayor de 3 metros, ésta es la mejor solución. Será aprovechado por toda la comunidad, pero requiere una inversión importante. Esta obra afecta a estructuras y precisa un seguro de rehabilitación.
  • Cota Cero: La opción que acaba definitivamente con las barreras arquitectónicas es llevar el ascensor a Cota Cero. Permite quitar todas las escaleras del portal y llevar el ascensor a nivel de calle, de tal manera que ningún obstáculo priva de su accesibilidad. El Promotor (la CP es responsable de los daños a la propia obra y a terceros)
  • Videoportero: Este dispositivo que permite establecer comunicación entre el exterior y la vivienda, así como la apertura de puerta del portal o urbanización debe estar situado a una altura que facilite su utilización por cualquier persona, independientemente de sus capacidades o estatura. Puede tener la calificación de obra de reforma o rehabilitación según las características del edificio.
  • Puerta de acceso: Debe disponer de una anchura cómoda y suficiente, un peso adecuado que no dificulte su uso y los mecanismos de apertura (llave, pulsador, etc.) deben ser sencillos de utilizar.
  • Escaleras: Deben tener la anchura suficiente, pasamanos a ambos lados y un pavimento correcto. Obra de rehabilitación clara porque su apoyo afecta a estructura.
  • Iluminación: Se deben tener en cuenta dos aspectos, la adecuada intensidad y el tiempo en el que la luz permanece encendida en el caso de existir temporizadores. Obra de reforma con posibles daños preexistentes.
  • Garajes: La apertura de la puerta del garaje debe ser automática, que no requiera descender del vehículo para ser abierta, el aparcamiento debe tener una anchura adecuada y un pavimento correcto. Obra de reforma con afectación en la contratación del seguro multirriesgo del edificio.

Conviene recordar que las obras a favor de la accesibilidad también tienen sus propios obstáculos, por lo que resulta necesario apostar por un seguro todo riesgo rehabilitación que garantice el conjunto de los trabajos de construcción e instalaciones, el costo del material y de la mano de obra, además de los materiales que aún no hayan sido colocados y estén acopiados a pie de obra.

Fuentes: Discapnet.es y elaboración propia.

 

Anuncios
 

Etiquetas: , ,

Problemas más frecuentes en una comunidad de propietarios (I): El mantenimiento

En un edificio se deben realizar distintas inspecciones y sustituciones de forma regular dentro de un programa de mantenimiento, además de la normativa vigente que obliga a ello, cada estación del año incide de forma distinta en las instalaciones y elementos exteriores.

Este mantenimiento es imprescindible para evitar que se produzcan daños que afecten a la resistencia, confort y seguridad del edificio y sus ocupantes. Y no menos importante, evitará que se produzcan averías más costosas. La prevención es rentable y se puede equiparar a un plan de pensiones porque habitualmente en la vejez los ingresos merman.

Muchas comunidades dejan de lado este mantenimiento, por desconocimiento, porque supone un gasto importante para los copropietarios (en realidad es una inversión), porque carecen de un líder que genere confianza a sus vecinos, o quizá también por la comodidad; sobre todo en comunidades con pocos vecinos, donde cada uno debe pagar más para cubrir los gastos y son reacios a invertir en mantenimiento, reformas o rehabilitación integral.

Esta apatía por acometer el mantenimiento de la Comunidad de Propietarios se ha cortado de raíz desde la publicación de la reforma de la Ley de Propiedad Horizontal de junio de 2013 que en su artículo 10 dice que tendrán carácter obligatorio los trabajos y las obras que resulten necesarias para el adecuado mantenimiento y cumplimiento del deber de conservación del inmueble y de sus servicios e instalaciones comunes, incluyendo en todo caso, las necesarias para satisfacer los requisitos básicos de seguridad, habitabilidad y accesibilidad universal, así como las condiciones de ornato y cualesquiera otras derivadas de las imposición, por parte de la Administración, del deber legal de conservación. De esta redacción se desprende una clara responsabilidad de quien ejerza el cargo de Presidente. Vamos a explicar en qué consiste un mantenimiento básico y cómo llevarlo a cabo para evitar problemas mayores.

¿En qué consiste el mantenimiento general?

Consiste en combinar los servicios de limpieza, prevención y adaptación legal, lo que incluye:

  • Limpieza y preservación de la higiene y el orden en las diferentes zonas comunes
  • Cuidado de las zonas verdes e instalaciones deportivas.
  • Mantenimiento de la piscina
  • Control del estado del sistema eléctrico, aparatos, maquinaria y accesos.
  • Seguridad y limpieza de trasteros y garaje
  • Los ascensores requieren de inspección de mantenimiento preventivo con una periodicidad mensual. Si no se realiza en los plazos estipulados puede provocar problemas y deficiencias.
  • Mantenimiento de las protecciones, tanto pasivas (elementos del edificio y la ruta de evacuación) y las activas (extinción del incendio como la alarma y los extintores).

Soluciones para un mantenimiento adecuado:

Contratar  a una empresa que se encargue de realizar un buen plan de mantenimiento periódico, que se ocupe de las inspecciones obligatorias y contractuales establecidas y documente todas las actuaciones a realizar en el edificio en prevención de sanciones de la Administración o pérdida de la garantía del equipamiento.

Contar, además, con un Administrador de fincas, facilitará mucho esta labor de coordinación a la comunidad, y en concreto a quien ocupe la responsabilidad de presidirla. Ya se sabe que no es fácil llevar una comunidad de propietarios: contadores, calefacción, agua, limpieza, tributos, tasas, mantenimiento… a lo que hay que sumar todas las gestiones que ello implica. Es necesario estar muy bien informado e invertir tiempo en estas gestiones, algo que puede garantizar un profesional colegiado de la administración de fincas.

Por otro lado, la propia higiene de los inquilinos, un comportamiento adecuado, pasar la Inspección Técnica de Edificios (ITE) y la Inspección de Eficiencia Energética ( IEE), ayudarán al mantenimiento del edificio.

Todo esto supone una planificación del gasto periódico en la comunidad, revisable cada dos años, pero no hay que perder de vista que representa un ahorro a largo plazo y una excelente inversión porque el edificio se revaloriza.

Finalmente, queremos recordar la importancia de contar con un buen seguro para la comunidad de propietarios, que nos respaldará ante los hechos accidentales que debamos afrontar para mantener nuestro edificio en las mejores condiciones de seguridad y confort.

Fuente: elaboración propia y prensa sectorial

 

Etiquetas: , , ,

Dudas frecuentes en torno a la concesión de préstamos a la comunidad

crédito comunidades de vecinosHay ocasiones en las que las comunidades necesitan encontrar financiación, normalmente cuando van a llevar a cabo obras de mantenimiento y rehabilitación muy necesarias, incluso exigibles por Ley, que son muy costosas.

Una forma de conseguirla es acudir a la entidad financiera con la que opera nuestra Comunidad y solicitar un préstamo, para lo que pueden surgir algunas dudas: ¿Tendremos que firmar todos los propietarios el préstamo?, ¿qué documentación se requiere?, ¿quién responde al importe financiado?, ¿qué productos vinculados nos obligarán a suscribir?…

Según la Ley, las comunidades de propietarios tienen personalidad jurídica para contratar operaciones crediticias con el fin de llevar a cabo obras de rehabilitación, tal y como regula el art. 9.4 y 9.5.a) del Real Decreto Legislativo 7/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana.

La comunidad de propietarios deberá aprobar en una Junta General la solicitud de financiación a las entidades financieras, y la cesión de información a terceros según LOPD. El presidente firmará el préstamo en representación de la comunidad de propietarios, nunca a título personal, por lo que no deben firmar el resto de propietarios.  De esta forma la comunidad será la que responda al importe financiado, así lo indica el art. 9 de la LPH que describe las obligaciones de los propietarios, y el art. 22 de la LPH no deja dudas sobre la capacidad de recobro que tienen las entidades financieras y otros acreedores de cara a un hipotético préstamo impagado por una comunidad.

En cuanto a la documentación, el presidente deberá reunir una fotocopia del libro de actas de la junta en la que se recoge el acuerdo, certificado del acuerdo de realización de la inversión y solicitud de financiación expedido por el administrador. En aquellas obras en las que sea preciso el proyecto técnico, se deberá aportar también la licencia municipal para la ejecución de las mismas. Además, es necesario presentar el presupuesto de las obras para las que se solicita financiación e informar del estado de las cuentas de la comunidad en un informe del administrador.

Es importante saber que ICO, El Instituto de Crédito Oficial, tiene una línea de financiación en unas condiciones ventajosas denominada ICO Empresas y Emprendedores donde los particulares y comunidades de propietarios pueden solicitar financiación para la rehabilitación de sus viviendas. Ya hemos hablado reiteradamente sobre ello, pero sigue siendo necesario recordar que ninguna entidad financiera, banco o caja, pueden obligar a suscribir seguros por el hecho de conceder préstamos para la rehabilitación. Son numerosas las situaciones identificadas de imposición de pólizas ineficaces.

Por último, queremos recordar la importancia de asegurar las obras de rehabilitación frente a daños materiales que pudieran producirse con un buen seguro ya que se trata de una inversión de gran envergadura. En José Silva somos expertos en seguros para comunidades de propietarios y nuestro objetivo es proteger el día a día de la comunidad.

Fuente: heraldo.es y elaboración propia

 

Etiquetas: , , ,

Importancia de la licencia de obras en comunidades de propietarios

Derrumbamiento edificio en Los Cristianos, TenerifeA raíz de la tragedia ocurrida el pasado jueves 14 de abril en Los Cristianos, Tenerife, de la que todavía se desconocen las causas del derrumbe, queremos remarcar la importancia de seguir todas las etapas necesarias para cualquier reforma o rehabilitación de un edificio y de que la comunidad vele por ello, ya que todo apunta a que la causa podría estar relacionada  con unas obras de reforma en los bajos del edificio desplomado que no habían obtenido todavía el preceptivo permiso municipal.

Las fuentes detallan que los técnicos municipales habían advertido a los propietarios que los trabajos que estaban realizando requerían de una licencia de obra mayor, se considera así aquella que modifique elementos comunes del edificio, sus condiciones de seguridad, el conjunto estructural, que afecten a la ubicación de las instalaciones de saneamiento y ventilación, o al aspecto exterior de la fachada o cubierta de la edificación.

En el caso de una comunidad de propietarios siempre que se vaya a llevar a cabo cualquier tipo de obras o reformas en un edificio de viviendas será necesaria la obtención de una licencia de obras para comunidades de propietarios y en la mayoría de los casos se deberá obtener con antelación al inicio de estas. Los pasos a seguir para éste trámite en resumen son los siguientes:

  • Entrega de documentación acorde al procedimiento que corresponde.
  • Estudio de la solicitud por parte del organismo municipal competente.
  • Envío del proyecto a los órganos municipales que proceda.
  • Si la resolución de la petición es favorable todos los pasos deberán atender a unos plazos de entrega y de respuesta.

Una vez concedida la licencia de obras en comunidades de propietarios los organismos municipales tienen la potestad de realizar un seguimiento del estado intermedio de las obras.

Si a la falta del permiso en las obras unimos el hecho de que se trataba de un edificio de construcción antigua y sin rehabilitar vemos también la importancia de de la rehabilitación para la seguridad y eficiencia de los edificios, sin olvidar contar con el seguro de rehabilitación correspondiente, tema que tratábamos en este otro artículo donde explicábamos los pasos a seguir.

Fuente: elmundo.es y arquitea.com

 

Etiquetas: , , , ,

Problemas en la financiación para la rehabilitación de edificios. Pool de Aseguradores Privados.

rehabilitación de edificiosUna de las razones por las que no llega a agotarse todo el dinero disponible para subvencionar la rehabilitación de viviendas (subvenciones de las que ya hemos hablado anteriormente) es la falta de financiación de las comunidades, y es que las ayudas existentes pueden cubrir hasta el 50% de la inversión, pero el resto deben aportarlo los vecinos.

Para obtener financiación, a través de la línea ICO Las Entidades de Crédito están dispuestas a financiar la parte que no cubra la ayuda, siendo financiables todos los conceptos que supongan rehabilitaciones encaminadas a la mejora de las viviendas y edificios, incluida la mano de obra y minutas de arquitectos, aparejadores o ingenieros siempre que sean emitidas por tercero independiente y se aporte justificante de pago. Pero puede que no todos los vecinos estén de acuerdo en solicitar la financiación y por tanto en firmar el préstamo, en ese caso existe la posibilidad de realizar préstamos individuales por los porcentajes de propiedad de cada vecino y previo documento de autorización de la propia comunidad de propietarios para formalizar estos préstamos.

Pero nos encontramos aquí con otro problema, y es que incluso encontrando financiación si una comunidad se acoge a alguna de las ayudas para la rehabilitación de edificios, en el caso de que existan vecinos morosos tendrán que costear los impagados con cargo a las cuotas colectivas. Esta desconfianza hace que muchos de los proyectos no se lleven a cabo y no se consuman la totalidad de las ayudas.

Una de las soluciones para este caso, podría ser la creación de un fondo de garantía estatal que cubra los pagos de los vecinos morosos, similar al de los seguros agrarios, o un Pool de Aseguradores Privados que asuman el riesgo del impago, mediante una prima de seguro.

Pero al no existir un fondo de garantía, a estas dificultades (búsqueda de financiación privada y riesgo de impagos por parte de vecinos morosos), se unen los riesgos propios de la realización de la obra de rehabilitación.

Para que todo esto no eche por tierra el plan de rehabilitación de nuestro edificio es aconsejable consultar la mejor opción de financiación, y cubrir los imprevistos que no podemos controlar contratando coberturas con un seguro de rehabilitación de edificios.

Fuente: laopiniondemurcia.es y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,

Rehabilitación energética de edificios, es tarea para expertos: pasos a seguir

rehabilitacion edificiosCasi el 60% de las viviendas españolas fueron construidas antes de 1980 y cuentan con aislamientos deficientes y escasas medidas orientadas a la eficiencia energética; a este parque de viviendas se unen muchas de las construcciones realizadas en la época del “boom” inmobiliario, que se desarrollaron sin los adecuados criterios de eficiencia energética ni de protección térmica.  Por eso es necesario en muchos casos una rehabilitación del edificio, incorporando nuevos materiales y sistemas, que no sólo aumentarán el confort de los ciudadanos, sino que permitirá alcanzar los objetivos de seguridad, ahorro de energía y de calidad del aire.

La rehabilitación energética completa del edificio es una gran inversión que conlleva una serie de actuaciones que conviene conocer para realizar una planificación eficaz, para la que contamos con un programa de ayudas. Para ello, veamos los pasos y actuaciones a seguir:

Primer paso: Auditoría Energética del edificio

Consiste en realizar un estudio para establecer el diagnóstico energético del edificio y las medidas que se deben llevar a cabo para mejorar la calificación energética del edificio y por tanto, consumir menos energía. Este estudio es llevado a cabo por empresas de servicios energéticos, o un técnico que esté en posesión de cualquiera de las titulaciones académicas y profesionales habilitantes para la redacción de proyectos o dirección de obras y dirección de ejecución de obras de edificación o para la realización de proyectos de sus instalaciones térmicas, o haya acreditado la cualificación profesional necesaria para suscribir certificados de eficiencia energética.

Segundo paso: Actuaciones sobre los elementos

La rehabilitación energética eficiente debe centrarse sobre todo en solucionar el escaso aislamiento térmico, las fugas de aire y una ventilación inadecuada:

– Aislamiento: Actuar sobre la envolvente del edificio e instalar ventanas térmicas.

– Estanqueidad: Identificar fugas de aire, sellar huecos y tapar agujeros en paredes.

– Ventilación: Instalación de recuperadores de calor y sistemas de ventilación natural eficientes.

Tercer paso: Instalaciones eficientes

Instalar aparatos eficientes que consuman poca energía:

  • Calderas de condensación
  • Bomba de calor aire-agua
  • Radiadores de bajo consumo
  • Suelo radiante a bajas temperaturas
  • Sistemas de aire acondicionado inverter
  • Energías renovables
  • Sustituir ascensores antiguos por modelos más eficientes
  • Uso de bombillas LED
  • Electrodomésticos con eficiencia energética mínima A++

Cuarto paso: Ayudas a la rehabilitación

El Programa de Ayudas para la Rehabilitación Energética de Edificios Existentes (PAREER-CRECE) tiene como objetivo promover la realización de actuaciones integrales (envolvente e instalaciones) de edificios existentes (construidos antes de 2014), con independencia de su uso y de la naturaleza jurídica de sus titulares, así como contribuir a alcanzar los objetivos establecidos en la Directiva 2012/27/UE relativa a la eficiencia energética y en el Plan de Acción 2014-2020.

Lo componen cuatro tipos de ayudas:

Tipología 1: Mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica.

Tipología 2: Mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas y de iluminación.

Tipología 3: Sustitución de energía convencional por biomasa en las instalaciones térmicas.

Tipología 4: Sustitución de energía convencional por energía geotérmica en las instalaciones térmicas.

Por último, ante una inversión de tal envergadura habrá que asegurar el riesgo estructural, constructivo y ornamental. Para ello existen seguros para la rehabilitación de edificios, enfocados a Comunidades de Propietarios como promotoras en aquellas obras de rehabilitación que realicen,  para poder responder legalmente de los daños e imprevistos que puedan surgir y cumplir con lo que establece la LOE.

Fuente: caloryfrio.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,

Los administradores de fincas hacen propuestas para impulsar la rehabilitación y la regulación de la vivienda

administración de fincasUna de las propuestas que los Colegios de Administradores de Fincas han trasladado, junto al consejo general que reúne a estas entidades, a diferentes formaciones políticas, es la de incentivar el alquiler fiscalmente y buscar nuevas formas de acceso a la vivienda, como la compra temporal o parcial, o el derecho de uso, entre otras.

También trasladaron  una serie de propuestas para mejorar la regulación de la vivienda e impulsar la rehabilitación. En cuanto la regulación de la vivienda proponen distintas reformas en la legislación:

– Una nueva Ley de Propiedad Horizontal para los edificios del siglo XXI, ya que los costes y las obligaciones de los propietarios son mucho mayores.

– Incorporar la tecnología para que se regule su uso en las comunidades de propietarios y mejorar su administración.

– En cuanto a la Ley de Arrendamientos Urbanos, eliminar la necesidad de registrar los contratos para no perjudicar la seguridad y el dinamismo del alquiler.

Para  conseguir un mantenimiento adecuado de los edificios y rehabilitar todos aquellos en mal estado de conservación proponen una serie de medidas para dotar al mercado de la financiación necesaria:

– Constitución de un fondo acumulativo para financiar estos proyectos. En los proyectos de eficiencia energética las inversiones pueden pagarse con los ahorros obtenidos.

– Deducciones fiscales. La vivienda soporta una gran carga fiscal, que es necesario reducir, de tal modo que el IVA, tasas e impuestos municipales puedan ser reducidos para las obras de conservación, rehabilitación y supresión de barreras arquitectónicas.

– Una oficina única de tramitación de las ayudas para tener acceso a la información de forma precisa y ágil.

– Unificar las normas que afectan a los edificios y que las principales obligaciones sean similares en todo el país y se mantengan de manera continuada en el tiempo

Por último, demandan una regulación adecuada de la actividad de los administradores de fincas, de modo que “pueda darse una gestión profesional, eficaz, segura y responsable a las crecientes obligaciones técnicas, jurídicas, laborales y fiscales que afectan al mundo inmobiliario”.

Todas estas propuestas tienen como objetivo facilitar el trabajo entre los propietarios y los Administradores de Fincas, para intermediar y asesorar en esta relación y en las obligaciones del profesional lo más adecuado es contar con asesoría jurídica especializada en Administradores de Fincas.

Fuente: 20minutos.es y elaboración propia

 
 

Etiquetas: , ,