RSS

Archivos Mensuales: diciembre 2016

Siniestros en bajantes comunitarios

blog_3260_0.jpg

El agua y las redes de suministro y evacuación causan la mayor parte de los siniestros en los edificios. Las bajantes, son tuberías que dan confort a la vida en comunidad, es difícil imaginar que cualquier vecino tuviese que salir de su vivienda para darse una ducha o deshacerse de la materia orgánica, están consideradas como elemento común, por lo tanto la Comunidad de propietarios es la responsable de su mantenimiento y de los daños que puedan ocasionar tanto a los co-propietarios como a terceros por daños personales o materiales.

¿Es de interés que estén cubiertos estos siniestros por el seguro de la comunidad? Entre las diferentes coberturas que tiene el seguro de la comunidad se encuentra la cobertura de daños causados por agua, que cubre tanto los daños causados por las conducciones de agua potable como de agua residual, siendo recomendable que cubran las conducciones comunitarias, puesto que las privativas deberían estar cubiertas por los seguros del hogar individuales.

La mayoría de pólizas de seguro de comunidades multirriesgo incluyen además una limpieza anual de los bajantes de la comunidad, de cara a evitar posibles emboces y los daños que estos pueden ocasionar. Según la Memoria Social del Seguro del año 2015 los siniestros que causa el agua le suponen a las compañías de seguros la mayor frecuencia de pagos. Esta cobertura, parece por tanto, de especial importancia para el equilibrio del presupuesto de las comunidades de propietarios. También es importante asegurarse que incluya las garantías para la localización y la reparación de averías, así como la Responsabilidad Civil de daños por agua a terceros.

Así, si se produce una avería podremos hacer uso del servicio de reparaciones, que suele responder en plazos muy cortos de tiempo y estaremos y estaremos a salvo de otros problemas de convivencia.

En caso contrario, si decidiéramos resolver una avería a través de alguna empresa por nuestra cuenta, aunque el seguro cubriera el coste, deberemos exigirle una copia de la póliza de responsabilidad civil que debe tener contratada dicha empresa, ya que si se produjera un fallo en la reparación de la avería el seguro de la comunidad, en principio, no lo cubriría.

Como vemos lo más aconsejable ante la avería de un bajante comunitario es hacer uso del servicio de reparaciones de nuestra compañía aseguradora.

Fuente: elaboración propia

Anuncios
 

Un vecino músico en la Comunidad

7913748.jpg

Un vecino músico tiene muchas papeletas para convertirse en un vecino conflictivo en su comunidad, y es que, siendo sinceros, oír la misma interpretación (ya sea de canto o musical) una y otra vez mientras se ensaya, sobre todo si es a deshoras, puede resultar molesto para sus vecinos.

Para evitar este tipo de conflictos, el horario en el que se puede hacer ruido está legislado por cada ayuntamiento, y por norma general de 8/9 de la mañana a 10/11 de la noche está permitido hasta 35 dB, aunque hay ciudades que tienen protegida la hora de la siesta. Pero aun respetando el horario y decibelios permitidos pueden surgir conflictos que se agravan en el caso de tratarse de una vivienda de alquiler, donde las quejas irán dirigidas al propietario de la vivienda.

Por eso es aconsejable llevar a cabo las siguientes recomendaciones en el caso de que hayamos alquilado una vivienda y seamos el nuevo vecino músico:

  • Por supuesto, respetar el horario permitido por el ayuntamiento de nuestra ciudad para nuestros ensayos, y evitar tocar a la hora de la comida y la siesta aunque esté permitido. Consultar los Estatutos, la normativa municipal en su web y dirigirse al Administrador de Fincas.
  • Cerrar puertas y ventanas y tocar en la habitación más alejada del colindante para que llegue el menor sonido posible.
  • Evitar enfrentamientos con los vecinos siendo respetuosos e intentando llegar a un acuerdo. Preguntar por alguna situación personal como el trabajar en turno de noche y descansar de día, intentar llegar a un acuerdo sobre las horas en las que descansa para evitar ensayar en ese horario.
  • Si no es posible cumplir ese horario y necesitamos unas horas determinadas de ensayo, ya que es nuestra profesión, siempre existe la posibilidad de insonorizar nuestra vivienda, para lo que tendríamos que solicitar autorización al dueño de la vivienda en caso de alquiler.

Por otro lado, además de asegurar el descanso de los vecinos es importante también asegurar nuestros instrumentos, por eso queremos aprovechar para recordar que en el caso de encontrarnos de alquiler si queremos asegurar nuestros bienes es necesario contratar un seguro que incluya los instrumentos musicales, detallarlos expresamente si el valor unitario de los mismos los califica de objetos especiales, ya que el seguro del propietario no los cubriría.

Lo aconsejable en este caso sería un seguro a “primer riesgo” en valor de continente , porque la vivienda no es de nuestra propiedad y un valor de contenido coincidente con el valor real o a nuevo, en todo caso, cobertura de Responsabilidad Civil por los daños que pudieras causar a terceros, algunos instrumentos son voluminosos y pesados.

Aunque todavía son poco conocidos los seguros de instrumentos musicales, ya resulta factible comprar la tranquilidad de tenerlos asegurados ante un robo, daños por caída u otras causas desde 90 euros anuales aproximadamente. Si le quieres… protégelo.

Fuente: unespa.es y elaboración propia.

 

Pérdida del alquiler, ¿cómo asegurar el cobro?

alquiler--647x231.JPGAlquilar una vivienda o local, es una fuente de ingresos también para algunas Comunidades de Propietarios que obtienen rentas presupuestadas, destinadas a cubrir los gastos de mantenimiento del inmueble. Sin embargo son múltiples los motivos por los que un arrendatario puede incumplir su obligación de pagar las mensualidades de renta de alquiler. Si la situación persiste, debe iniciarse un procedimiento judicial conocido como procedimiento de desahucio con el que se obtendrá una resolución judicial que ordenará el desalojo del arrendatario de la vivienda o local, y en su caso, el pago de la cantidad debida hasta la recuperación de la posesión.

Pero ante el impago del alquiler, y con independencia de la acción judicial de desahucio mencionada anteriormente, existen una serie de garantías con el fin de que el propietario logre el cobro de lo adeudado por el arrendatario:

  • Fianza: aunque su fin es asegurar la indemnización por los desperfectos que se puedan producir, también se utiliza para hacer frente al posible impago de rentas.
  • Aval bancario: esta opción no está al alcance de muchos inquilinos.
  • Seguro de alquiler: al contratarlo el propietario se asegura de antemano de cobrar la renta, tener cubiertos los daños vandálicos (hasta el límite estipulado en la póliza) y de que recibirá asistencia jurídica para el desahucio en el caso de necesitarla.

Pero, ¿cuantas mensualidades cubriría la póliza? Todas las rentas impagadas a partir del segundo mes (ya que el primer mes se supliría con la fianza) hasta el momento de la recuperación del inmueble. El límite será el número de mensualidades contratadas en la póliza , actualmente se puede optar por 6, 9. 12 o 24 meses

La póliza puede confeccionarse como un auténtico “llave en mano” si se añaden otras garantías opcionales como la sustitución de la llave y el bombín tras el lanzamiento; la cobertura de impago de luz, agua y teléfono; la limpieza del piso tras la salida del inquilino; la posibilidad de comparar el estado del inmueble antes y después para valorar el retorno de la fianza; el certificado energético; y asistencia urgente de fontanería, electricista y cerrajería.

Con la contratación de un seguro de alquiler estaremos más tranquilos como propietarios, sabiendo que en el peor de los casos, si tuviéramos que iniciar un procedimiento de desalojo, la aseguradora defendería o reclamaría los derechos del arrendador en vía judicial en todos los conflictos directamente relacionados con el alquiler, dando cobertura a:

  • El juicio de desahucio por falta de pago de rentas.
  • Los honorarios y gastos de abogado.
  • Los derechos del procurador.
  • Los gastos de otorgamiento de poderes para pleitos, así como las actas, requerimientos y demás actos necesarios para la defensa de los intereses del asegurado.
  • Deterioros inmobiliarios y/o el robo del continente del inmueble causados por el inquilino como consecuencia de actos de vandalismo y que se constaten tras su desalojo forzoso o salida voluntaria del inmueble.
  • Aunque éste tipo de seguros resultan económicos, alrededor del 4 % del importe anual de la renta de alquiler, existen ventajas añadidas como la deducción fiscal en el IRPF según la Comunidad Autónoma, del “importe de las primas de contratos de seguro sobre los bienes o derechos productores de los rendimientos”.

Fuente:  cafur.es y elaboración propia