RSS

Archivo de la etiqueta: enfermedad

EL ESTRÉS DEL ADMINISTRADOR DE FINCAS

EL ESTRES DEL ADMINISTRADOR DE FINCASEl trabajo del Administrador de Fincas conlleva enfrentarse a una excesiva burocracia, estar al día de la legislación estatal, autonómica y local, llevar a cabo un gran número de gestiones ante las Comunidades de Propietarios que sus vecinos delegan en él, sumadas a las que se presentan de forma inesperada o accidental . Su día a día es una aglomeración de juntas ordinarias, extraordinarias e informativas, reuniones con proveedores, contactos con servicios, tramitación de incidencias y siniestros y un largo etcétera de tareas que precisan de un altísimo nivel organizativo y de un esfuerzo físico y mental considerable. El Administrador de Fincas conoce que la valía real de su profesión es gestionar y administrar sus Comunidades de Propietarios de manera eficaz, sin ocasionar ningún inconveniente o molestia a las mismas, y que para ello tendrá que hacer largas jornadas laborales, estar disponible por si sucede cualquier eventualidad o imprevisto que requiera de su presencia y obtener un beneficio acorde a su dedicación. Toda esta carga de trabajo puede provocar que el Administrador de Fincas se vea afectado por uno de los males más comunes de nuestro tiempo: el estrés laboral.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), recientemente se ha referido a este tipo de estrés como “la enfermedad del siglo”, debido a que es el primer riesgo psicosocial al que se enfrentan los trabajadores y la segunda causa de baja laboral en los países europeos. Factores como un elevado nivel de responsabilidad que pone a prueba la capacidad del individuo, sumado a relaciones laborales negativas pueden propiciar la aparición de síntomas fisiológicos, cognitivos, conductuales o emocionales que provocan una gran frustración en el trabajador, que finalmente se ve superado por esta situación. Además, el estrés en el trabajo está asociado con una reducción de la productividad y un descenso de la calidad de vida, tanto de aquellos que lo sufren como de su entorno más próximo. El Administrador de Fincas, en general, desempeña su profesión como autónomo o empresario, en ambos supuestos la cobertura que le proporciona el Sistema Público de Salud es insuficiente para afrontar tal situación.

Debemos tener en cuenta que el estrés es una respuesta fisiológica natural del ser humano, es decir, actúa como un mecanismo de defensa que prepara nuestro organismo para afrontar situaciones que presentan un nivel de exigencia superior o que se perciben como una amenaza. El problema se da cuando esta respuesta natural del organismo se activa en exceso o de modo prolongado, lo que puede dar lugar a problemas de salud en el corto, medio o largo plazo, por lo que es conveniente diagnosticarlo lo antes posible para lograr combatirlo. Tensión en las juntas, personal laboral sin alta cualificación y tonos de voz disonantes.

Profesiones como la de Administrador de Fincas, que suelen soportar sobrecarga laboral o estar expuestas a sufrir una exposición continua a reclamaciones o quejas de clientes, deben ser especialmente sensibles en la prevención y el cuidado del estrés laboral, ya que de no ser tratado a tiempo puede traer graves complicaciones. Un claro ejemplo es el Síndrome de Burnout o síndrome del trabajador quemado, que se caracteriza por una situación de estrés permanente y acumulativo y malestar físico, que puede acabar ocasionando al profesional una falta de motivación debido a una dinámica mental negativa que hace percibir cada nueva jornada laboral como un reto inasumible.

La clave para un tratamiento eficaz del estrés laboral es, en primer lugar, su temprana identificación, ya que cuanto antes se trabaje en el problema, antes será capaz de mantenerlo bajo control y solucionarlo. Varios estudios apuntan que la combinación de técnicas de relajación con determinados estiramientos y ejercicios antiestrés, así como conocer y utilizar estrategias asertivas son una excelente manera de reducir significativamente los síntomas del estrés. Pero para lograr una adecuada solución del problema, es necesario que el profesional busque organizar su labor de manera que ésta no se convierta en una carga imposible de soportar. Ayudas, como por ejemplo el uso de las nuevas tecnologías o la externalización de servicios son herramientas que el Administrador o Administradora (su incorporación es creciente, con el peso familiar en algunos casos) puede utilizar para lograr reducir la sobrecarga de tareas. Contar, por ejemplo, con una Correduría de confianza que se ocupe de analizar los riesgos y seleccionar los mejores Seguros para sus Comunidades de Propietarios y de los trámites necesarios, descargándole así de trabajo, preocupaciones, al reducir los tiempos y costes de gestión, es una opción muy aconsejable para todo Administrador de Fincas, sin olvidar que puede representar un aprovechamiento económico de su fondo de comercio.

El estrés laboral no tratado puede convertirse en una alteración que influya de forma negativa en la salud hasta el punto que se necesite una baja laboral para poder recuperarse. Para garantizar el equilibrio económico ante una situación de incapacidad temporal existen Seguros especializados en Administradores de Fincas, que aseguran el cobro de un salario durante el tiempo que el profesional se encuentre afectado por una alteración en su estado de salud a consecuencia de una enfermedad o accidente.

La Correduría de Seguros José Silva, experta en seguros para comunidades de propietarios y especialista en ofrecer las mejores coberturas y precios del mercado, está a vuestra disposición para informar mediante la implantación de un Plan de Trabajo flexible, orientado a la colaboración mercantil para una mejora del rendimiento profesional.

Fuentes: estreslaboral.info y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

SOY EL PRESIDENTE Y NO PUEDO EJERCER

SOY EL PRESIDENTE Y NO PUEDO EJERCERHe ido a visitar a una amiga y después de estar un buen rato en el hospital, con cierta dificultad me confesó una preocupación que no deseaba transmitir a su familia, desde hace 3 meses es la presidenta de su comunidad de propietarios, han iniciado unas obras importantes en fachada y mejoras de accesibilidad y piensa que pueden estar en peligro de finalización porque no podrá ejercer su cargo durante bastante tiempo, su ictus le impide expresarse con soltura y firmar documentos, de hecho para contármelo hizo un verdadero esfuerzo ¿ Qué puedo hacer, me dice ?

Le explico que la persona física o jurídica que ejerce el cargo de Presidente es el representante legal de una Comunidad de Propietarios y el encargado de velar por su buen funcionamiento y gestión. Es un cargo importante que debe ser obligatoriamente ocupado por uno de los propietarios, el cual será nombrado por acuerdo mayoritario de la junta, por turno rotatorio o por sorteo. En el caso que el inmueble no cuente con los servicios de un Administrador de Fincas, el cargo de Presidente llevará implícitas multitud de tareas, como son mediar, exigir el pago de cuotas, firmar el libro de actas, supervisar los trabajos de mantenimiento o reformas y un largo etcétera de ocupaciones que requerirán de su presencia. Eso es lo que más le preocupa porque conoce a sus vecinos y sabe que su interés por las instalaciones comunes escasea ¿Qué se puede hacer si el Presidente sufre un accidente o cae enfermo? ¿Quién sería válido para sustituirle? ¿Está obligada a renunciar?

Algunas Comunidades de Propietarios ya han previsto esta eventualidad y han designado a un Vicepresidente, cargo opcional que debe ser nombrado por un por acuerdo mayoritario de la junta y que tiene como ocupación sustituir al presidente en los casos de ausencia, vacante o imposibilidad de éste. En ningún otro caso el cargo de Presidente puede ser desempeñado por un sustituto, ni siquiera por el Secretario, cuya única función es ocuparse de toda la documentación que genera y requiere la comunidad.

Este es su caso, la Comunidad de Propietarios no cuenta con la figura del Vicepresidente, son muy pocos propietarios y todos están encantados que ella se ocupe de los intereses comunes porque, francamente, lo hace muy bien. Para ilustrar nuestro consejo, acudimos a la recomendación del Colegio de Administradores de Fincas de Madrid, CAFMadrid, que recomienda abordar la renovación del cargo de presidente para que la comunidad continúe funcionando con normalidad, si su estado de salud no le permitiese ejercer de manera regular. La Junta de Gobierno, el órgano supremo de la comunidad compuesto por todos los propietarios, deberá convocar una reunión extraordinaria donde se elegirá a otro propietario para que ocupe el puesto de Presidente. Esta convocatoria no requiere un plazo mínimo de tiempo, si el asunto es de urgencia.

Puede ocurrir que , a pesar de la gravedad de la enfermedad, la junta no acepte tu renuncia, en este supuesto tienes la posibilidad de iniciar un “procedimiento de equidad” Para ello debes solicitar tu relevo a un juez, indicando las razones que te asisten para ello. Si éste te da la razón, ordenará la convocatoria de una junta de propietarios extraordinaria y obligatoria, donde será nombrado otro presidente. Mi amiga está realmente preocupada porque algunos vecinos que fueron a visitarla también le manifestaron su deseo de que no renuncie y claro en tales circunstancias para ella es una preocupación añadida.

Las Comunidades de Propietarios deben tener en cuenta que el Presidente es el director de orquesta del inmueble que hace que suene bien cuando es respetado y reconocido por sus copropietarios y su representante legal en caso de juicio, pero que no se le puede exigir una responsabilidad desmedida que vaya más allá de sus tareas y obligaciones. Siempre es recomendable contar con los servicios de un Administradores de Fincas profesional y colegiado, que garantice que todas las gestiones serán realizadas en el plazo, evita sanciones, y que las comunicaciones con la Agencia Tributaria y otros organismos públicos ya se realizan por vía electrónica. Además desempeñará un papel que facilitará la convivencia entre vecinos y será fundamental para la resolución de conflictos, dando su opinión profesional de cómo actuar ante cualquier contrariedad, como por ejemplo la que estamos tratando.

El Administrador de Fincas también podrá ser el encargado de la selección de los proveedores, mantenimientos, comunicación de las incidencias, manteniendo la indispensable independencia y buen hacer profesional para la tranquilidad y protección de cualquier Comunidad de Propietarios.

Mi amiga aprecia que las tareas profesionales se realicen con la imparcialidad que requiere su cargo, por eso cuenta con nuestra colaboración de buena Correduría de Seguros y me pide que le recomiende las coberturas y las entidades que mejor se adapten a las necesidades del inmueble, como son los Seguros Multirriesgo, los de rehabilitación y los de Protección Jurídica, además de los servicios de un Administrador de Fincas. Eso está hecho, conocemos a muchos y buenos.

Fuentes: cafmadrid.es y elaboración propia.

 

 

Etiquetas: , , , ,