RSS

Archivo de la etiqueta: seguro de hogar

¿ES PREFERIBLE CONTRATAR LA DEFENSA JURÍDICA EN EL SEGURO MULTIRRIESGO O PÓLIZA INDEPENDIENTE?

¿ES PREFERIBLE CONTRATAR LA DEFENSA JURÍDICA EN EL SEGURO MULTIRRIESGO O PÓLIZA INDEPENDIENTE?¿Cuántas veces has tenido que enfrentarte a una exclusión de un siniestro? ¿Cómo te has sentido cuando un reparador de la compañía de seguros te dejó un techo a colores? ¿Qué te argumentó el Administrador de Fincas ante la actitud de la aseguradora? ¿Por qué no se aprobó reclamar a un vecino por el gasto que representaba? También otras acciones que realizamos habitualmente como la simple compra de un billete de avión o la contratación de un servicio para nuestro hogar, pueden ocasionar que nos veamos involucrados en situaciones conflictivas en las que necesitaremos contar con la opinión de un profesional, o incluso exijan de los servicios de un abogado. Pues para defenderse de los seguros nace otro seguro. En el momento que necesitemos reclamar o defendernos legalmente, contar con un seguro que ofrezca cobertura en protección jurídica nos garantizará el asesoramiento y la asistencia por la vía amistosa y judicial, sin tener que hacer frente a los altos costes que estos procesos conllevan. Este tipo de seguros suelen incluir en sus coberturas los gastos del abogado, procurador, las tasas y las costas procesales, el notario, perito, e incluso el pago de la fianza en procesos civiles y penales.

En toda Comunidad de Propietarios resulta necesario contar con un seguro que le brinde un asesoramiento jurídico independiente e imparcial y se ocupe de defender sus necesidades, derechos e intereses, así como la de los propietarios, junta de gobierno y especialmente de quien ejerce el cargo de presidente como representante legal de la finca. Conflictos de convivencia, impago de gastos, cuotas y derramas por obras o reclamaciones a empresas de servicios  ascensores, limpieza, vigilancia, mantenimiento), suministros (luz, agua, gas, telefonía) o de construcción y reformas, compañías de seguros, peritos o mediadores, son problemas habituales a los que alguna Comunidad de Propietarios tendría que hacer frente mediante importantes derramas al carecer de la cobertura que le garantiza este tipo de seguros.

A la hora de contratar un Seguro de defensa jurídica, bien para uso personal o para una Comunidad de Propietarios, debemos tener en cuenta que muchas compañías ofrecen esta garantía de protección jurídica y reclamación por daños entre las coberturas adicionales en sus modalidades de Seguros de hogar multirriesgo o Seguros multirriesgo para Comunidades de Propietarios, o bien la ofertan como una póliza independiente. Sea como sea, debemos tener claro que aunque las coberturas incluidas en este producto pueden ser amplias y diversas, y que varían dependiendo de la aseguradora y de la póliza, la Ley de Contrato de Seguro establece que se deben garantizar como mínimo los siguientes aspectos:

  • El asegurado tiene derecho a la libre elección de abogado y procurador, con la única condición de que el profesional señalado pueda ejercer la jurisdicción en el lugar donde se desarrolla el procedimiento cubierto.
  • El asegurado tiene derecho a una defensa independiente de la aseguradora, es decir, el abogado y procurador designados por el asegurado no estarán sujetos, en ningún caso, a las instrucciones del asegurador.
  • La aseguradora tiene la obligación de abonar los honorarios de los profesionales, aunque en la póliza puede indicarse una cuantía máxima, a partir de la cual la diferencia será pagada por el propio asegurado. Este límite marca una gran diferencia en el precio del seguro, por tanto es muy relevante analizar cuánto y cómo.

Generalmente, los seguros del hogar y de Comunidades de propietarios ofrecen amplias garantías con respecto la defensa jurídica y reclamaciones por daños, acotados al ámbito de un siniestro amparado por la póliza, que dan respuesta a cuestiones sencillas que se pueden plantear en el entorno doméstico, aunque al igual que ocurre para otras coberturas, existen diferencias entre lo que ofrece una compañía u otra. Si la defensa jurídica figura como una garantía complementaria de los seguros multirriesgo, ninguna contempla la posibilidad de litigar contra la propia aseguradora, por lo tanto los conflictos por rehúse, defecto de tasación de daños, interpretación de cláusulas, peritación, recursos al Defensor del Asegurado o Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, entre otros, no tendrán cobertura.

Si se requieren servicios más extensos de los incluidos en estas pólizas, lo más conveniente es contratar una póliza de defensa jurídica de manera independiente, ya que se trata de un producto más específico especialmente adaptado para la comprensión y resolución de litigios, que además cuenta con garantías y porcentajes de indemnizaciones mucho más altos. La diferencia de precio entre una u otra forma de tener una Protección Jurídica es muy pequeña.

No obstante, antes de decantarse por contratar esta cobertura mediante un Seguro multirriesgo o una póliza independiente, siempre es recomendable prestar atención a algunos puntos básicos contemplados en las pólizas: si tiene franquicia, cuáles son los límites en el pago de los honorarios al abogado y si existe alguna condición especial como que la aseguradora no preste sus servicios si estima que el proceso es inviable. Debes saber que por ley siempre estarán excluidas funciones como el pago de multas o la indemnización de los gastos derivados de las sanciones impuestas al asegurado y las reclamaciones contra bancos. Contar con la ayuda profesional que te ofrece una Correduría de Seguros de confianza te ayudará a decidirte por cual es la mejor opción para tu caso particular, y te informará sobre el gran catalogo existente en Seguros de protección jurídica, Seguros de hogar multirriesgo y Seguros multirresgo para Comunidades de Propietarios.

Fuentes: boe.es y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

¿ Puedo cobrar todos los seguros que tengo de la casa ?

seguro de hogar y comunidadCuando tienes varios seguros sobre un inmueble, por ejemplo tu casa, negocio o comunidad de propietarios, puedes estar en una situación de concurrencia de seguros o un coaseguro. ¿En qué consisten?

Se trata de una duplicidad, en alguna de las coberturas, entre dos seguros diferentes, con el mismo o distinto tomador y relativamente frecuente cuando concurren el seguro de tu hogar y el de la Comunidad de Propietarios. Las compañías aseguradoras son las que deben acordar cómo indemnizar el daño en proporción a la propia Suma Asegurada que cada una tenga y viene regulada en el artículo 32 de la Ley de Contrato de Seguro (LCS).

De forma práctica, para calcular el importe de la prestación que corresponde a cada póliza, se aplica ésta fórmula: Compañía A (en tanto por ciento) = Suma Asegurada dividida por el importe total de Sumas Aseguradas (todas las compañías), multiplicado por cien.  Por ejemplo estas situaciones pueden presentarse en un incendio de la cocina que afecta al Continente particular y al comunitario, o una rotura de tubería que causa daños a los paramentos privativos y comunes.  Observaremos en qué otros casos puede darse y qué implicaría exactamente.

¿Qué cubre cada seguro?

Existe la probabilidad de estar cubierto por partida doble ante algunos eventos por parte de ambos seguros, pero dentro de las particularidades de cada uno de ellos, podemos generalizar ciertas diferencias entre los seguros de hogar  y comunidad.

Por ejemplo, el seguro de hogar es habitual que tenga concurrencia en la garantía de incendio, pero no en la responsabilidad civil derivada del mismo.

Por otra parte, los seguros de comunidades sí pueden cubrirte en su modalidad amplia de elementos privativos lo siguiente: daños estéticos, daños eléctricos privados al continente, loza sanitaria privada, roturas de elementos privativos (cristales, mármoles, etc), o incluso responsabilidad civil de daños por agua a vecinos si el origen del siniestro es un elemento privativo. Como es habitual que alguno de estos siniestros también tengan cobertura en la póliza de hogar, nos encontraremos de nuevo ante una concurrencia de seguros.

Por tanto, vemos que no es suficiente con el seguro de comunidad y es recomendable contratar también un seguro de hogar que cubra como mínimo aquellos posibles siniestros con origen en el contenido y solicitar una cobertura parcial para el continente a primer riesgo, si ésta opción resulta más económica y nuestro bolsillo anda escaso; en caso contrario, nuestra recomendación será contratar el continente a valor total de nuevo por la poca diferencia de precio y para evitar posibles sorpresas desagradables en el futuro, ya que los derechos sobre el seguro del edificio le corresponden a la Comunidad de Propietarios y ésta puede efectuar cambios sin un pleno conocimiento de la totalidad de sus vecinos.

¿Puedo cobrar todos los seguros y hacer “negocio”?  El seguro no puede ser objeto de lucro, sirve para recuperar el importe de los daños u obtener su reparación, así lo recoge el artículo 31 de la LCS citada anteriormente, engañar a las aseguradoras mediante el fraude, es un delito recogido en el Código Penal y la pena varía entre 6 meses y 4 años de cárcel.

¿Qué diferencia hay entre la concurrencia y el coaseguro?

No debemos confundir estos dos conceptos que parecen similares pero son bien distintos:

Ya hemos visto que la concurrencia se da cuando hay varias compañías aseguradoras contratadas cubriendo el mismo bien. En este caso la indemnización de las compañías nunca sobrepasaría el total del valor del bien asegurado, sino que cada compañía pagaría una parte proporcional del valor asegurado.

El coaseguro lo encontramos cuando existen varios contratos sobre el mismo objeto, y el importe total asegurado no sobrepasa el valor de dicho objeto. Por ejemplo un objeto tan valioso que una sola compañía de seguros no pudiera asumir el riesgo y se lo repartieran entre varias, asegurando distintas aseguradoras el mismo bien. Cada una de ellas aseguraría una parte del mismo y cubriría en caso de daño la parte que ella garantiza.

La complejidad de la técnica aseguradora y el argot empleado en los contratos, hace recomendable contratar, mediante un corredor de seguros especializado, un seguro de hogar con contenido y continente, independientemente de tener un seguro de comunidad, ya que aunque pudiera existir duplicidad de coberturas entre el seguro de hogar y de comunidades, solo sería con respecto al continente y en algunas coberturas, no en todas. Así nos vemos completamente protegidos ante cualquier eventualidad futura.

Fuente: Fuentes sectoriales y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,

RIESGO DE INCENDIO EN ZONAS RURALES

incendio cerca de una vivienda en GaliciaEste verano, de nuevo hemos vuelto a sufrir los incendios en zonas rurales, volviendo a ser Galicia, León y Asturias las comunidades con mayor número de incendios. En las zonas rurales es muy peligroso este tipo de incendios porque los habitantes de las casas de la zona se ven obligados a desalojarlas.

Los incendios que más preocupan son aquellos de alta intensidad, difíciles de sofocar por medio de la extinción. Madrid, Asturias, Canarias y Andalucía son las comunidades donde más esfuerzos se han puesto en identificar las zonas de alto riesgo de incendio. La situación se vuelve más dura cuando la mayor parte de los incendios (96%) obedecen a causas humanas, siendo de los cuales aproximadamente la mitad intencionados. Los grandes incendios forestales se pueden evitar persiguiendo legalmente estos delitos, utilizando políticas preventivas de incendios, potenciando el pastoreo y la limpieza.

En cuanto a la prevención de fuegos, los gallegos deben cumplir una serie de pautas. El pasado mes de julio, un incendio se originó en el monte de A Grela en La Coruña, aproximándose a las instalaciones de un complejo comercial. La normativa establece lo siguiente:

  • Para las casas aisladas, desde el límite de la casa hasta los 10 metros, no debe haber ni maleza ni árboles. Desde los 10 hasta los 30 metros no puede haber maleza, pinos, eucaliptos ni acacias (especies que arden fácilmente), y el resto de árboles (robles, castaños) deben estar bien separadas entre sí. De los 30 a los 50 metros no puede haber maleza y los árboles bien separados entre sí.
  • Para las aldeas y villas, desde el límite hasta los 30 metros no puede haber maleza ni pinos, eucaliptos o acacias. De los 30 a los 50 metros no puede haber maleza y los árboles tienen que estar bien separados entre sí. En las nuevas edificaciones de uso residencial, comercial, industrial o servicios, se mantendrá una franja de seguridad de 50 metros.

Los responsables de la limpieza de las franjas son los propietarios, los arrendatarios, usufructuarios o titulares de los terrenos. Dicha limpieza debe hacerse antes del 30 de junio de cada año. Si no se limpia, el ayuntamiento notificará dicho deber y si se incumple:

  • Ordenará los trabajos de limpieza repercutiendo costes en los propietarios.
  • Obligar a facilitar el acceso para cumplir subsidiariamente la limpieza.
  • Inicio de procedimiento sancionador.
  • En caso de incendio, podrá limpiar o hacer trabajos preventivos sin autorización previa.

En este caso, contemplamos como uno de los seguros más convenientes a tener en cuenta tanto el seguro multirriesgo de comunidades de propietarios como el seguro de hogar multirriesgo, que cubran perfectamente el riesgo de incendio y los gastos inherentes como el desalojo forzoso, la pérdida de alquileres, traslado de mobiliario, alquiler de vivienda provisional y gastos personales de primera necesidad, además del asesoramiento jurídico para iniciar reclamaciones.

Fuentes: campogalego.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , , ,