RSS

Archivos Mensuales: febrero 2017

Proyecto La Escalera

ayuda entre vecinosCon el crecimiento de la población y estilo de vida actual parece que las relaciones entre vecinos se están perdiendo, y cada vez se crean menos vínculos con los que viven cerca de nosotros. Ya no conocemos a todo el barrio, incluso puede que no conozcamos a quien vive en el piso de arriba aunque escuchemos sus pasos cada día.

El Proyecto la Escalera es una propuesta, tal y como indican en su web, creada para facilitar el encuentro y el apoyo mutuo entre vecinas y vecinos de una misma comunidad, fomentando la solidaridad y creando así comunidades más unidas.

Además, uno de sus fines es observar cómo nos relacionamos en comunidades para conocer qué condiciones obstaculizan y cuáles favorecen las relaciones en ese entorno. Con ese objetivo, Rosa Jiménez, en colaboración con la cooperativa Indaga, creó y coordina este proyecto de investigación.

¿Cómo funciona?

Cualquier comunidad de vecinos puede participar, tanto propietarios como inquilinos, sólo tendrán que descargarse e imprimir un sencillo kit que contiene un cartel informativo para colocarlo en el portal, cuatro tipos de pegatinas que los vecinos pueden pegar en su buzón: “te riego las plantas”, “comparto wifi”, “te subo la compra” y “te invito a un café” y pegatinas personalizables para que cada comunidad añada las opciones que necesite de cómo cree que puede ayudar al resto de vecinos o qué necesita de ellos.

Una vez que se pone en marcha el proyecto en una comunidad se mantiene un diálogo abierto que después trasladan a un espacio de trabajo con vecinas y vecinos en el que también participan perfiles técnicos y académicos. De esta forma quieren intentar responder a la pregunta de cómo vivimos en nuestras comunidades y, sobre todo, cómo nos gustaría hacerlo.

No existe una comunidad de vecinos ideal, ya que al estar compuestas por personas y sus diferencias, sus diferentes estilos de vida y sus deseos chocarán en algún momento. Pero con iniciativas como ésta pueden establecerse más y mejores relaciones entre vecinos y crear una red de apoyo. Esta buena relación supondrá que surjan menos conflictos, y/o que su resolución sea más sencilla.

Como expertos en el sector inmobiliario y todo aquello que rodea las Comunidades de Propietarios, nos ha parecido un proyecto muy interesante y una forma de mejorar las relaciones entre vecinos y complementar a los servicios de apoyo y asesoramiento que proporciona un buen seguro para la comunidad y la figura del administrador de fincas. Con todas estas herramientas aunque no vivamos en una comunidad ideal podemos lograr vivir en una comunidad bien avenida, solidaria, enriquecedora y segura.

Fuente: proyectolaescalera.org y elaboración propia

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , ,

El pago de las obras de cota cero no es obligatorio para los propietarios de los locales

ascensor cota ceroSegún una sentencia del Tribunal Supremo, los propietarios de locales comerciales no tienen obligación de pagar la obra para bajar el ascensor a cota cero en comunidades de propietarios si los estatutos les eximen del pago de los gastos de conservación y mantenimiento del ascensor.

Esta situación es frecuente ya que en muchos casos estos locales, a través del título constitutivo, están exentos de pagar pequeñas reformas del ascensor u otros arreglos. De esta forma si el edificio cuenta con un ascensor y los estatutos de la comunidad eximen a los propietarios de los locales o sótanos del pago del mantenimiento y conservación del mismo, la exención incluye también los gastos de bajada a cota cero.

Para el Tribunal Supremo las obras de bajada a cota cero equivalen a otras obras de mera reforma o sustitución del ascensor.

Requisitos y condiciones para bajar el ascensor a cota cero

En edificios que presentan mala accesibilidad, muchas comunidades de vecinos deciden situar el ascensor a cota cero, es decir al mismo nivel que la salida a la calle, para hacerle la vida más fácil a todos los vecinos, y sobre todo a personas con alguna dificultad de movimiento, o con movilidad reducida. ¿Qué requisitos y condiciones hay que cumplir?

En los casos en los que la petición de obra de accesibilidad la realicen propietarios que no sean ni personas mayores ni con movilidad reducida a causa de discapacidad, el art. 17.2 de la Ley de Propiedad Horizontal, deja constancia que para su aceptación se requiere el voto favorable de la mayoría de propietarios que representen la mayoría de las cuotas de participación.

En cambio, cuando la solicitud la realizan personas mayores de setenta años o con minusvalía, se aplicaría el art. 10.1, b) de la LPH, que manifiesta el carácter obligatorio de realizar las obras de accesibilidad (bajar el ascensor a cota cero, instalación de rampas u otros dispositivos mecánicos y electrónicos). En este caso no se necesitaría ningún acuerdo previo de la Junta de Propietarios y es una responsabilidad exclusiva de quien ejerza el cargo de presidente.

Cuando el importe repercutido anualmente no exceda de 12 mensualidades ordinarias de gastos comunes, será obligatorio realizar la obra, una vez deducidas las subvenciones o ayudas públicas.

Antes de realizar cualquier obra, sería conveniente consultar la posibilidad de obtención de ayudas públicas y de contar con un buen Seguro Todo Riesgo Rehabilitación que respalde a la Comunidad de Propietarios para proteger el patrimonio de los propietarios (tiene el carácter de Promotor con sus derechos y obligaciones que establece la LOE) en caso de presentarse un siniestro durante su ejecución o incluso finalizadas las obras.

Fuente: gasteizhoy.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , , ,