RSS

Archivo de la etiqueta: piscinas

RESPONSABILIDAD POR DAÑOS EN ZONAS DE OCIO DE UN EDIFICIO

RESPONSABILIDAD POR DAÑOS EN ZONAS DE OCIO DE UN EDIFICIOCada vez es más habitual que las nuevas construcciones de edificios para viviendas, oficinas y parques tecnológicos cuenten con instalaciones complementarias de uso común como piscinas, pistas de tenis, de baloncesto o pádel para uso y disfrute de propietarios, inquilinos e invitados, pero un alto porcentaje de CCPP desconocen la obligatoriedad de cumplir ciertos criterios técnico-sanitarios en estas zonas diseñadas para el ocio. Un claro ejemplo es el Real Decreto 742/2013, de 27 de septiembre, donde se establecen las normas y actuaciones que se deben aplicar para la protección de la salud y la seguridad de los usuarios de piscinas comunitarias.

Toda Comunidad de Propietarios (sin personalidad jurídica, pero con obligaciones) debe saber que, incumplir estas normas legales le ocasionará graves problemas a sus miembros, si en sus instalaciones complementarias se produce algún tipo de accidente. Si esto ocurriese, lo primero que se exigiría a una Comunidades de Propietarios para que sus integrantes puedan quedar libres de cualquier responsabilidad es la de cumplir escrupulosamente con todas las normas reguladoras, tanto de la legislación Estatal como de las Comunidades Autónomas y de las Ordenanzas Municipales. Su incumplimiento, además de la sanción administrativa, influiría en la responsabilidad civil exigible a los propietarios ante cualquier accidente que produjese daños materiales, lesiones corporales o algo más grave.

Conviene señalar que la responsabilidad civil o penal recae sobre todos los miembros de la comunidad , determinándose por coeficiente la cantidad que cada propietario debe aportar para contribuir a la indemnización del afectado en caso de demostrarse alguna negligencia. El presidente y el resto de miembros de la junta de propietarios, podrían incurrir por partida doble en su calidad de propietarios y directivos si sus decisiones fuesen incorrectas.

De forma general, se puede decir que la comunidad de propietarios no tendrá que responder de forma pecuniaria en caso de accidente de algún usuario en las zonas de ocio, en supuestos de fuerza mayor. Es decir, si la comunidad cumple con toda la normativa establecida, puede que exista algún percance, pero siempre responderá la compañía de seguros en aplicación de la responsabilidad objetiva. Tampoco habrá responsabilidad por parte de la comunidad de propietarios si el percance se ha producido por culpa exclusiva de la víctima.

Aunque se cumpla la normativa estatal, comunitaria y municipal podría ser insuficiente para la exoneración de responsabilidad, y la justicia determinará en cada caso concreto si la Comunidad de Propietarios ha adoptado medidas complementarias que pueden resultar exigibles. Las Comunidades de Propietarios tienen que extremar el cuidado para mantener en adecuadas condiciones de seguridad todas sus instalaciones en zonas de tránsito y ocio para evitar el riesgo de accidentes. Como ejemplo, en una zona común en la que estaban depositados sacos de escombro, una persona anciana se rompió la cadera al caer encima; La aseguradora no se hizo cargo de los daños por “desviarse a sabiendas de la ley”. Es importante mantener el pavimento en adecuadas condiciones de conservación y mantenimiento. La Comunidad siempre debe fijar un horario determinado para el uso de estas instalaciones, indicándolo con claridad en el acceso al recinto para general conocimiento de sus usuarios, con expresa prohibición de uso fuera de tal horario.

Por todo esto, si tu Comunidad de Propietarios posee alguna de estas instalaciones comunes, exige conocer el alcance de la póliza porque resulta imprescindible que cuente con un seguro multirriesgo para comunidades de propietarios, asesorado profesionalmente, no dudes en acudir a los servicios profesionales de una Correduría de Seguros experta para que te asesore. En algunas Comunidades Autónomas es obligatorio asegurar los edificios de viviendas para riesgos de daños y responsabilidad civil.

Fuentes: boe.es y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , ,

Regulación en el uso de piscinas comunitarias

seguridad piscinas comunitariasEl ahogamiento e incidentes en piscinas son portada en los diarios con la llegada del verano. La apertura de las piscinas comunitarias cuentan con su regulación y normas a seguir a fin de evitar problemas, accidentes y disfrutar plenamente de su uso por parte de todos los propietarios y otros usuarios,  porque también pueden hacer uso de ella personas ajenas a la comunidad según estipulen las normas de régimen interno reguladoras, entre otras cuestiones, del horario de apertura y las normas básicas.

Cada Comunidad Autónoma dispone de su propia normativa, con grandes diferencias entre sí, sobre el uso de piscinas públicas. Pero respecto a las piscinas de las comunidades de vecinos, en las que no hay un criterio común para determinar si son o no públicas, cada Comunidad Autónoma procede según su criterio.

Las obligaciones que deben cumplir todas estas piscinas son las siguientes:

  • Deben existir unas normas de régimen interno destinadas a los usuarios. Deberán de estar en lugar visible a la entrada de las instalaciones y en el interior de las mismas.
  • La propia comunidad de vecinos debe velar porque se cumplan todas las normas de salubridad que exige la ley. El problema más frecuente es que en caso de no respetar las normas, es necesario solicitar la intervención de las fuerzas del orden.
  • Es obligación de la comunidad conservar las instalaciones. Todos deben contribuir al pago de las obras necesarias aprobadas por mayoría simple conforme al coeficiente de participación, se use o no la piscina, salvo que así se disponga en los Estatutos.

En caso de que aún siguiendo las normas se produzcan daños físicos a usuarios de las piscinas hay que distinguir entre los daños causados de forma fortuita o por culpa exclusiva de la víctima de los daños causados por negligencia de la comunidad. En cualquiera de las situaciones la Comunidad de Propietarios puede incurrir en gastos de defensa ante una reclamación y de indemnización por responsabilidad, frente a terceros. Algunos seguros multirriesgo excluyen expresamente la cobertura de reclamaciones de seguros obligatorios o por falta de adecuación de las instalaciones a la legislación vigente. De una falta de control y vigilancia del seguro adecuado puede responder el Presidente, el Administrador o la Junta de Gobierno.

La Ley de Propiedad Horizontal no obliga a todas las comunidades a contratar un seguro de responsabilidad civil, pero es altamente recomendable acudir a los servicios profesionales de una Correduría de Seguros experta porque el que causa un daño está obligado a repararlo o indemnizarlo.

Fuente: aselegal.com, 20minutos.es, y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,

La piscina en una comunidad

Seguro piscinasEn Madrid, las comunidades que tienen una piscina de uso comunitario en ésta época del año, tienen la responsabilidad de conocer sus normas de uso y cumplir los requisitos de acuerdo con el Decreto 80/1998, de 14 de mayo, de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid y el RD 742/2013 de 27 de septiembre. Cada Comunidad Autónoma regula el uso y disfrute de éste servicio.

Pero antes de su apertura, las comunidades necesitan tener concedida la Licencia Municipal de Actividad, para ello deben enviar a la Concejalía de Sanidad un análisis de agua con los parámetros exigidos en el Decreto 80/199 y Real Decreto 742/2013, y repetir estos análisis a mitad de la temporada de baño.

La documentación de apertura de estas instalaciones debe incluye:

  • CIF o NIF de la comunidad de vecinos.
  • Nombre, DNI, dirección y teléfono del Presidente.
  • Nombre del encargado o de la empresa de mantenimiento, dirección y teléfono de contacto.
  • Número de viviendas que constituyen la comunidad de vecinos.
  • Relación de productos químicos que vayan a utilizar en el tratamiento del agua durante la temporada de baño y de los productos que se hayan utilizado durante el invierno para su recuperación.
  • Libro de Registro Oficial de Piscinas.
  • Certificado de desinsectación y desratización.
  • Análisis del agua para comprobar que los parámetros de calidad estén dentro de los límites legales.
  • Información a la vista del público de las normas de régimen interno para los usuarios, de los productos químicos utilizados en el tratamiento del agua y direcciones y teléfonos de emergencias.
  • El título y contrato del socorrista, en comunidades de vecinos con más de 30 viviendas. Cuando sea obligatorio, en piscinas con unas dimensiones de vaso superiores a 500 m2, contrato de ATS/DUE y/o médico. Contar con los seguros obligatorios o recomendados de Responsabilidad Civil y Accidentes.

Cumpliendo estos requisitos el uso de la piscina será más seguro para los usuarios, que pueden ser los propios copropietarios de la Comunidad de Vecinos, familiares de los mismos, invitados externos y hasta intrusos, con el elevado riesgo de incurrir en responsabilidad civil por daños a terceros.

En relación al último punto, analizamos los riesgos que puede sufrir un socorrista en su actividad, las características de las instalaciones y las condiciones ambientales en la que se desarrolla su actividad y tenerlos en cuenta.

Entre estos riesgos identificamos:

  • Caídas al mismo nivel, por circular por zonas húmedas.
  • Caídas a distinto nivel: al subir a la silla de vigilancia, al acceder a la depuradora.
  • Condiciones ambientales extremas: exposición al sol, calor, frío, humedad.
  • Riesgo de contacto con productos químicos peligrosos por desconocimiento o manipulación inadecuada: agentes químicos tales como desinfectantes, alguicidas, etc., pero, sobre todo, la exposición a cloro.
  • Agentes biológicos: protozoos, hongos, bacterias y virus.
  • Riesgo de cortes y arañazos en las manos al limpiar los prefiltros y uso del limpia fondos.
  • Desgaste por el aspecto psicológico de la vigilancia que puede generar fatiga emocional, unido a largas jornadas laborales bajo condiciones ambientales que pueden resultar extremas.

Todas las situaciones enumeradas son asegurables mediante un Programa de Seguros adecuado, dirigido a  piscinas en la comunidad o en zonas deportivos o de ocio. Por eso, es muy recomendable contar con el apoyo de una correduría de seguros cuyos expertos ayudarán para adaptar las pólizas a todos estos requisitos y riesgos.

Fuente: cronicanorte.es, prevencionar.com y elaboración propia

 

Etiquetas: ,