RSS

LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN ENTRE CORREDOR DE SEGUROS Y ASEGURADO

LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN ENTRE CORREDOR DE SEGUROS Y ASEGURADOLos seguros nos protegen frente a un riesgo, así como a nuestros bienes, y nos ofrecen cobertura en caso de accidente, daño y otra multitud de eventualidades que nos puedan suceder. Un buen seguro nos proporcionará tranquilidad, confianza y garantía, de la misma manera que nos la debe brindar la persona que nos informe y asesore en el momento que decidamos contratarlo. Un corredor de seguros es sin duda la mejor opción llegado este momento, ya que se trata de un mediador especializado, independiente e imparcial (está libre de vínculos con ninguna compañía aseguradora), que recomendará a sus clientes las coberturas y las entidades que mejor se adapten, a su juicio profesional, a sus necesidades. Nos referimos a una profesión reglamentada y regulada por la Ley de Mediación de Seguros y Reaseguros Privados, que exige una formación específica y un título exigido por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP).

Una vez firmado el contrato del seguro el papel del corredor no concluye, sino que seguirá asistiendo al cliente durante toda su duración, con un trato cercano y personalizado y ejerciendo una defensa activa de los intereses del asegurado. Para poder velar por la satisfacción de su cliente, resulta primordial que exista una comunicación fluida entre corredor y asegurado, que permita conocer nuevos riesgos o variaciones en los bienes que son cubiertos y así lograr evitar problemas llegado el caso de ocurrir un percance:

  • El asegurado debe avisar al corredor de cualquier nueva circunstancia que puedan influir en la valoración del seguro.
  • Durante la duración de la póliza el asegurado debe comunicar tan pronto como le sea posible cualquier circunstancia que pueda agravar el riesgo, ya que de producirse un siniestro antes de haberlo comunicado, puede que la indemnización se reduzca significativamente, o incluso que el asegurador quede liberado de su prestación. Así mismo debemos avisar de cualquier circunstancia que disminuya el riesgo, ya que se podría lograr una reducción en el precio del seguro.
  • Se deber poner en conocimiento del corredor cualquier inexactitud o variación de los objetos asegurados y de su situación. Tener una póliza optimizada y al día logrará que sea mucho más sencillo obtener una indemnización o reparación de cualquier daño.

La manera de conseguir que el corredor de seguros asista de una forma óptima a su cliente a lo largo de toda la vida del contrato de su seguro, controlando su ejecución y revisando constantemente que se siga adaptando a sus nuevas necesidades, es logrando que dicha vía de diálogo entre ambos sea continua. El corredor deberá vigilar el correcto cumplimiento por parte de la compañía de seguros e informar de cada una de las novedades que le pudiese interesar a su cliente. Del mismo modo, el asegurado deberá transmitir cualquier incidencia, cambio o circunstancia que pueda alterar el Seguro.

Los Corredores y las Corredurías (cuando se constituyen como empresas) son los verdaderos consultores y asesores en materia de riesgos por su independencia y objetividad y amplio conocimiento del mercado, de las compañías de seguros con las que trabajan y cuál es la compañía más apropiada para unos y otros riesgos. También la especialización es uno de los valores que aportan a los clientes, además del conocimiento que se adquiere a través de los propios clientes del sector – por ejemplo las Comunidades de Propietarios-. Su presencia geográfica directamente o a través de alianzas con otras Corredurías; su poder de compra para conseguir las mejores coberturas y precios; el poder de resolución de siniestros reduciendo tiempos y consiguiendo las máximas indemnizaciones, en siniestros grandes o pequeños y finalmente la realización de informes y análisis adecuados que permitan tomar las decisiones correctas.

En definitiva el Corredor o la Correduría ayuda a cumplir los objetivos del seguro y resulta fundamental para conseguir una mejor protección de los Asegurados.

Fuentes: boe.es, dgsfp.es y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

HUERTOS URBANOS EN COMUNIDADES DE PROPIETARIOS

huerto urbano en comunidades de propietarios

Huerto urbano en azotea de una Comunidad de Propietarios

 

Los huertos ecológicos se han convertido el algo más que una forma de cuidar nuestra alimentación y cada vez proliferan más en nuestras ciudades y hogares, quizá como una reacción activa ante el incremento de alimentos envasados con aditivos. Multitud del balcones y terrazas son aprovechados para el cultivo de verduras, hortalizas e incluso plantas aromáticas, que crecen sin el uso de pesticidas ni químicos añadidos. Incluso algunas Comunidades de Propietarios han comenzado a instalarlos en sus espacios comunitarios en desuso o zonas comunes, como pueden ser jardines y azoteas, y con ello han conseguido desde reforzar las relaciones vecinales y fomentar la educación ambiental entre los más pequeños, hasta reducir las emisiones de CO2, e incluso mejorar el rendimiento energético del edificio. Esta iniciativa resulta atractiva en aquellos edificios con personas jóvenes con inquietud y mayores dispuestas a invertir su tiempo de ocio y reducir sus medicinas. Pero toda Comunidad de Propietarios que se decida a habilitar un huerto urbano en sus instalaciones, debe conocer primero cuales son los requisitos para hacerlo y las necesidades que éste tendrá.

Para la instalación de un huerto en alguna zona comunitaria del edificio no es necesario ningún permiso administrativo, pero sí requerirá la aprobación de la Comunidad de Propietarios por unanimidad. El artículo 17.4 de la Ley de Propiedad Horizontal lo deja claro: “No podrán realizarse innovaciones que hagan inservible alguna parte del edificio para el uso y disfrute de un propietario, si no consta previamente su consentimiento expreso.” Ahora bien cuando por el voto favorable de las tres quintas partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación, se adopten válidamente acuerdos, para realizar nuevas instalaciones, servicios o mejoras no requeridas para la adecuada conservación, habitabilidad, seguridad y accesibilidad del inmueble, no exigibles y cuya cuota de instalación exceda del importe de tres mensualidades ordinarias de gastos comunes, el disidente no resultará obligado, ni se modificará su cuota.

Una vez que la Comunidad está de acuerdo, y en el caso de que el huerto se vaya a situar en una azotea, por ejemplo, el siguiente paso será la realización de un informe técnico de cargas, en el cual se analice el peso por metro cuadrado que puede soportar la cubierta, con el fin de garantizar que el futuro huerto no afectará a la seguridad del edificio. Es recomendable que dicho informe lleve certificación del Colegio de Arquitectos o del Colegio de Aparejadores.

Seguramente se requerirá de una pequeña obra para emplazar el huerto, cuyo diseño y ejecución de debe ser realizada por técnicos especializados en paisajismo con la supervisión y garantía de especialistas en construcción y habitabilidad. Para este tipo de proyectos se deben utilizar materiales poco pesados que no sobrecarguen las azoteas, así como impermeabilizantes adecuados que eviten fugas y humedades. La ejecución de las obras de acondicionamiento precisa de un seguro de rehabilitación porque afecta a la estructura y finalizadas las mismas incorporar al seguro multirriesgo del edificio una cláusula particular o especial mediante la cual se aseguren los daños al propio inmueble y a terceros.

En cuanto a las necesidades que tendrá el huerto comunitario, las principales serán el agua y la luz. Con la orientación del huerto hacia el sur conseguiremos más horas de luz natural al día, y con la instalación de un sistema automatizado de riego por goteo aseguraremos el mínimo consumo en agua y un correcto regado. Otra cuestión importante es evitar una excesiva incidencia del viento sobre la superficie cultivada, ya que podría dañar tanto el manto de tierra fértil donde se realiza la siembra como a los vegetales ya cultivados. Debemos tener en cuenta que por muy bien diseñado y equipado que esté el huerto comunitario, si no lo gestionamos correctamente no tendrá mucho futuro, por lo cual es conveniente que la Comunidad de Propietarios realice un reglamento interno para su funcionamiento, así como su financiación. Es muy recomendable que en el mismo se haga constar la necesidad de disponer de un seguro de responsabilidad civil ( puede ser un anexo al multirriesgo u otro independiente) que asegure los posibles daños a terceros por ésta actividad.

Algunos ayuntamientos, como el de Barcelona, ofrecen subvenciones a las Comunidades de Propietarios que instalen un huerto comunitario, con la intención de promover las cubiertas y azoteas verdes en la ciudad. El ayuntamiento de Madrid ofrece información sobre huerto urbano ecológico y un manual. Como ves, son muchas las razones por las que apostar por este tipo de ecología comunitaria. Si tienes planeado hacer obras en tu edificio para habilitar un huerto urbano no olvides consultar a tu Correduría de Seguros para que te asesoren sobre qué Seguro de Rehabilitación o Construcción necesitarás para poder realizarlas con todas las garantías.

Fuentes: Boe.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , ,

¿QUIÉN ASUME LOS DAÑOS POR DEFECTOS DE CONSTRUCCIÓN DE UN EDIFICIO?

Goteras en zonas comunes de un edificio debidas a filtraciones en la cubierta, grietas en la fachada, baldosas que se desprenden… La acción degradante del paso del tiempo suele ser la causa de estos problemas en las edificaciones antiguas, pero en ocasiones estos desperfectos aparecen en inmuebles de nueva construcción. Distinguimos dos tipos de daños, los que sufre la propia edificación y aquellos que afectan a terceros como consecuencia de los primeros, tanto dentro del inmueble como en zonas aledañas ¿Puede tu Comunidad de Propietarios reclamar la reparación de estos defectos o vicios de construcción? ¿Cuáles son los plazos para hacerlo? ¿Quién es el responsable de su reparación?

En primer lugar debemos saber que las garantías varían en función de la gravedad y peligrosidad específica de cada defecto de construcción: cuanto más se comprometa la estabilidad de la obra o la seguridad de sus habitantes, mayor es el plazo de cobertura previsto. Para ello la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE) contempla tres tipos de defectos:

  • Los defectos de remate, terminación, o acabado. Su reparación es sencilla y no suele ser excesivamente cara. Tienen un plazo de garantía de un año desde la recepción de la obra. Si el constructor o el promotor suscribieron un seguro de Todo Riesgo Construcción o Rehabilitación, ésta es una garantía habitual en éstas pólizas, es una tranquilidad saber que una compañía de seguros puede responder.

  • Los defectos de habitabilidad, funcionalidad o seguridad (ruina funcional), son aquellos que afectan a la insonorización, ahorro de energía, aislamiento térmico, protección del medio ambiente y otros aspectos funcionales de los elementos constructivos o de las instalaciones que permitan un uso satisfactorio del edificio. Estos defectos son más complicados de detectar, por lo cual la LOE fija para ellos una garantía de tres años. También éste riesgo es asegurable por cuenta del constructor o el promotor, sin embargo debido a su mayor coste no es habitual su contratación, aún sabiendo su importancia. Cuando se comparan precios entre empresas es muy importante averiguar cuál aporta garantías mediante seguros adecuados.

  • Los defectos estructurales (ruina física), son aquellos que afectan a la cimentación, los soportes, las vigas, los forjados, los muros de carga u otros elementos estructurales y que comprometen de modo directo la resistencia mecánica y la estabilidad del edificio.El plazo para su reclamación es de diez años. Para estos riesgos el promotor ya tiene obligación de suscribir el denominado seguro decenal para los inmuebles cuyo destino principal sea el de vivienda. Sin este seguro el promotor no podrá hacer la inscripción de la obra nueva en el Registro de la Propiedad, lo que le imposibilitará obtener financiación hipotecaria o comercializar las viviendas.

Los responsables de subsanar los desperfectos, dentro de los plazos legales mencionados, en la terminación o los acabados serán la promotora y la constructora de la edificación, a los cuales habrá que enviarles mediante burofax un listado donde se concreten las anomalías existentes de este tipo. La reparación de los defectos de habitabilidad, funcionalidad, seguridad o estructurales suele ser elevada, por lo cual es aconsejable que un técnico especializado realice un informe pericial en el que el incluya una enumeración de los daños, sus causas, cuáles son las alternativas para solucionarlo, un presupuesto orientativo de reparación y quiénes serían los profesionales responsables. Éstos suelen ser el promotor, la constructora, el proyectista o incluso el director de la obra. Una vez elaborado el informe se debe enviar una copia y una carta de reclamación por escrito al promotor y a los demás profesionales responsables, en la que figuren los datos identificativos de la Comunidad de Propietarios y del inmueble perjudicado. Cumplidos los plazos legales, la responsabilidad recae sobre la propiedad del inmueble, en el caso de propiedad horizontal, la Comunidad de Propietarios; Si se trata de propiedad vertical, el propietario único. Las compañías de seguros ofrecen coberturas para los hechos accidentales por fenómenos climatológicos, el Consorcio de Compensación de Seguros para los extraordinarios por ciclogénesis, ambos fenómenos de la naturaleza abarcan los efectos de la lluvia, el viento, la nieve, el granizo y pedrisco. La falta de mantenimiento indudable es una responsabilidad no asegurable.

Llegados a este punto conviene recordar que toda Comunidad de Propietarios es Promotor en aquellas Obras de Rehabilitación que realice, por tanto está obligada legalmente a responder de los daños que puedan causar. En este caso el Seguro decenal de rehabilitación de edificios y obra nueva se convierte en algo indispensable si tu Comunidad de Propietarios planea realizar obras de este tipo. No dudes en consultar en tu Correduría de Seguros si tienes alguna duda sobre este u otro seguro que pueda necesitar tu Comunidad de Propietarios.

 

Fuentes: boe.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , ,

ACCIDENTES LABORALES EN COMUNIDADES DE PROPIETARIOS

ACCIDENTES LABORALES EN COMUNIDADES DE PROPIETARIOS¿Te has parado a pensar con cuántos trabajadores a cargo puede contar una Comunidad de Propietarios? Conserjes, limpiadores, jardineros ( la igualdad de género es habitual en las fincas y empresas proveedoras) o incluso socorristas, si el inmueble posee piscina, son los más comunes; Con todos la Comunidad tienen una serie de obligaciones y responsabilidades en materia de Prevención de Riesgos Laborales. Las medidas que se le exige a las CCPP son las mismas que a cualquier tipo de empresa que tenga trabajadores a cargo, y aunque en muchas ocasiones son totalmente desconocidas, ello no le librará de las sanciones de responsabilidad Civil, Administrativa y Penal que le puede acarrear su incumplimiento. Entre otras, estas medidas son:

  • Evaluar los posibles Riesgos Laborales.
  • Adoptar un plan de medidas de emergencia.
  • Impartir Formación e Información a los trabajadores sobre los riesgos de sus puestos de trabajo.
  • Disponer de los equipos de trabajo y de seguridad necesarios.
  • Proporcionar a los trabajadores la posibilidad de reconocimientos médicos.

Sin embargo, son muchas las Comunidades que optan por contratar empresas de servicios para que realicen estos trabajos. ¿Debe velar por la seguridad laboral una Comunidad que no tenga trabajadores a cargo? La respuesta es afirmativa, básicamente debido a que la Comunidad de Propietarios es la responsable legal de todos los espacios comunes de la finca, y por lo tanto, si una persona que ofrece un servicio externo sufre un accidente, sería responsabilidad de la Comunidad de Propietarios (al no tener personalidad jurídica propia responderán los copropietarios). Por lo tanto debe ofrecer toda la información necesaria en materia de Seguridad laboral a todas aquellas personas externas que realicen algún tipo de trabajo en sus instalaciones.

Otro punto importante es el de las obras y reformas que se realicen con motivo de reparaciones, mantenimiento o mejora del inmueble. Conviene subrayar que al contratar una empresa para dichos trabajos, la Comunidad se convierte automáticamente en Promotora de esas obras, recayendo en la figura del Presidente su representación. En tal condición, tendrá las mismas obligaciones que cualquier otra empresa que contrate los servicios, y además estará sujeta a las responsabilidades que la normativa de Prevención de Riesgos Laborales establece. Designar un coordinador de seguridad y salud, antes del inicio de la obra, y a un arquitecto técnico para que elabore los documentos en materia preventiva, son requisitos necesarios para que la Comunidad cumpla con sus obligaciones como Promotora. En el caso de contratación de trabajadores autónomos para la realización de las obras, se considerará a la Comunidad como contratista, pasando así a ser Promotora-Contratista, y asumiendo las obligaciones establecidas tanto para la Promotora como para el contratista. Por eso es imprescindible que la Comunidad conozca a qué riesgos se expone el trabajador encargado de realizar la obra y qué medidas tiene para evitarlos o reducirlos. La accesibilidad en las fincas obliga a ejecutar pequeñas obras para cumplir con la ley de rehabilitación, renovación y regeneración urbana, que a pesar de estar paralizada continúa fomentando inversiones en el sector de la construcción.

La mejor solución para evitar accidentes laborales en un edificio de viviendas, es conocer las obligaciones y responsabilidades en materia de Prevención de Riesgos Laborales, publicarlas y hacerlas cumplir a todos los profesionales ocupados en las tareas, estén éstos a su cargo, sean de empresas externas o realizando cualquier tipo de obra o servicio en el edificio. Aunque lo prioritario es prevenir los accidentes y sus consecuencias, siguiendo esta normativa también se evitarán sanciones y multas que, reiteramos, finalmente todos los copropietarios deberán afrontar. Contar con un seguro multirriesgo para comunidades de propietarios que cubra entre otras materias la Responsabilidad Civil para obras menores o bien seguros específicos para tal fin, resulta imprescindible para cualquier CCPP, y conviene contemplarlo como una inversión que revierte en el beneficio de sus ocupantes.

Fuentes: empleo.gob.es, prevent.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

RESPONSABILIDAD POR DAÑOS EN ZONAS DE OCIO DE UN EDIFICIO

RESPONSABILIDAD POR DAÑOS EN ZONAS DE OCIO DE UN EDIFICIOCada vez es más habitual que las nuevas construcciones de edificios para viviendas, oficinas y parques tecnológicos cuenten con instalaciones complementarias de uso común como piscinas, pistas de tenis, de baloncesto o pádel para uso y disfrute de propietarios, inquilinos e invitados, pero un alto porcentaje de CCPP desconocen la obligatoriedad de cumplir ciertos criterios técnico-sanitarios en estas zonas diseñadas para el ocio. Un claro ejemplo es el Real Decreto 742/2013, de 27 de septiembre, donde se establecen las normas y actuaciones que se deben aplicar para la protección de la salud y la seguridad de los usuarios de piscinas comunitarias.

Toda Comunidad de Propietarios (sin personalidad jurídica, pero con obligaciones) debe saber que, incumplir estas normas legales le ocasionará graves problemas a sus miembros, si en sus instalaciones complementarias se produce algún tipo de accidente. Si esto ocurriese, lo primero que se exigiría a una Comunidades de Propietarios para que sus integrantes puedan quedar libres de cualquier responsabilidad es la de cumplir escrupulosamente con todas las normas reguladoras, tanto de la legislación Estatal como de las Comunidades Autónomas y de las Ordenanzas Municipales. Su incumplimiento, además de la sanción administrativa, influiría en la responsabilidad civil exigible a los propietarios ante cualquier accidente que produjese daños materiales, lesiones corporales o algo más grave.

Conviene señalar que la responsabilidad civil o penal recae sobre todos los miembros de la comunidad , determinándose por coeficiente la cantidad que cada propietario debe aportar para contribuir a la indemnización del afectado en caso de demostrarse alguna negligencia. El presidente y el resto de miembros de la junta de propietarios, podrían incurrir por partida doble en su calidad de propietarios y directivos si sus decisiones fuesen incorrectas.

De forma general, se puede decir que la comunidad de propietarios no tendrá que responder de forma pecuniaria en caso de accidente de algún usuario en las zonas de ocio, en supuestos de fuerza mayor. Es decir, si la comunidad cumple con toda la normativa establecida, puede que exista algún percance, pero siempre responderá la compañía de seguros en aplicación de la responsabilidad objetiva. Tampoco habrá responsabilidad por parte de la comunidad de propietarios si el percance se ha producido por culpa exclusiva de la víctima.

Aunque se cumpla la normativa estatal, comunitaria y municipal podría ser insuficiente para la exoneración de responsabilidad, y la justicia determinará en cada caso concreto si la Comunidad de Propietarios ha adoptado medidas complementarias que pueden resultar exigibles. Las Comunidades de Propietarios tienen que extremar el cuidado para mantener en adecuadas condiciones de seguridad todas sus instalaciones en zonas de tránsito y ocio para evitar el riesgo de accidentes. Como ejemplo, en una zona común en la que estaban depositados sacos de escombro, una persona anciana se rompió la cadera al caer encima; La aseguradora no se hizo cargo de los daños por “desviarse a sabiendas de la ley”. Es importante mantener el pavimento en adecuadas condiciones de conservación y mantenimiento. La Comunidad siempre debe fijar un horario determinado para el uso de estas instalaciones, indicándolo con claridad en el acceso al recinto para general conocimiento de sus usuarios, con expresa prohibición de uso fuera de tal horario.

Por todo esto, si tu Comunidad de Propietarios posee alguna de estas instalaciones comunes, exige conocer el alcance de la póliza porque resulta imprescindible que cuente con un seguro multirriesgo para comunidades de propietarios, asesorado profesionalmente, no dudes en acudir a los servicios profesionales de una Correduría de Seguros experta para que te asesore. En algunas Comunidades Autónomas es obligatorio asegurar los edificios de viviendas para riesgos de daños y responsabilidad civil.

Fuentes: boe.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA PARA COMUNIDADES DE PROPIETARIOS

CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA PARA COMUNIDADES DE PROPIETARIOS¿Sabías que si eres propietario de una vivienda o bajo comercial y tienes planeado ponerlo en venta o alquiler es obligatorio que dispongas de su certificado energético correspondiente? Así lo establece el Real Decreto 235/2013 del 25 de mayo de 2013, además de puntualizar que la calificación energética debe incluirse en toda oferta, promoción o publicidad dirigida a la venta o arrendamiento, y que el vendedor debe siempre entregar al comprador un original de ese certificado o, en caso de alquiler, el arrendador adjuntar una fotocopia de esa catalogación al contrato. Llegados a este punto te estarás preguntando qué es un certificado energético, pues se trata de un documento oficial redactado por un técnico competente (arquitecto, arquitecto técnico, ingeniero, ingeniero técnico) que incluye información objetiva sobre las características energéticas de un inmueble, y que refleja el gasto energético de la construcción como son los consumos de agua, electricidad o gas. Para conseguirlo simplemente deberás concertar una cita con un técnico certificador para que visite el inmueble. Éste realizará un croquis y tomará medidas de las estancias, revisará los materiales de la fachada, inspeccionará las instalaciones de calefacción y climatización y calculará la calificación energética, evaluándola de la A (más eficiente) a la G (menos eficiente). Para que sea totalmente válido es necesario, después, registrarlo en la comunidad autónoma correspondiente, el trámite suele rondar entre 35 y 200 euros y es habitual que el propio técnico se ocupe del trámite. Cualquier error u omisión en el mismo es reclamable al firmante o a su aseguradora en el derecho de ejercer la acción directa. Su periodo de validez será de 10 años, pasados éstos habrá que renovarlo, y las sanciones por no contar con él pueden ser de 300 a 6.000 euros.

En el caso de las Comunidades de Propietarios, aunque no están obligadas a poseer un certificado de eficiencia energética general para todo el edificio y sus viviendas, es altamente recomendable su realización, por las siguientes razones:

  • Un certificado conjunto para la comunidad tiene un ahorro estimado de entre 8 y 10 veces el coste de ser realizado independientemente por cada vecino, ya que la empresa o técnico certificador propondrán un precio inferior al que tendría que hacerse frente emitiendo certificados individuales.
  • Las tasas de registro en la comunidad autónoma también son mucho más económicas.
  • El certificado de eficiencia energética formará parte de el Informe de Evaluación del Edificio (IEE), que sustituye al antiguo ITE (Informe Técnico del Edificio). Considera que el IEE es obligatorio en fincas de más de 50 años, y para cualquier Comunidad de Propietarios que desee recibir subvenciones destinadas a rehabilitación para la mejora energética o de accesibilidad.

Es muy probable que tu edificio necesite una rehabilitación en cuestión de ahorro energético, ya que según un informe elaborado por el Ministerio de Industria, ocho de cada diez edificios en España derrochan energía y sólo en el 0,62% de los inmuebles anteriores a 1980 se han realizado reformas de acondicionamiento energético. Ejecutar este tipo de obras antes de solicitar un certificado energético conjunto para lograr así obtener una mejor calificación es una idea que tu Comunidad de Propietarios debe estudiar y dialogar. Todos sabemos que tomar decisiones individuales, como cambiar las ventanas o aislar las paredes de una vivienda, es más inmediato y sencillo que alcanzar acuerdos colectivos para llevar a cabo obras de reforma en todo un edificio. Hay que involucrar al resto de vecinos para recuperar el barrio porque “tu casa” abarca más allá de la puerta de entrada. Es por ello que la figura del Administrador de Fincas es clave en esta situación, ya que son los profesionales que viven más de cerca las circunstancias diarias de las Comunidades de Propietarios, y deben ser los canalizadores de información, soluciones y proyectos. Por eso es necesario que expliquen las ventajas de pertenecer a una Comunidad de Propietarios concienciada, colaboradora y respetuosa con el medio ambiente, ya que un edificio energéticamente eficiente es capaz de conseguir los mismos servicios empleando menos recursos y, por tanto, emitiendo menos CO2. El resultado final también revaloriza las viviendas, es una oportunidad económica.

Por último es muy importante recordar que para cualquier obra de rehabilitación o reforma es siempre necesario que tu Comunidad (promotora) disponga de un seguro todo riesgo rehabilitación que garantice el conjunto de los trabajos de reforma e instalaciones, costo de material y de mano de obra, además de los materiales que aún no hayan sido colocados y estén acopiados a pie de obra.

Fuentes: boe.es, certificadodeeficienciaenergetica.com y elaboración propia.

 

 

Etiquetas: , , ,

REHABILITACIÓN DE EDIFICIOS ORIENTADA AL AHORRO ENERGÉTICO

REHABILITACIÓN DE EDIFICIOS ORIENTADA AL AHORRO ENERGÉTICO

El desarrollo de las ciudades se produjo con una construcción de baja calidad y muy poco control sobre la misma. Probablemente, ahora tu edificio necesite una rehabilitación en cuestión de ahorro energético. El 72% del total de los edificios existentes en España se construyeron entre los años 1960 – 1980, y su gasto en energía supone más del 15% del total nacional, tan sólo por detrás del transporte y la industria. Apostar por la inversión en la rehabilitación de un edificio en busca de la eficiencia energética es una de las mejores decisiones que tu Comunidad de Propietarios puede realizar, ya que se verá reflejado en un gran ahorro de capital, además de repercutir en otras cuestiones como la revalorización de la vivienda o la mejora de la seguridad en el inmueble. Pero para optimizar el consumo de energía en nuestra comunidad, el primer paso es encargar a un especialista una auditoría energética, que consiste en la realización de un estudio completo del edificio y de sus instalaciones para poder conocer objetivamente la energía consumida y saber qué podemos hacer para lograr un óptimo ahorro energético. A partir de ahí podremos trabajar en algunos puntos de mejora. ¿Quieres saber cuáles son los más importantes? Te damos algunas pistas:

  • Una caldera central genera calefacción y agua caliente de una manera eficiente, pero es la instalación que mayor gasto energético conlleva a tu comunidad (40% la calefacción y 20% el agua caliente). Renovar una antigua caldera de gasóleo o carbón por una de condensación, de baja temperatura con gas natural o de biomasa supondrá un ahorro de energía de un cuarenta por ciento. Este equipamiento supone una importante inversión, sus averías internas y externas se pueden asegurar mediante la garantía de avería de maquinaria.
  • Sectorizar la iluminación en las zonas comunes como el portal, los rellanos y el garaje, instalar temporizadores y la sustitución de lámparas convencionales por iluminación LED puede lograr ahorros de hasta el 80% del consumo. No hay que descartar el uso de células fotoeléctricas en las zonas exteriores, si nuestra comunidad cuenta con ellas. Estas lámparas suelen tener un coste elevado, comprueba si el seguro común incluye el robo y hurto de las mismas.
  • Gran parte del calor que produce la calefacción se suele escapar por la fachada, así que rehabilitarla, añadiéndole aislamiento con planchas o paneles por el exterior, puede suponer un ahorro del 50% en el gasto energético de tu edificio. Otro sistema idóneo es crear una cámara de aire, que actúe como acumulador de calor, evitando así fugas de calor al exterior. Estas mejoras incrementan el valor del edificio y debemos dar conocimiento a la compañía aseguradora del edificio de los cambios para evitar el infraseguro.
  • ¿Sabías que los ascensores pueden contar con mecanismos de maniobra selectiva para activar la llamada más cercana? De esta manera evitarían realizar viajes sin pasajeros. Además, implantándole un detector de presencia se reduce el consumo energético.
  • La colocación de placas fotovoltaicas o termo-solares en la azotea del edificio puede cubrir la demanda de entre el 50% y el 70% del agua caliente del edificio. Además, la energía sobrante puede ser destinada a la iluminación, lo que conllevará un ahorro extra. Estos elementos comunes hay que declararlos en el seguro del edificio y conviene darles cobertura para daños por fenómenos atmosféricos.

Llegados a este punto aprovechamos para recordar que el pasado mes de Diciembre, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) , a través del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital (MINECO), publicó las bases reguladoras de la segunda convocatoria del programa de ayudas para actuaciones de rehabilitación energética de edificios existentes, el conocido como Programa PAREER II. Sus beneficiarios, entre otros, pueden ser empresas explotadoras, arrendatarias o concesionarias de edificios y las empresas de servicios energéticos, además de los propietarios de los edificios existentes siempre y cuando tengan personalidad jurídica de naturaleza privada o pública. Como ves, probablemente es el momento para que tu Comunidad de Propietarios dé el paso y se apunte cuanto antes a la eficiencia energética, ahorrando así en gastos y colaborando con la conservación del medio ambiente. Eso si, siempre debe contar con un seguro todo riesgo rehabilitación que garantice el conjunto de los trabajos de reforma e instalación.

 

Fuentes: idae.es, certicalia.com y elaboración propia.

 

 

Etiquetas: , , ,