RSS

Archivo de la etiqueta: concurrencia de seguros

¿ Puedo cobrar todos los seguros que tengo de la casa ?

seguro de hogar y comunidadCuando tienes varios seguros sobre un inmueble, por ejemplo tu casa, negocio o comunidad de propietarios, puedes estar en una situación de concurrencia de seguros o un coaseguro. ¿En qué consisten?

Se trata de una duplicidad, en alguna de las coberturas, entre dos seguros diferentes, con el mismo o distinto tomador y relativamente frecuente cuando concurren el seguro de tu hogar y el de la Comunidad de Propietarios. Las compañías aseguradoras son las que deben acordar cómo indemnizar el daño en proporción a la propia Suma Asegurada que cada una tenga y viene regulada en el artículo 32 de la Ley de Contrato de Seguro (LCS).

De forma práctica, para calcular el importe de la prestación que corresponde a cada póliza, se aplica ésta fórmula: Compañía A (en tanto por ciento) = Suma Asegurada dividida por el importe total de Sumas Aseguradas (todas las compañías), multiplicado por cien.  Por ejemplo estas situaciones pueden presentarse en un incendio de la cocina que afecta al Continente particular y al comunitario, o una rotura de tubería que causa daños a los paramentos privativos y comunes.  Observaremos en qué otros casos puede darse y qué implicaría exactamente.

¿Qué cubre cada seguro?

Existe la probabilidad de estar cubierto por partida doble ante algunos eventos por parte de ambos seguros, pero dentro de las particularidades de cada uno de ellos, podemos generalizar ciertas diferencias entre los seguros de hogar  y comunidad.

Por ejemplo, el seguro de hogar es habitual que tenga concurrencia en la garantía de incendio, pero no en la responsabilidad civil derivada del mismo.

Por otra parte, los seguros de comunidades sí pueden cubrirte en su modalidad amplia de elementos privativos lo siguiente: daños estéticos, daños eléctricos privados al continente, loza sanitaria privada, roturas de elementos privativos (cristales, mármoles, etc), o incluso responsabilidad civil de daños por agua a vecinos si el origen del siniestro es un elemento privativo. Como es habitual que alguno de estos siniestros también tengan cobertura en la póliza de hogar, nos encontraremos de nuevo ante una concurrencia de seguros.

Por tanto, vemos que no es suficiente con el seguro de comunidad y es recomendable contratar también un seguro de hogar que cubra como mínimo aquellos posibles siniestros con origen en el contenido y solicitar una cobertura parcial para el continente a primer riesgo, si ésta opción resulta más económica y nuestro bolsillo anda escaso; en caso contrario, nuestra recomendación será contratar el continente a valor total de nuevo por la poca diferencia de precio y para evitar posibles sorpresas desagradables en el futuro, ya que los derechos sobre el seguro del edificio le corresponden a la Comunidad de Propietarios y ésta puede efectuar cambios sin un pleno conocimiento de la totalidad de sus vecinos.

¿Puedo cobrar todos los seguros y hacer “negocio”?  El seguro no puede ser objeto de lucro, sirve para recuperar el importe de los daños u obtener su reparación, así lo recoge el artículo 31 de la LCS citada anteriormente, engañar a las aseguradoras mediante el fraude, es un delito recogido en el Código Penal y la pena varía entre 6 meses y 4 años de cárcel.

¿Qué diferencia hay entre la concurrencia y el coaseguro?

No debemos confundir estos dos conceptos que parecen similares pero son bien distintos:

Ya hemos visto que la concurrencia se da cuando hay varias compañías aseguradoras contratadas cubriendo el mismo bien. En este caso la indemnización de las compañías nunca sobrepasaría el total del valor del bien asegurado, sino que cada compañía pagaría una parte proporcional del valor asegurado.

El coaseguro lo encontramos cuando existen varios contratos sobre el mismo objeto, y el importe total asegurado no sobrepasa el valor de dicho objeto. Por ejemplo un objeto tan valioso que una sola compañía de seguros no pudiera asumir el riesgo y se lo repartieran entre varias, asegurando distintas aseguradoras el mismo bien. Cada una de ellas aseguraría una parte del mismo y cubriría en caso de daño la parte que ella garantiza.

La complejidad de la técnica aseguradora y el argot empleado en los contratos, hace recomendable contratar, mediante un corredor de seguros especializado, un seguro de hogar con contenido y continente, independientemente de tener un seguro de comunidad, ya que aunque pudiera existir duplicidad de coberturas entre el seguro de hogar y de comunidades, solo sería con respecto al continente y en algunas coberturas, no en todas. Así nos vemos completamente protegidos ante cualquier eventualidad futura.

Fuente: Fuentes sectoriales y elaboración propia

Anuncios
 

Etiquetas: , ,