RSS

Archivo de la etiqueta: robos comunidades propietarios

¿Está segura tu bicicleta en una comunidad de propietarios?

bicicleta-edificioEn los años ochenta Jaime Chávarri y Fernando Fernán Gómez nos recordaron que las bicicletas son para el verano, recientemente la crisis económica y el estilo de vida de los europeos del norte, ayudado por el nuevo marketing de las empresas que ven bajar el mercado chino de la bicicleta hace resurgir con fuerza el uso de la bicicleta como medio de transporte, práctica deportiva o puro placer. Si uno tiene bici, probablemente sabrá que aparcadas en la calle no suelen durar mucho, ya que son una golosina para los ‘cacos’ profesionales o gamberros. Sin embargo, aun teniéndolas en casa no están exentas de tal peligro. Se estima que en 9 de cada 10 robos producidos en los trasteros y garajes de comunidades de propietarios, el objetivo del hurto son bicicletas. ¿Es posible asegurar una bicicleta? ¿Cómo?

Está claro que están de moda, cada vez hay más, mejores y de mayor variedad en el mercado. Es por eso que su valor medio se ha visto incrementado a unos 500€ (pudiendo alcanzar los 6.000€ de valor algunos modelos de alta gama). Los amigos de lo ajeno lo saben y aprovechan todo lo que tienen a su favor: la facilidad para robarlas y posteriormente venderlas en el mercado negro (ahora incluso con la ayuda de internet), y el poco riesgo que corren de que les pillen (las bicis carecen de número de identificación), incluso si les detienen tienen poco que perder, pues el castigo es leve.

Hay fuentes que sitúan la sustracción de bicicletas en torno a 100.000 unidades al año en nuestro país. Esto supone que el valor total del material robado ascendería, como mínimo, a unos 50 millones de euros.

Esto ha llamado poderosamente la atención de las organizaciones criminales o ‘mafias’, que se frotan las manos solo con pensar en la poca seguridad de los trasteros y garajes comunes . De hecho una vez allí y puestos a hacerse con todo el botín, tras las bicicletas, los artículos más comúnmente sustraídos suelen ser herramientas, equipos de sonido, equipamientos deportivos, material de pesca y montaña, o incluso cascos de moto. Todo ello tiene un floreciente mercado, aparentemente de segunda mano.

A veces, los ‘cacos’ no saben lo que van a robar hasta que llegan al lugar, por lo que aunque no se tenga nada de gran valor en muchas ocasiones al final se pierden posesiones de otro valor sentimental, lo cual se suma al disgusto y la inseguridad generada de haber sido allanados en nuestra propia vivienda y causan destrozos que como bien dice el refrán vale más el collar que el galgo.

En el garaje de una Comunidad de Propietarios, lugar muy habitual para aparcar la bici, no es posible incluir la garantía de robo para estos vehículos, al ser un elemento privado que no dispone de medidas de seguridad. Sin embargo si es posible plantear su aseguramiento a la Compañía de Seguros si en una zona común se acota y cierra convenientemente e incluyendo la garantía de vehículos en garaje, adaptada para bicicletas.

En un trastero privado ubicado dentro del edificio o como anexo en viviendas unifamiliares es posible asegurar la bicicleta dentro del Contenido del seguro Multirriesgo del Hogar, previa comprobación si el contrato requiere su declaración como objeto especial.

También es posible asegurar los daños propios de la bicicleta y los causados a terceros por su uso, mediante la contratación de un seguro específico para bicicletas con un costo mínimo de 80 euros anuales.

El mejor consejo es la prevención, por lo que recomendamos tener cuidado siempre al entrar y salir del garaje, asegurarse de que las puertas pasan por todas las revisiones necesarias, intentar disponer de algún tipo de control de acceso, y por supuesto, disponer de la ayuda de una Correduría de Seguros para contratar el seguro ante los posibles robos. También los sistemas de vigilancia y las cámaras de seguridad ayudan a identificar a los autores del delito o incluso disuadirlos.

Fuente: idealista.com y elaboración propia

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

Robos en comunidades de propietarios

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha admitido que el incremento de los robos en domicilios “preocupa” al Ministerio del Interior. Afirma que el número de robos en viviendas se incrementó un 5,8% en los cinco primeros meses del presente año, considerando como sustracciones a domicilios también aquellos hurtos cometidos en trasteros y otros espacios anexos al domicilio.

Prevención y aseguramiento son las herramientas adecuadas para evitar, minimizar y solucionar, si a pesar de todo se produce el daño, los efectos indeseados de los  robos en viviendas. Especial importancia hay que dar a la contratación de un sistema preventivo de seguridad para comunidades de propietarios  y un análisis objetivo de aquellos aspectos de más valor para contratar la póliza de seguro de comunidades de propietarios, que finalmente nos asegura la reposición de nuestro patrimonio.

Las ventajas de la instalación de ambas soluciones, al contratarse de manera colectiva, son varias: el ahorro de costes, aumento del nivel de seguridad de los vecinos y sus propiedades, protección jurídica, programas de mantenimiento o la obtención de  información fiable -puede ser fundamental incluso en casos de hurto, vandalismo o agresiones-.

La mayoría de los robos en edificios son producidos por entrada de intrusos que acceden al mismo por la puerta principal de la comunidad, como si fueran residentes de esos inmuebles, o mediante argucias comerciales. Resulta muy difícil el control de accesos sin la implantación de sistemas tecnológicos -por ejemplo, en un lugar donde existen 40 viviendas, unas en propiedad, otras en alquiler, con cambios frecuentes de vecinos, con horarios dispares, con acceso de allegados, sin portero o conserje , con garaje comunicado con las viviendas o varias entradas al conjunto de viviendas…-. Estas pueden ser algunas de las situaciones que alteran la tranquilidad de sus habitantes y que podrían ser evitables con la instalación de un sistema de control de accesos de vehículos y personas, cuyos costes se cubren de forma holgada al ser un gasto que se reparte por coeficiente de propiedad.

 

Etiquetas: , , ,