RSS

Archivos Mensuales: noviembre 2015

El administrador de fincas “3.0”

administrador de fincas 3.0Son muchos los cambios que se han producido con el boom de Internet, la revolución de los dispositivos móviles o el auge de las redes sociales, y es el turno ahora de los Administradores de Fincas de acercarse al modelo 3.0 para dar respuesta a las necesidades de los nuevos vecinos: los nativos digitales.

Para ello ya existen las herramientas que les ayudarán, con las que se poco a poco desaparecerán tareas arduas, como las actas de las juntas hechas a mano o puntear los recibos uno a uno. El objetivo de estas herramientas es ganar tiempo, rentabilizar una profesión, ayudar a automatizar algunos de sus procesos y generar, presentar y analizar la información. Las mejoras que se pueden conseguir con el uso de estas herramientas son múltiples, ahora el Administrador puede hacerse cargo de tareas como regular el uso de instalaciones comunitarias, la pista de tenis, las salas de reuniones, el acceso a las piscinas, se pueden gestionar rápidamente sirviéndose por ejemplo del uso de los dispositivos móviles y aplicaciones específicas.

También le ayudarán a mejorar sus relaciones con vecinos y proveedores, gestionar la morosidad, y ofrecer una mayor versatilidad en las reuniones.

En un entorno cada vez más complicado y complejo de las relaciones intervecinales, la tecnología está al servicio del Administrador de Fincas aportándole valor añadido, proactividad y ahorro de tiempo en su gestión. Está en su mano aprovechar sus beneficios, con la ayuda y asesoramiento de una correduría de seguros especializada en comunidades para la gestionar las tareas relacionadas con los seguros, siniestros, incidencias y mantenimiento del edificio,como José Silva.

Fuente: inmodiario.com y elaboración propia

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

¿Hay concienciación de la población sobre la eficiencia energética de edificios?

vivienda eficiencia energéticaEl pasado mes de julio el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) emprendió una campaña de comunicación con la realización de una encuesta sobre certificación energética de los edificios. Según ese estudio, más de un 50% de los encuestados aseguró que conocía esa certificación, pero solo un 36% manifestó que la tendrían en cuenta a la hora de vender o alquilar una vivienda.

Para aportar información útil y didáctica en cuanto a las características energéticas de las viviendas y los edificios en general el IDAE incluye, en su último boletín electrónico (noviembre de 2015), un documento en el que recoge las que considera “Las claves para conocer y actuar en materia de Certificación Energética de los Edificios“, y acabar así con la idea extendida de que es un trámite o un mero impuesto.

Pero, ¿qué es el certificado energético? Es una exigencia derivada de la Directiva 2002/91/CE, por la que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios, tanto de nueva construcción, como existentes. Según la Disposición Transitoria primera del Real Decreto 235/2013, desde el 1 de junio de 2013 es obligatoria la emisión de estos certificados de eficiencia energética para la compraventa y alquiler de viviendas y edificios, tanto nuevos como ya construidos.

El sistema de evaluación establece siete niveles de certificados en función de las emisiones de dióxido de carbono y del consumo de energía del edificio. Conforme a la normativa nacional, se parte de la G (la menos eficiente) a la A (la más eficiente).

Para calcularlo los factores que intervienen para valorar la eficiencia energética de un edificio son múltiples pero se pueden englobar en dos categorías:

el consumo energético del edificio y
– las emisiones de CO2 derivadas de generar la energía térmica y eléctrica que el edificio necesita.

Además de la calificación energética, deberá incluir información objetiva sobre las características energéticas de los edificios, y, en el caso de edificios existentes, un documento de recomendaciones para la mejora de los niveles óptimos o rentables de la eficiencia energética del edificio. Las acciones que pueden emprenderse para mejorar la certificación energética del edificio son en tres ámbitos fundamentales: la envolvente del edificio, sus instalaciones energéticas y sus sistemas de gestión y control.

Como ya com­entábamos al principio del artículo,  muchos usuarios consideran esta certificación como un trámite, un coste más y una medida innecesaria. Sin embargo -explican desde IDAE-, este trámite, que es voluntario (si no se vende o alquila el inmueble), conlleva múltiples ventajas. Las consecuencias de realizar medidas de eficiencia energética en la edificación y mejorar la calificación son las siguientes:

Mayor valor teórico de mercado: la propiedad se diferenciará del resto de inmuebles en su venta o alquiler. Para los ocupantes, aportará una imagen verde.
Menores costes: por el ahorro que supone que el inmueble funcione con menor energía, y que necesite de un menor mantenimiento.
Mayores ingresos: al estar más solicitadas, estas edificaciones tienen unas tasas de vacantes en alquiler más bajas y en ventas mayores.
Mejora el confort de los habitantes.

Según los resultados de la encuesta, un 36% manifiesta que tendría en cuenta ese certificado a la hora de vender o alquilar una vivienda. La campaña de comunicación “ha conseguido -informan desde IDAE- que casi el 40% de las personas que la vieron y que viven en un bloque de pisos reconozca que piensa informarse con mucha o bastante probabilidad acerca de las ayudas para la rehabilitación energética (a través de la línea Pareer-Crece del IDAE ) y que una de cada cuatro personas piense plantear, a su comunidad de vecinos, la posibilidad de solicitar ayudas para la rehabilitación energética”.

Como siempre, podemos solicitar información en nuestra Correduría de seguros si decidimos tomar una, varias o todas las medidas contempladas: mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica, de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas y de iluminación y la sustitución de energía convencional por energía solar, biomasa o geotermia en las instalaciones térmicas, ya que son decisiones que suelen conllevar obras de gran envergadura y en las que es imprescindible contar con un seguro todo riesgo rehabilitación.

Fuente: energias-renovables.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , , ,

¿Cómo afecta el real decreto sobre el autoconsumo eléctrico a las comunidades de vecinos?

vivienda con paneles solaresLas comunidades de vecinos, y el administrador de fincas como figura importante en el desarrollo de energías más eficientes y renovables en los edificios y para el autoconsumo energético de las comunidades, se encuentran ahora con un nuevo reto con el decreto aprobado por el Gobierno para regular el autoconsumo eléctrico.

Este decreto, no es una apuesta decidida por mejorar el medioambiente, prohíbe a las comunidades de vecinos asociarse para instalar paneles solares que garanticen el suministro eléctrico, y obliga a los propietarios de paneles fotovoltaicos a pagar a las compañías eléctricas aunque no consuman de la red. En uno de los artículos del Real Decreto se especifica claramente que, “en caso de que existan varias instalaciones de producción, el titular de todas y cada una de ellas deberá ser la misma persona física o jurídica”. De esta forma los únicos consumidores que pueden desconectarse de la red son aquellos que disponen de viviendas unifamiliares con la superficie suficiente para instalar un conjunto de paneles solares que garanticen el suministro.  Un retroceso con respecto a otros países europeos.

En el caso de los consumidores con una potencia contratada superior a 10 kW pagarían una tasa fija por estar conectados a la red y otra variable en función de la energía consumida, aunque haya sido generada por ellos mismos.  Los autoconsumidores tendrán que hacer frente a los peajes por transporte y distribución en la medida en que utilicen la red, y los costes del sistema eléctrico, como son la amortización del déficit acumulado, los extracostes de los sistemas insulares y extrapeninsulares y el incentivo a renovables. No obstante, la norma establece exenciones en los pagos para los autoconsumidores con una potencia contratada igual o inferior a 10 kw, y aquellos en regímenes insulares y extrapeninsulares. ¿ Se pueden poner más trabas?

¿y qué ocurre con la energía sobrante? Los productores-consumidores la ceden gratis a las eléctricas, al no haber ninguna retribución por el exceso de energía autoproducida que se deriva a la red. Los españoles volvemos al furgón de cola en el respeto al medio ambiente y el desarrollo de energías no fósiles. ¿Quién se beneficia de tales medidas? Por si alguno no tiene sospechas, despejamos la incógnita: las grandes eléctricas.

Con esta complicada situación, lo más recomendable es que las comunidades de propietarios se dirijan a su correduría de seguros para contar con asesoría y protección jurídica al tomar medidas de eficiencia energética.

Fuente: okdiario.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,