RSS

Archivos Mensuales: julio 2017

IRNOS DE VACACIONES CON TODO BIEN ATADO

consejos vacacionesPor fin llegaron las ansiadas vacaciones: maletas, billetes de avión, casa cerrada…un momento, ¿está bien cerrada? ¿cortamos el agua? ¿Le dejamos las llaves a la vecina?

Todas estas preguntas debemos hacernos si nos vamos de vacaciones. Especialmente hay una serie de tareas a las que debemos prestar especial atención ya no sólo por proteger nuestro hogar y pertenencias, sino también para que nuestra ausencia no ocasione ningún perjuicio a la comunidad:

  • Comprobar que los suministros del hogar están perfectamente cortados, evitemos una fuga de agua o de gas dejando bien cerrados grifos y llaves de paso, ya que esto también puede afectar a otros vecinos. Daños propios y a terceros.
  • Contar con un sistema de detección de incendios de modo que si hubiera algún incendio, se avisa rápidamente a la central, antes de que se extienda al resto del edificio, si carece de conexión remota, su pitido lo podrán oir los vecinos.
  • Asegurar bien los toldos, persianas o macetas o cualquier objeto que tengamos en la terraza para que en el caso de que hubiera una tormenta de verano, no se produzca ningún accidente con esos objetos. Los seguros cubren los daños cuando superan los límites que establece la póliza y suele oscilar entre los 75-90 km por hora para el caso de viento.
  • Dejar el vehículo correctamente estacionado en su plaza sin ocupar territorio común ni de los vecinos. Lo encontrarás sin el “recado” de otro usuario.
  • Comprobar que todas las ventanas y puertas que dan al exterior y al interior están correctamente cerradas y bien aseguradas en contra de los posibles amigos de lo ajeno. Además si el agua entra por huecos sin cerrar es una causa de exclusión de las aseguradoras.
  • Recoger los tendederos extensibles porque también pueden ser una forma de acceso para los ladrones.
  • Dejar unas llaves a una persona de confianza para que pueda acceder en caso de que exista una avería que sólo se pueda arreglar entrando a su domicilio. Se evita así que la compañía de seguros aplique exclusión por falta de diligencia en la reparación.

Por supuesto, sin duda es básico tener contratado un seguro de hogar multirriesgo, aunque la realidad es que no todos los vecinos lo tienen con todas las coberturas debidas, o no toman todas las precauciones que hablábamos, así que también la comunidad debe estar protegida con su correspondiente seguro multirriesgo.  Lo más recomendable como siempre es contar con la asesoría de una correduría de seguros que revise que tenemos todas las coberturas necesarias. ¡Y a disfrutar tranquilo de las vacaciones!

Fuente: Estamos seguros y elaboración propia

Anuncios
 

Etiquetas: , , ,

PASOS PARA EJECUTAR OBRAS DE REHABILITACION EN UN EDIFICIO

Lógicamente, el primer paso para realizar obras de rehabilitación en el edificio es tomar la decisión en la comunidad de propietarios y consensuar el alcance de las obras; posteriormente hay una serie de trámites y procesos necesarios para garantizar un desarrollo adecuado, de lo que nos vamos a ocupar en este artículo.

Es necesario saber que la rehabilitación afecta a estructuras, la reforma al confort y la reparación al mantenimiento, y cada una de ellas es susceptible de responsabilidades distintas.

El procedimiento comienza con el diagnóstico del estado del inmueble, llevado a cabo por un técnico competente e independiente, contratado por la Comunidad, y finaliza con la ejecución de las obras.

Antes que nada, es importante tener en cuenta una serie de consideraciones y necesidades para limitar los problemas que pueden derivarse de estas actuaciones como malas prácticas constructivas, demoras y dudas en la ejecución de las obras, sanciones por incumplimiento del deber de conservación, desviaciones presupuestarias, licencias y permisos, etc.

  1. Funciones que solo puede asumir un técnico con la titulación profesional, como reconocer el estado del inmueble, establecer un diagnóstico y proponer las actuaciones de rehabilitación necesarias. Dichas titulaciones habilitadas son según la Ley de Ordenación de la Edificación las de arquitecto y arquitecto técnico.
    1. Redacción del proyecto. Es obligatorio redactarlo para todas las obras menos para las que no actúen sobre elementos estructurales, no alteren la configuración de la fachada y no afecten a edificios catalogados y las obras derivadas de una orden de ejecución. Es redactado por el arquitecto técnico.
    2. Proyecto de obras: es el conjunto de documentos definitorio del alcance de las obras y la justificación técnica de las soluciones, según las especificaciones requeridas por la normativa. El proyecto puede tener un desarrollo por fases: anteproyecto, proyecto básico y proyecto de ejecución. El básico es suficiente para la tramitación de la licencia, pero no para el inicio de las obras. Para el comienzo de las mismas es necesario tener redactado y visado por el Colegio Oficial el proyecto de ejecución que también sirve para tramitar la licencia.

Para la tramitación de la licencia es requisito la inclusión en el proyecto del estudio de seguridad y salud.

  1. Dirección de las obras. Es obligatoria para la ejecución de las actuaciones requeridas por el proyecto. Ejecutada por el director de la ejecución de la obra, que asume la función de dirigir la ejecución material y controlar cualitativa y cuantitativamente la construcción y calidad de la edificación.
  1. Licencia Urbanística. Está regulada en la Ordenanza de Tramitación de Licencias Urbanísticas. Cualquier obra está sujeta a la misma, menos las obras objeto de una Orden de Ejecución, o las obras consistentes en la sustitución de acabados interiores de una sola vivienda o local. Cuando se solicite la licencia, se ha de abonar la Tasa por Prestación de Servicios Urbanísticos, fijada de acuerdo al tipo de obras y a la superficie afectada por las mismas. Una vez concedida la licencia, se abonará la cuota de liquidación del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras, resultante de aplicar un porcentaje al coste real de las obras, excluido el IVA y cualquier otro concepto que no integre el coste de la ejecución material.
  1. Contratación de la empresa constructora. El constructor ejecuta con medios humanos y materiales las obras de conformidad con el proyecto y con el contrato suscrito. El constructor tiene las siguientes obligaciones:
    1. Ejecutar la obra con sujeción al proyecto, a la legislación y a las instrucciones del director de obra y del director de ejecución de obra.
    2. Designar al jefe de obra que asuma representación técnica del constructor en la obra.
    3. Asignar a la obra los medios humanos y materiales necesarios.
    4. Firmar el acta de replanteo o de comienzo y el acta de recepción de la obra.
    5. Suscribir las garantías necesarias.

Una vez redactado el proyecto de ejecución, la comunidad debe solicitar ofertas a diferentes empresas constructoras a efectos de seleccionar la más adecuada según sus intereses.

  1. Ejecución de las obras.
    1. Solo pueden ejecutarse bajo dirección facultativa, una vez obtenida la licencia.
    2. Control y ejecución. Se deben ejecutar con sujeción al proyecto y a sus modificaciones, bajo órdenes e instrucciones de la dirección facultativa. Si existieran modificaciones del proyecto original durante la ejecución deben ser autorizadas siempre por la propiedad y si es necesario tramitando la modificación de la licencia inicial.
    3. Fin de las obras. Se reflejará en un acta de recepción, firmada por la propiedad y el constructor donde constará: fecha del Certificado Final de Obra, coste final de la ejecución material de la misma, declaración de la recepción de la obra con o sin reservas. Al acta de recepción se adjuntará el Certificado Final de Obra suscrito por la dirección facultativa.
  1. Responsabilidades y Garantías de los Agentes. La Ley de Ordenación de la Edificación establece las responsabilidades y garantías así como los plazos de prescripción de las acciones, que afectan a los agentes intervinientes en el proceso. Las personas físicas o jurídicas sin perjuicio de sus responsabilidades contractuales, que intervienen en el proceso de edificación, responderán frente a los propietarios de los siguientes daños materiales ocasionados:
    1. Durante 10 años, de daños materiales causados en el edificio por vicios o defectos que sean o afecten a los elementos estructurales.
    2. Durante 3 años, de los daños materiales causados por vicios o defectos en elementos constructivos o instalaciones que incumplan las condiciones de habitabilidad.
    3. Durante 1 año, daños causados por vicios o defectos de ejecución que afecten a elementos de terminación o acabado de las obras.

Una vez estudiado detenidamente todo el proceso, se considera a la Comunidad de Propietarios del edificio a rehabilitar como promotor o contratista principal, por lo que debe poseer un seguro a todo riesgo de rehabilitación para estar cubierto de todos los daños que se puedan derivar y de las responsabilidades que conlleva.

Fuente: Madrid.es y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,

CÓDIGO DEONTOLOGICO DE LOS ADMINISTRADORES DE FINCAS

código deontológicoReiteradamente destacamos la importante labor que los Administradores de Fincas realizan en las comunidades de propietarios, cumpliendo sus funciones con todas las garantías posibles, sin omitir que algunas actuaciones son merecedoras de la justa crítica social por la presión que reciben de las empresas. Conscientes de la necesidad de mostrar sus mejores herramientas ahora disponen de su propio código deontológico. Siempre oímos hablar del código deontológico de las diferentes profesiones pero, ¿qué es exactamente?

Un código deontológico es un documento que recoge un conjunto amplio de criterios con normas y valores que asumen quienes desempeñan una actividad profesional.

Este código consta de una exposición de motivos, tres capítulos, catorce artículos y una disposición adicional que establece la ética del comportamiento del administrador de fincas. Existen unos principios generales y luego unas reglas a tener en cuenta según los clientes y respecto al resto de colegiados. A continuación destacamos los siguientes:

Principios generales:

  1. En el desarrollo de su actividad profesional el administrador de fincas está obligado a actuar aplicando la técnica profesional y relativa según cada caso por supuesto atendiendo a su formación mediante el estudio y conocimiento de las materias, doctrinas y experiencias para el correcto desarrollo profesional.
  2. Debe respetar el principio de la ética profesional, siendo sus actuaciones basadas en la rectitud, integridad y honestidad con una conducta ordenada que no disminuyan el honor y la dignidad de los profesionales.

Respecto a los clientes:

  1. La relación de los administradores de fincas con sus clientes debe basarse en las bases de confianza y de buena fe, pudiendo regularse esta relación por un contrato de prestación de servicios.
  2. El administrador de fincas debe guardar secreto de las informaciones que reciba en el ejercicio de su profesión. Ha de dar cuenta de los bienes encomendados profesionalmente y ha de practicar las liquidaciones y abonar los saldos puntualmente en los periodos establecidos.
  3. Abstenerse de recibir comisiones, descuentos o beneficios por los gastos comprometidos derivados de la cuenta de un mandante, sin haber obtenido antes el consentimiento de éste.
  4. Las modalidades de elección de proveedores y la facturación de sus productos o servicios serán completamente transparentes. En este sentido, velará también para que el ejercicio de las actividades anexas o conexas se ejecuten con total transparencia evitando que se genere cualquier conflicto de intereses.
  5. Seguros de responsabilidad civil profesional y de caución. Sin perjuicio de la regulación legal vigente en cada momento, los Administradores de Fincas colegiados deberán disponer de unos seguros que garanticen:

A ) La responsabilidad en la que pueda incurrir, en general, por el error, mala praxis o incumplimiento de sus deberes en el ejercicio de su profesión y de cuya conducta deriven perjuicios patrimoniales a su cliente.

B ) la responsabilidad en la que pueda incurrir con respecto a los fondos, bienes y derechos que les hayan sido depositados o confiados en el ejercicio de su actividad profesional.

Respecto a su relación con los colegiados:

  1. Las relaciones de cualquier clase entre los administradores de fincas deben realizarse bajo las bases de respeto y cortesía, prestándose las máximas facilidades para cumplir las obligaciones profesionales. Tienen obligación de prestarse mutua información sin afectar al secreto profesional, así como ayuda y colaboración.
  2. Con el fin del fomento del empleo profesional, el administrador de Fincas deberá comunicar al colegio de Fincas donde cesen sus servicios, salvo que entre a desempeñar su puesto otro administrador colegiado.
  3. Los administradores deberán colaborar y prestar ayuda a su Colegio, a cumplir los acuerdos dictados de su competencia y a contribuir económicamente a su sostenimiento.
  4. Para el Administrador de Fincas debe ser un honor aceptar los cargos que le designen, realizar los cometidos que le encarguen y tomar parte activa en la vida colegial.

La firme apuesta de los Colegios Profesionales por dar un servicio de calidad a los ciudadanos se plasma en la aplicación práctica de éste Código.

Fuentes: CGCAFE y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,