RSS

Archivo de la etiqueta: administrador de fincas

EL ESTRÉS DEL ADMINISTRADOR DE FINCAS

EL ESTRES DEL ADMINISTRADOR DE FINCASEl trabajo del Administrador de Fincas conlleva enfrentarse a una excesiva burocracia, estar al día de la legislación estatal, autonómica y local, llevar a cabo un gran número de gestiones ante las Comunidades de Propietarios que sus vecinos delegan en él, sumadas a las que se presentan de forma inesperada o accidental . Su día a día es una aglomeración de juntas ordinarias, extraordinarias e informativas, reuniones con proveedores, contactos con servicios, tramitación de incidencias y siniestros y un largo etcétera de tareas que precisan de un altísimo nivel organizativo y de un esfuerzo físico y mental considerable. El Administrador de Fincas conoce que la valía real de su profesión es gestionar y administrar sus Comunidades de Propietarios de manera eficaz, sin ocasionar ningún inconveniente o molestia a las mismas, y que para ello tendrá que hacer largas jornadas laborales, estar disponible por si sucede cualquier eventualidad o imprevisto que requiera de su presencia y obtener un beneficio acorde a su dedicación. Toda esta carga de trabajo puede provocar que el Administrador de Fincas se vea afectado por uno de los males más comunes de nuestro tiempo: el estrés laboral.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), recientemente se ha referido a este tipo de estrés como “la enfermedad del siglo”, debido a que es el primer riesgo psicosocial al que se enfrentan los trabajadores y la segunda causa de baja laboral en los países europeos. Factores como un elevado nivel de responsabilidad que pone a prueba la capacidad del individuo, sumado a relaciones laborales negativas pueden propiciar la aparición de síntomas fisiológicos, cognitivos, conductuales o emocionales que provocan una gran frustración en el trabajador, que finalmente se ve superado por esta situación. Además, el estrés en el trabajo está asociado con una reducción de la productividad y un descenso de la calidad de vida, tanto de aquellos que lo sufren como de su entorno más próximo. El Administrador de Fincas, en general, desempeña su profesión como autónomo o empresario, en ambos supuestos la cobertura que le proporciona el Sistema Público de Salud es insuficiente para afrontar tal situación.

Debemos tener en cuenta que el estrés es una respuesta fisiológica natural del ser humano, es decir, actúa como un mecanismo de defensa que prepara nuestro organismo para afrontar situaciones que presentan un nivel de exigencia superior o que se perciben como una amenaza. El problema se da cuando esta respuesta natural del organismo se activa en exceso o de modo prolongado, lo que puede dar lugar a problemas de salud en el corto, medio o largo plazo, por lo que es conveniente diagnosticarlo lo antes posible para lograr combatirlo. Tensión en las juntas, personal laboral sin alta cualificación y tonos de voz disonantes.

Profesiones como la de Administrador de Fincas, que suelen soportar sobrecarga laboral o estar expuestas a sufrir una exposición continua a reclamaciones o quejas de clientes, deben ser especialmente sensibles en la prevención y el cuidado del estrés laboral, ya que de no ser tratado a tiempo puede traer graves complicaciones. Un claro ejemplo es el Síndrome de Burnout o síndrome del trabajador quemado, que se caracteriza por una situación de estrés permanente y acumulativo y malestar físico, que puede acabar ocasionando al profesional una falta de motivación debido a una dinámica mental negativa que hace percibir cada nueva jornada laboral como un reto inasumible.

La clave para un tratamiento eficaz del estrés laboral es, en primer lugar, su temprana identificación, ya que cuanto antes se trabaje en el problema, antes será capaz de mantenerlo bajo control y solucionarlo. Varios estudios apuntan que la combinación de técnicas de relajación con determinados estiramientos y ejercicios antiestrés, así como conocer y utilizar estrategias asertivas son una excelente manera de reducir significativamente los síntomas del estrés. Pero para lograr una adecuada solución del problema, es necesario que el profesional busque organizar su labor de manera que ésta no se convierta en una carga imposible de soportar. Ayudas, como por ejemplo el uso de las nuevas tecnologías o la externalización de servicios son herramientas que el Administrador o Administradora (su incorporación es creciente, con el peso familiar en algunos casos) puede utilizar para lograr reducir la sobrecarga de tareas. Contar, por ejemplo, con una Correduría de confianza que se ocupe de analizar los riesgos y seleccionar los mejores Seguros para sus Comunidades de Propietarios y de los trámites necesarios, descargándole así de trabajo, preocupaciones, al reducir los tiempos y costes de gestión, es una opción muy aconsejable para todo Administrador de Fincas, sin olvidar que puede representar un aprovechamiento económico de su fondo de comercio.

El estrés laboral no tratado puede convertirse en una alteración que influya de forma negativa en la salud hasta el punto que se necesite una baja laboral para poder recuperarse. Para garantizar el equilibrio económico ante una situación de incapacidad temporal existen Seguros especializados en Administradores de Fincas, que aseguran el cobro de un salario durante el tiempo que el profesional se encuentre afectado por una alteración en su estado de salud a consecuencia de una enfermedad o accidente.

La Correduría de Seguros José Silva, experta en seguros para comunidades de propietarios y especialista en ofrecer las mejores coberturas y precios del mercado, está a vuestra disposición para informar mediante la implantación de un Plan de Trabajo flexible, orientado a la colaboración mercantil para una mejora del rendimiento profesional.

Fuentes: estreslaboral.info y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

RESPONSABILIDAD DEL ADMINISTRADOR DE FINCAS ANTE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

RESPONSABILIDAD DEL ADMINISTRADOR DE FINCAS ANTE LA ADMINISTRACIÓN PÚLIBCAA pesar de haber transcurrido más de un año de la entrada en vigor de la Ley del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, muchas Comunidades de Propietarios desconocen que están obligadas a poseer un Certificado Digital para relacionarse con las Administraciones Públicas. Un claro ejemplo son las presentaciones de documentos y solicitudes dirigidos a la Agencia Tributaria, que deben realizarse única y obligatoriamente a través del registro electrónico, estableciéndose una sanción de 250 euros por incumplir dicha norma.

El Presidente, en su calidad de representante legal de la Comunidad de Propietarios, tiene la posibilidad de solicitar el Certificado Digital, pero para ello, previamente debe poseer otro certificado: el deRepresentante de Entidad Sin Personalidad Jurídica , concedido por laFábrica Nacional de Moneda y Timbre. Teniendo en cuenta que por cada cambio de presidente se deberá repetir dichos trámites, resulta aconsejable que sea el Administrador de Fincas quien se encargue de esta labor. Para ello, la Comunidad de Propietarios ha de acordar el nombramiento del Administrador como su representante legal ante la Administración Pública, en calidad de Persona Delegada del Presidente, otorgándole así los privilegios necesarios para que obtenga el Certificado Digital de la Comunidad. De esta forma el Administrador se hace responsable de la recepción en su buzón electrónico de las posibles notificaciones de la Comunidad de Propietarios, así como de la presentación de documentos y solicitudes mediante el Certificado Digital de la Comunidad, garantizando así el correcto cumplimiento de los plazos. Nacen pues, nuevas responsabilidades para el Administrador de Fincas que deben ser objeto de cobertura mediante el correspondiente seguro de responsabilidad civil profesional, asunto que los Colegios de Administradores de Fincas de Aragón, Madrid, Guadalajara , Segovia , Avila , Valladolid, Palencia, Salamanca, Zamora , León, Burgos, Soria, Toledo, Ciudad Real, Albacete, Cuenca, Navarra, Las Palmas y Tenerife han resuelto con la incorporación a su seguro colectivo.

La falta de nombramiento de la Persona Delegada del Presidente, hará recaer sobre el Presidente todas las responsabilidades de cualquier pérdida patrimonial en la Comunidad de Propietarios por no recibir o responder a los requerimiento de las Administraciones Públicas.

Con el fin agilizar la relación entre Administradores de Fincas con las administraciones públicas, la empresa de centralización de certificados y firma electrónica Ivnosys ha desarrollado a medidauna herramienta de uso exclusivo para los miembros del Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España (CGCAFE). CAFirma es una plataforma automatizada de notificaciones que permite a los administradores colegiados solicitar de forma telemática certificados de representación para cada uno de sus clientes, evitando así desplazamientos e incomodidades. Una vez se obtengan dichos certificados, quedarán centralizados en la aplicación, facilitando la gestión de notificaciones electrónicas de cada Comunidad de Propietarios y con la posibilidad de recibir automáticamente alertas de notificaciones. Además CAFirma está en contacto con doce buzones de Administraciones Públicas y tiene la posibilidad de incorporar avisos de instituciones municipales.

Es un hecho que las nuevas tecnologías están modificando gran parte de las tareas que realizan los Administradores de Fincas, a los que hoy en día se les exige estar vinculados a la informática, al móvil, a la red y a la nube. Es por ello que la continua modernización del sector será un tema estrella en el XXI Congreso Nacional de Administradores de Fincas, que conmemorará los cincuenta años del CGCAFE con diversos actos y conferencias, donde se tratarán temas de crucial importancia para una profesión que se dedica a facilitar la convivencia en las CCPP.

Por último, os recordamos que el CNAF 2018 se celebra en Madrid del 7 al 9 de junio en el Hotel y Centro de Conferencias Madrid Marriott Auditorium y contará con la participación y colaboración de la Correduría José Silva, experta en seguros de comunidades de propietarios.

Fuentes: cafirma.com y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , ,

CÓDIGO DEONTOLOGICO DE LOS ADMINISTRADORES DE FINCAS

código deontológicoReiteradamente destacamos la importante labor que los Administradores de Fincas realizan en las comunidades de propietarios, cumpliendo sus funciones con todas las garantías posibles, sin omitir que algunas actuaciones son merecedoras de la justa crítica social por la presión que reciben de las empresas. Conscientes de la necesidad de mostrar sus mejores herramientas ahora disponen de su propio código deontológico. Siempre oímos hablar del código deontológico de las diferentes profesiones pero, ¿qué es exactamente?

Un código deontológico es un documento que recoge un conjunto amplio de criterios con normas y valores que asumen quienes desempeñan una actividad profesional.

Este código consta de una exposición de motivos, tres capítulos, catorce artículos y una disposición adicional que establece la ética del comportamiento del administrador de fincas. Existen unos principios generales y luego unas reglas a tener en cuenta según los clientes y respecto al resto de colegiados. A continuación destacamos los siguientes:

Principios generales:

  1. En el desarrollo de su actividad profesional el administrador de fincas está obligado a actuar aplicando la técnica profesional y relativa según cada caso por supuesto atendiendo a su formación mediante el estudio y conocimiento de las materias, doctrinas y experiencias para el correcto desarrollo profesional.
  2. Debe respetar el principio de la ética profesional, siendo sus actuaciones basadas en la rectitud, integridad y honestidad con una conducta ordenada que no disminuyan el honor y la dignidad de los profesionales.

Respecto a los clientes:

  1. La relación de los administradores de fincas con sus clientes debe basarse en las bases de confianza y de buena fe, pudiendo regularse esta relación por un contrato de prestación de servicios.
  2. El administrador de fincas debe guardar secreto de las informaciones que reciba en el ejercicio de su profesión. Ha de dar cuenta de los bienes encomendados profesionalmente y ha de practicar las liquidaciones y abonar los saldos puntualmente en los periodos establecidos.
  3. Abstenerse de recibir comisiones, descuentos o beneficios por los gastos comprometidos derivados de la cuenta de un mandante, sin haber obtenido antes el consentimiento de éste.
  4. Las modalidades de elección de proveedores y la facturación de sus productos o servicios serán completamente transparentes. En este sentido, velará también para que el ejercicio de las actividades anexas o conexas se ejecuten con total transparencia evitando que se genere cualquier conflicto de intereses.
  5. Seguros de responsabilidad civil profesional y de caución. Sin perjuicio de la regulación legal vigente en cada momento, los Administradores de Fincas colegiados deberán disponer de unos seguros que garanticen:

A ) La responsabilidad en la que pueda incurrir, en general, por el error, mala praxis o incumplimiento de sus deberes en el ejercicio de su profesión y de cuya conducta deriven perjuicios patrimoniales a su cliente.

B ) la responsabilidad en la que pueda incurrir con respecto a los fondos, bienes y derechos que les hayan sido depositados o confiados en el ejercicio de su actividad profesional.

Respecto a su relación con los colegiados:

  1. Las relaciones de cualquier clase entre los administradores de fincas deben realizarse bajo las bases de respeto y cortesía, prestándose las máximas facilidades para cumplir las obligaciones profesionales. Tienen obligación de prestarse mutua información sin afectar al secreto profesional, así como ayuda y colaboración.
  2. Con el fin del fomento del empleo profesional, el administrador de Fincas deberá comunicar al colegio de Fincas donde cesen sus servicios, salvo que entre a desempeñar su puesto otro administrador colegiado.
  3. Los administradores deberán colaborar y prestar ayuda a su Colegio, a cumplir los acuerdos dictados de su competencia y a contribuir económicamente a su sostenimiento.
  4. Para el Administrador de Fincas debe ser un honor aceptar los cargos que le designen, realizar los cometidos que le encarguen y tomar parte activa en la vida colegial.

La firme apuesta de los Colegios Profesionales por dar un servicio de calidad a los ciudadanos se plasma en la aplicación práctica de éste Código.

Fuentes: CGCAFE y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,

Problemas más frecuentes en una comunidad de propietarios (I): El mantenimiento

En un edificio se deben realizar distintas inspecciones y sustituciones de forma regular dentro de un programa de mantenimiento, además de la normativa vigente que obliga a ello, cada estación del año incide de forma distinta en las instalaciones y elementos exteriores.

Este mantenimiento es imprescindible para evitar que se produzcan daños que afecten a la resistencia, confort y seguridad del edificio y sus ocupantes. Y no menos importante, evitará que se produzcan averías más costosas. La prevención es rentable y se puede equiparar a un plan de pensiones porque habitualmente en la vejez los ingresos merman.

Muchas comunidades dejan de lado este mantenimiento, por desconocimiento, porque supone un gasto importante para los copropietarios (en realidad es una inversión), porque carecen de un líder que genere confianza a sus vecinos, o quizá también por la comodidad; sobre todo en comunidades con pocos vecinos, donde cada uno debe pagar más para cubrir los gastos y son reacios a invertir en mantenimiento, reformas o rehabilitación integral.

Esta apatía por acometer el mantenimiento de la Comunidad de Propietarios se ha cortado de raíz desde la publicación de la reforma de la Ley de Propiedad Horizontal de junio de 2013 que en su artículo 10 dice que tendrán carácter obligatorio los trabajos y las obras que resulten necesarias para el adecuado mantenimiento y cumplimiento del deber de conservación del inmueble y de sus servicios e instalaciones comunes, incluyendo en todo caso, las necesarias para satisfacer los requisitos básicos de seguridad, habitabilidad y accesibilidad universal, así como las condiciones de ornato y cualesquiera otras derivadas de las imposición, por parte de la Administración, del deber legal de conservación. De esta redacción se desprende una clara responsabilidad de quien ejerza el cargo de Presidente. Vamos a explicar en qué consiste un mantenimiento básico y cómo llevarlo a cabo para evitar problemas mayores.

¿En qué consiste el mantenimiento general?

Consiste en combinar los servicios de limpieza, prevención y adaptación legal, lo que incluye:

  • Limpieza y preservación de la higiene y el orden en las diferentes zonas comunes
  • Cuidado de las zonas verdes e instalaciones deportivas.
  • Mantenimiento de la piscina
  • Control del estado del sistema eléctrico, aparatos, maquinaria y accesos.
  • Seguridad y limpieza de trasteros y garaje
  • Los ascensores requieren de inspección de mantenimiento preventivo con una periodicidad mensual. Si no se realiza en los plazos estipulados puede provocar problemas y deficiencias.
  • Mantenimiento de las protecciones, tanto pasivas (elementos del edificio y la ruta de evacuación) y las activas (extinción del incendio como la alarma y los extintores).

Soluciones para un mantenimiento adecuado:

Contratar  a una empresa que se encargue de realizar un buen plan de mantenimiento periódico, que se ocupe de las inspecciones obligatorias y contractuales establecidas y documente todas las actuaciones a realizar en el edificio en prevención de sanciones de la Administración o pérdida de la garantía del equipamiento.

Contar, además, con un Administrador de fincas, facilitará mucho esta labor de coordinación a la comunidad, y en concreto a quien ocupe la responsabilidad de presidirla. Ya se sabe que no es fácil llevar una comunidad de propietarios: contadores, calefacción, agua, limpieza, tributos, tasas, mantenimiento… a lo que hay que sumar todas las gestiones que ello implica. Es necesario estar muy bien informado e invertir tiempo en estas gestiones, algo que puede garantizar un profesional colegiado de la administración de fincas.

Por otro lado, la propia higiene de los inquilinos, un comportamiento adecuado, pasar la Inspección Técnica de Edificios (ITE) y la Inspección de Eficiencia Energética ( IEE), ayudarán al mantenimiento del edificio.

Todo esto supone una planificación del gasto periódico en la comunidad, revisable cada dos años, pero no hay que perder de vista que representa un ahorro a largo plazo y una excelente inversión porque el edificio se revaloriza.

Finalmente, queremos recordar la importancia de contar con un buen seguro para la comunidad de propietarios, que nos respaldará ante los hechos accidentales que debamos afrontar para mantener nuestro edificio en las mejores condiciones de seguridad y confort.

Fuente: elaboración propia y prensa sectorial

 

Etiquetas: , , ,

La protección de la denominación “Administrador de Fincas”

administrador de fincasEl intrusismo en las diferentes profesiones es algo que ha existido siempre, en épocas de crisis aflora el fenómeno del “trasvase” de unas profesiones a otras y la administración de fincas no es una excepción. De hecho es una de las profesiones que más lo están sufriendo debido a la carencia de una regulación sobre los requisitos y conocimientos que debe tener un administrador de fincas para ejercer y a la presión que ejercen las empresas proveedoras de las Comunidades de Propietarios sobre los mismos.

Pues bien, la Sala 3ª del Tribunal Supremo ha dictado una sentencia muy interesante de fecha 8 de Noviembre de 2016 por la que se fija el criterio acerca de quién puede denominarse como “administración de fincas”. El Tribunal destaca que la marca “Administrador de fincas” es habitual para designar a los profesionales dirigidos al servicio y conservación de los bienes, asesoramiento de cuestiones relativas a bienes inmuebles y específicamente la gestión de las comunidades de propietarios en régimen de propiedad horizontal, para cuyo ejercicio se dispone en el Real Decreto 693/1968, de 1 de Abril que será requisito indispensable estar colegiado en la corporación que se crea por este Real Decreto, para lo cual se constituyen diferentes colegios profesionales. Consultar la sentencia íntegra en este enlace.

De esta forma el Supremo declara no válida la marca relativa a “administradores de fincas” como asociación si no se pertenece a su colegio profesional, ya que crea confusión en el mercado, y anula la inscripción de una empresa denominada Asociación Profesional de Administradores de Fincas (APAF), porque su nombre y los servicios que oferta pueden inducir a error a los consumidores.

Es necesario que el profesional esté colegiado porque garantiza su formación, su cumplimiento de un código deontológico y el respaldo de un organismo capaz de responder con su seguro de responsabilidad civil ante cualquier mala praxis profesional. Así se refleja en esta sentencia que sienta el criterio contrario al de apostar por una absoluta liberalización de servicios profesionales que tan mal resultó en nuestro país con otras profesiones.

Los Colegios y sus Colegiados tienen un futuro prometedor si son capaces de convencer a la sociedad de que son profesionales íntegros, que cuidan el patrimonio de sus clientes como “un buen padre de familia” y les procuran las mejores empresas de servicios de manera imparcial. Falta por resolver como se gestiona el incremento de profesionales, personas físicas, que se transforman en sociedades, personas jurídicas, con apetito multidisciplinar.

Fuente: medios sectoriales y elaboración propia

 

Etiquetas: , , , ,

El administrador de fincas “3.0”

administrador de fincas 3.0Son muchos los cambios que se han producido con el boom de Internet, la revolución de los dispositivos móviles o el auge de las redes sociales, y es el turno ahora de los Administradores de Fincas de acercarse al modelo 3.0 para dar respuesta a las necesidades de los nuevos vecinos: los nativos digitales.

Para ello ya existen las herramientas que les ayudarán, con las que se poco a poco desaparecerán tareas arduas, como las actas de las juntas hechas a mano o puntear los recibos uno a uno. El objetivo de estas herramientas es ganar tiempo, rentabilizar una profesión, ayudar a automatizar algunos de sus procesos y generar, presentar y analizar la información. Las mejoras que se pueden conseguir con el uso de estas herramientas son múltiples, ahora el Administrador puede hacerse cargo de tareas como regular el uso de instalaciones comunitarias, la pista de tenis, las salas de reuniones, el acceso a las piscinas, se pueden gestionar rápidamente sirviéndose por ejemplo del uso de los dispositivos móviles y aplicaciones específicas.

También le ayudarán a mejorar sus relaciones con vecinos y proveedores, gestionar la morosidad, y ofrecer una mayor versatilidad en las reuniones.

En un entorno cada vez más complicado y complejo de las relaciones intervecinales, la tecnología está al servicio del Administrador de Fincas aportándole valor añadido, proactividad y ahorro de tiempo en su gestión. Está en su mano aprovechar sus beneficios, con la ayuda y asesoramiento de una correduría de seguros especializada en comunidades para la gestionar las tareas relacionadas con los seguros, siniestros, incidencias y mantenimiento del edificio,como José Silva.

Fuente: inmodiario.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , , , ,

Contar con un administrador de fincas colegiado nos protege contra el fraude

administrador de fincas colegiadoA pesar de las muchas ventajas que supone incorporar los servicios de un administrador de fincas, todavía muchas comunidades son reticentes a contar con uno de ellos, en ocasiones debido a la desconfianza generada por  las malas prácticas de individuos que haciéndose llamar administradores de fincas, no han hecho sino utilizar los recursos de las comunidades en beneficio propio.

Estos casos existen por la débil regulación legal y la reticencia a pagar por los servicios recibidos;  los verdaderos profesionales del sector no pueden ignorarlos, sino luchar contra esta lacra y dar a conocer, reiteradamente, a las comunidades de propietarios las diferencias y garantías que ofrecen los administradores de fincas colegiados. El apoyo de los Colegios Profesionales ante las instituciones y Agentes Sociales es imprescindible:

1.- Garantía de solvencia jurídica, técnica y contable. El Administrador de Fincas Colegiado tiene acreditada su formación, mediante la titulación que le habilita para la colegiación y los numerosos cursos de formación continua en materias técnicas, legislativas, comunicación y tecnológicas. La comunidad por tanto puede contar con un profesional que conocerá y dominará sus derechos y necesidades. Como en otras profesiones el nivel de servicios justificará el coste de los mismos.

2.- Asesoramiento en diferentes materias complejas. Cuenta para eso con un Equipo propio, Colaboradores externos de confianza y el  apoyo del Colegio.

3.- Garantía de cumplimiento de obligaciones, continua y actualizada. Los Administradores de Fincas Colegiados cuentan con seminarios, eventos y formación permanente, así como información constante acerca de las novedades normativas o técnicas que pueden afectar a la gestión de las comunidades de propietarios.

4.- Garantías legales como el Seguro de responsabilidad civil que asegura una adecuada compensación a terceros por errores u omisiones del Administrador o sus empleados y colaboradores, en caso de que pueda generar algún daño patrimonial como consecuencia de su trabajo o de la Custodia de la Documentación. También cuenta con un seguro de caución o aval, para aquellos supuestos de apropiación indebida o imposibilidad de justificación contable. Los errores son humanos, pero justo es repararlos y tranquilidad es saber que se pueden reparar.

5.- Control deontológico y profesional de las actuaciones del Administrador de Fincas Colegiado por parte su Colegio provincial y Consejo General, lo que implicar que la Institución vigila la praxis de cada administrador y pueda ser sancionado, inhabilitado temporalmente o incluso expulsado si se detecta una mala práctica.

6.-  Convenios con distintas administraciones públicas que facilitan la labor de su administrador colegiado y consiguientemente benefician a su comunidad.

7.Servicios de mediación y arbitraje para las comunidades que lo requieran y estén gestionadas por un administrador colegiado. Con garantía de seguros que cubren su actuación y evitan costosos procedimientos judiciales en casos de conflicto.

Éstas son sólo algunas de las muchas ventajas de las que una comunidad puede beneficiarse gracias a los servicios de un administrador de fincas colegiado, al contar con un respaldo tanto del propio Colegio como de los seguros para administradores de fincas, que garantizan la protección y respuesta eficaz contra el fraude. Recuerde que un buen Administrador de Fincas le presentará la mejor Correduría de Seguros para asegurar los edificios.

Fuente: laopiniondemalaga.es, mercado-dinero.es y elaboración propia

 

 

 

Etiquetas: , , ,