RSS

Archivo de la categoría: seguro de edificios

LA NUEVA LEY ANTIOCUPACIÓN

LA NUEVA LEY ANTIOCUPACIÓNSegún los datos del Ministerio del Interior, en España los delitos y faltas por ocupación ilegal de inmuebles han sido aproximadamente 50 mil en los últimos cinco años. Con el objetivo de acabar con este problema y agilizar los desalojos, la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados ha aprobado la nueva ley de desahucio exprés, que establece plazos judiciales muy reducidos.

El proceso de desahucio arrancará en el momento que el titular de la vivienda ocupada ilegalmente informa al juez de la situación, abriéndose un plazo de 20 días como máximo para que el juez determine el desalojo. Con el fin de que el proceso no se vea relentizado, la nueva modificación de la norma no incluye la necesidad de adoptar medidas concretas para afrontar los casos en los que se encuentren inmersas personas en situación de especial vulnerabilidad, y los servicios sociales no serán incluidos de oficio en el procedimiento, además, no será necesario garantizar una alternativa habitacional para los afectados. La nueva Ley solo afectará a las viviendas cuya titularidad sea de una persona física, una entidad sin ánimo de lucro o fondos de inversión que tengan como fin el alquiler social de los inmuebles. De este modo, la nueva norma continuaría sin afectar a las viviendas propiedad de entidades bancarias o fondos de inversión.

La ocupación ilegal afecta principalmente a zonas donde se han realizado una gran cantidad de desahucios por impago de préstamos hipotecarios, y la vivienda ha pasado a manos de los bancos o a grandes sociedades de inversión. En algunos casos la ocupación responde a una situación de necesidad, pero la mayoría son causadas por redes de mafias organizadas, que ocupan casas para ofrecérselas a terceros a cambio de dinero. En Madrid, se calcula que hay más de 1.000 pisos ocupados por este tipo de bandas organizadas, según la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos (FRAVM), que denuncia que estas actuaciones ilegales está deteriorando de forma generalizada la convivencia en las Comunidades de Propietarios de multitud de barrios de la capital.

Si tenemos en cuenta que el 80 por ciento de todos los pisos ocupados son de entidades financieras, y que los expertos inmobiliarios advierten que, para evitar las órdenes judiciales de desalojo inmediato que establece la nueva ley, las mafias de la ocupación se cebarán en los pisos que sean propiedad de bancos y sociedades, podemos prever que la ocupación ilegal continuará siendo un problema para muchas Comunidades de Propietarios.

Llegados a este punto nos interesará conocer el papel que el Administrador de Fincas o el Presidente de la Comunidad de Propietarios puede desempeñar para lograr el desalojo de los pisos ocupados, independientemente de que el propietario denuncie la situación de su vivienda. Una posible solución la encontramos en artículo 7.2 de la Ley de Propiedad Horizontal, que establece que: “Al propietario y al ocupante del piso o local no les está permitido desarrollar en él o en el resto del inmueble actividades prohibidas en los estatutos, que resulten dañosas para la finca o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, peligrosas o ilícitas” lo cual posibilitaría a la Comunidad denunciar los pisos ocupados que no respeten las normas de convivencia. En este caso, el Presidente estaría legitimado para postular la acción judicial de cesación del inmueble, igual que si se tratara del titular del inmueble o de un arrendatario.

Todo parece indicar que la nueva ley de desahucio exprés no será la solución definitiva para este problema que padecen muchas Comunidades de Propietarios, por lo que deberán contar con un buen Seguro multirriesgo, así como un Seguro de protección jurídica que cubra tasas, derechos y costas judiciales derivadas de la tramitación de los procedimientos. A través de Seguro Comparador puedes calcular cómodamente el precio del seguro que tu Comunidad de Propietarios necesite, en tan solo unos minutos.

Por último nos gustaría recordaros que éste y otros muchos temas de actualidad serán abordados en el XXI Congreso Nacional de Administradores de Fincas CNAF 2018 que se celebra en Madrid del 7 al 9 de junio, contamos con vuestra presencia.

Fuentes: boe.es, congreso.es y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

ZONAS VERDES EN COMUNIDADES DE PROPIETARIOS, SEGUROS Y SEGURIDAD

Temperaturas agradables y sol, ahora sí que podemos decir que ha llegado la primavera, estación ideal para sacar provecho de los jardines o parques situados en nuestra Comunidad de Propietarios, eso si, siempre ejerciendo un uso responsable, ya que se trata de una zona común del edificio donde se deben cumplir unas normas básicas de convivencia. Así lo establece la La Ley de Propiedad Horizontal, que autoriza que los vecinos disfruten de los espacios comunes, siempre y cuando respeten a los demás residentes y los estatutos de la comunidad.

Para evitar posibles conflictos producidos por que un vecino utilice estas zonas de forma inadecuada o abusiva, es aconsejable que la comunidad defina de manera clara las normas en parques o jardines del edificio y coloque en un lugar visible un cartel con las actividades que estén prohibidas y el horario de uso. De hecho esto es un derecho recogido en el artículo 6 de la Ley de Propiedad Horizontal el cual determina quepara regular los detalles de la convivencia y la adecuada utilización de los servicios y cosas comunes, el conjunto de propietarios podrá fijar normas de régimen interior” En el caso de que un vecino sea advertido por no cumplir alguna de estas normas y aun así no cese su actitud, la comunidad podrá incluso interponer una demanda contra él, preferiblemente acompañada por un informe pericial que detalle los inconvenientes causados a los demás vecinos. Acudir a los tribunales u otros sistemas de mediación y arbitraje conlleva costes que coartan las decisiones comunitarias, de ahí la importancia de tener un seguro de Protección Jurídica independiente del seguro multirriesgo del edificio, que cubra todos los gastos e informes de profesionales externos.

El mantenimiento del jardín o parque es otro tema muy importante para las Comunidades de Propietarios, que suelen encargar estas labores a empresas especializadas, ya que el cuidado de estas zonas comunes comprende diversos trabajos entre los que se encuentran el riego, la poda, el control de las malas hierbas, la escarificación del cesped e incluso el control de plagas. La posesión de estos espacios suele ser un plus elevado en las cuotas de participación vecinales, a las cuales se les suele añadir una dotación extra para la creación un fondo de reserva destinado a atender las posibles obras necesarias de conservación o reparación. A las empresas y profesionales autónomos se les debe exigir como mínimo un seguro de Responsabilidad Civil adecuado a las tareas que va a realizar y al personal que utilizará, en demasiadas ocasiones comprobamos la inexistencia de estas pólizas o la falta de idoneidad de las mismas.

Las obras realizadas en las zonas verdes de los edificios generalmente suelen ser consideradas obras de mejora, y por lo tanto deberán ser valoradas y aprobadas por la junta de propietarios por mayoría. Cabe destacar que ningún propietario podrá exigir este tipo de reformas si no son necesarias para la adecuada conservación, habitabilidad o seguridad del inmueble. En el caso de que una mayoría de vecinos apruebe la realización de estas obras, el vecino que no esté conforme no resultará obligado a correr con su parte del gasto ni se modificará su cuota, siempre que los gastos asociados superen el importe de tres mensualidades de gastos comunes, sin embargo, no podrá utilizar las nuevas instalaciones o servicios y, cuando quiera hacerlo, tendrá que pagar. Este tipo de trabajos acarrea riesgos que suelen estar incorporados en el seguro multirriesgo de la comunidad de propietarios, siempre que tengan la calificación de “obras menores”.

Toda Comunidad de Propietarios que tenga planeado la realización de obras para la conservación o mejora de sus zonas verdes deberá de comprobar previamente la existencia de un buen Seguro todo riesgo rehabilitación, que esté específicamente diseñado para prestar cobertura frente a la amplia variedad de riesgos que pueden afectar dicha obra y que garantice el conjunto de los trabajos de construcción e instalaciones. Obligación que dimana de su condición de Promotor. A su vez, un Seguro multirriesgo con cobertura de responsabilidad civil resulta imprescindible para cualquier Comunidad de Propietarios que posea una zona verde en sus instalaciones, ya que en caso de hechos accidentales, caída de ramas que causen daños a terceros o daños a personas o cosas de terceros, será responsabilidad de todos los propietarios la reparación o indemnización correspondiente.

Fuentes: Boe.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , ,

¿QUIÉN ASUME LOS DAÑOS POR DEFECTOS DE CONSTRUCCIÓN DE UN EDIFICIO?

Goteras en zonas comunes de un edificio debidas a filtraciones en la cubierta, grietas en la fachada, baldosas que se desprenden… La acción degradante del paso del tiempo suele ser la causa de estos problemas en las edificaciones antiguas, pero en ocasiones estos desperfectos aparecen en inmuebles de nueva construcción. Distinguimos dos tipos de daños, los que sufre la propia edificación y aquellos que afectan a terceros como consecuencia de los primeros, tanto dentro del inmueble como en zonas aledañas ¿Puede tu Comunidad de Propietarios reclamar la reparación de estos defectos o vicios de construcción? ¿Cuáles son los plazos para hacerlo? ¿Quién es el responsable de su reparación?

En primer lugar debemos saber que las garantías varían en función de la gravedad y peligrosidad específica de cada defecto de construcción: cuanto más se comprometa la estabilidad de la obra o la seguridad de sus habitantes, mayor es el plazo de cobertura previsto. Para ello la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE) contempla tres tipos de defectos:

  • Los defectos de remate, terminación, o acabado. Su reparación es sencilla y no suele ser excesivamente cara. Tienen un plazo de garantía de un año desde la recepción de la obra. Si el constructor o el promotor suscribieron un seguro de Todo Riesgo Construcción o Rehabilitación, ésta es una garantía habitual en éstas pólizas, es una tranquilidad saber que una compañía de seguros puede responder.

  • Los defectos de habitabilidad, funcionalidad o seguridad (ruina funcional), son aquellos que afectan a la insonorización, ahorro de energía, aislamiento térmico, protección del medio ambiente y otros aspectos funcionales de los elementos constructivos o de las instalaciones que permitan un uso satisfactorio del edificio. Estos defectos son más complicados de detectar, por lo cual la LOE fija para ellos una garantía de tres años. También éste riesgo es asegurable por cuenta del constructor o el promotor, sin embargo debido a su mayor coste no es habitual su contratación, aún sabiendo su importancia. Cuando se comparan precios entre empresas es muy importante averiguar cuál aporta garantías mediante seguros adecuados.

  • Los defectos estructurales (ruina física), son aquellos que afectan a la cimentación, los soportes, las vigas, los forjados, los muros de carga u otros elementos estructurales y que comprometen de modo directo la resistencia mecánica y la estabilidad del edificio.El plazo para su reclamación es de diez años. Para estos riesgos el promotor ya tiene obligación de suscribir el denominado seguro decenal para los inmuebles cuyo destino principal sea el de vivienda. Sin este seguro el promotor no podrá hacer la inscripción de la obra nueva en el Registro de la Propiedad, lo que le imposibilitará obtener financiación hipotecaria o comercializar las viviendas.

Los responsables de subsanar los desperfectos, dentro de los plazos legales mencionados, en la terminación o los acabados serán la promotora y la constructora de la edificación, a los cuales habrá que enviarles mediante burofax un listado donde se concreten las anomalías existentes de este tipo. La reparación de los defectos de habitabilidad, funcionalidad, seguridad o estructurales suele ser elevada, por lo cual es aconsejable que un técnico especializado realice un informe pericial en el que el incluya una enumeración de los daños, sus causas, cuáles son las alternativas para solucionarlo, un presupuesto orientativo de reparación y quiénes serían los profesionales responsables. Éstos suelen ser el promotor, la constructora, el proyectista o incluso el director de la obra. Una vez elaborado el informe se debe enviar una copia y una carta de reclamación por escrito al promotor y a los demás profesionales responsables, en la que figuren los datos identificativos de la Comunidad de Propietarios y del inmueble perjudicado. Cumplidos los plazos legales, la responsabilidad recae sobre la propiedad del inmueble, en el caso de propiedad horizontal, la Comunidad de Propietarios; Si se trata de propiedad vertical, el propietario único. Las compañías de seguros ofrecen coberturas para los hechos accidentales por fenómenos climatológicos, el Consorcio de Compensación de Seguros para los extraordinarios por ciclogénesis, ambos fenómenos de la naturaleza abarcan los efectos de la lluvia, el viento, la nieve, el granizo y pedrisco. La falta de mantenimiento indudable es una responsabilidad no asegurable.

Llegados a este punto conviene recordar que toda Comunidad de Propietarios es Promotor en aquellas Obras de Rehabilitación que realice, por tanto está obligada legalmente a responder de los daños que puedan causar. En este caso el Seguro decenal de rehabilitación de edificios y obra nueva se convierte en algo indispensable si tu Comunidad de Propietarios planea realizar obras de este tipo. No dudes en consultar en tu Correduría de Seguros si tienes alguna duda sobre este u otro seguro que pueda necesitar tu Comunidad de Propietarios.

 

Fuentes: boe.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , ,

CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA PARA COMUNIDADES DE PROPIETARIOS

CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA PARA COMUNIDADES DE PROPIETARIOS¿Sabías que si eres propietario de una vivienda o bajo comercial y tienes planeado ponerlo en venta o alquiler es obligatorio que dispongas de su certificado energético correspondiente? Así lo establece el Real Decreto 235/2013 del 25 de mayo de 2013, además de puntualizar que la calificación energética debe incluirse en toda oferta, promoción o publicidad dirigida a la venta o arrendamiento, y que el vendedor debe siempre entregar al comprador un original de ese certificado o, en caso de alquiler, el arrendador adjuntar una fotocopia de esa catalogación al contrato. Llegados a este punto te estarás preguntando qué es un certificado energético, pues se trata de un documento oficial redactado por un técnico competente (arquitecto, arquitecto técnico, ingeniero, ingeniero técnico) que incluye información objetiva sobre las características energéticas de un inmueble, y que refleja el gasto energético de la construcción como son los consumos de agua, electricidad o gas. Para conseguirlo simplemente deberás concertar una cita con un técnico certificador para que visite el inmueble. Éste realizará un croquis y tomará medidas de las estancias, revisará los materiales de la fachada, inspeccionará las instalaciones de calefacción y climatización y calculará la calificación energética, evaluándola de la A (más eficiente) a la G (menos eficiente). Para que sea totalmente válido es necesario, después, registrarlo en la comunidad autónoma correspondiente, el trámite suele rondar entre 35 y 200 euros y es habitual que el propio técnico se ocupe del trámite. Cualquier error u omisión en el mismo es reclamable al firmante o a su aseguradora en el derecho de ejercer la acción directa. Su periodo de validez será de 10 años, pasados éstos habrá que renovarlo, y las sanciones por no contar con él pueden ser de 300 a 6.000 euros.

En el caso de las Comunidades de Propietarios, aunque no están obligadas a poseer un certificado de eficiencia energética general para todo el edificio y sus viviendas, es altamente recomendable su realización, por las siguientes razones:

  • Un certificado conjunto para la comunidad tiene un ahorro estimado de entre 8 y 10 veces el coste de ser realizado independientemente por cada vecino, ya que la empresa o técnico certificador propondrán un precio inferior al que tendría que hacerse frente emitiendo certificados individuales.
  • Las tasas de registro en la comunidad autónoma también son mucho más económicas.
  • El certificado de eficiencia energética formará parte de el Informe de Evaluación del Edificio (IEE), que sustituye al antiguo ITE (Informe Técnico del Edificio). Considera que el IEE es obligatorio en fincas de más de 50 años, y para cualquier Comunidad de Propietarios que desee recibir subvenciones destinadas a rehabilitación para la mejora energética o de accesibilidad.

Es muy probable que tu edificio necesite una rehabilitación en cuestión de ahorro energético, ya que según un informe elaborado por el Ministerio de Industria, ocho de cada diez edificios en España derrochan energía y sólo en el 0,62% de los inmuebles anteriores a 1980 se han realizado reformas de acondicionamiento energético. Ejecutar este tipo de obras antes de solicitar un certificado energético conjunto para lograr así obtener una mejor calificación es una idea que tu Comunidad de Propietarios debe estudiar y dialogar. Todos sabemos que tomar decisiones individuales, como cambiar las ventanas o aislar las paredes de una vivienda, es más inmediato y sencillo que alcanzar acuerdos colectivos para llevar a cabo obras de reforma en todo un edificio. Hay que involucrar al resto de vecinos para recuperar el barrio porque “tu casa” abarca más allá de la puerta de entrada. Es por ello que la figura del Administrador de Fincas es clave en esta situación, ya que son los profesionales que viven más de cerca las circunstancias diarias de las Comunidades de Propietarios, y deben ser los canalizadores de información, soluciones y proyectos. Por eso es necesario que expliquen las ventajas de pertenecer a una Comunidad de Propietarios concienciada, colaboradora y respetuosa con el medio ambiente, ya que un edificio energéticamente eficiente es capaz de conseguir los mismos servicios empleando menos recursos y, por tanto, emitiendo menos CO2. El resultado final también revaloriza las viviendas, es una oportunidad económica.

Por último es muy importante recordar que para cualquier obra de rehabilitación o reforma es siempre necesario que tu Comunidad (promotora) disponga de un seguro todo riesgo rehabilitación que garantice el conjunto de los trabajos de reforma e instalaciones, costo de material y de mano de obra, además de los materiales que aún no hayan sido colocados y estén acopiados a pie de obra.

Fuentes: boe.es, certificadodeeficienciaenergetica.com y elaboración propia.

 

 

Etiquetas: , , ,

¿Cómo podemos estar protegidos en la Comunidad de Propietarios frente al frío y la lluvia?

Padecemos una sequía preocupante, añoramos la lluvia y rogamos por ella, ahora que llega la temporada del año en el que las lluvias y las altas precipitaciones son los protagonistas, y esto implica prestar una atención especial a dos aspectos de nuestras comunidades: la precaución ante las inundaciones y poner a punto nuestras calderas. En este artículo analizaremos y resumiremos los mejores consejos en ambos casos.

Prevención de los daños en inundaciones

Tenemos que prepararnos para tratar de que las consecuencias sean mínimas. Para ello analizaremos las medidas que se podrían tomar para proteger al edificio y optaremos por la alternativa que más se adecue y que nos sea más rentable. Todo ello dependerá de:

  • El tipo de inundación sufrida en temporadas pasadas.
    • El tipo de urbanización en qué está ubicada la construcción.
    • El tipo de edificio y construcción, antigüedad, altura, sótanos, pendiente.
    • El valor que tenga la reconstrucción de los elementos dañados.
    • El coste de las medidas para reducir los daños; pueden implantarse de una vez o en varias.

El esquema a seguir será:

  1. Identificar las acciones para reducir los daños en edificaciones, en equipamientos y servicios, y en personas y bienes
  2. Planificarse para estar adaptado y preparado y poder reaccionar y recuperarse
  3. Se mantiene la exposición con los daños reducidos al mínimo

Medidas de mitigación de los daños en edificaciones existentes

Tenemos las ‘medidas de aislamiento’ que mantienen el agua en el exterior del edificio, y las que mejoran la capacidad del edificio para soportar los efectos de las inundaciones.

Y estas medidas tienen 4 formas de reducir la vulnerabilidad del edificio:

  1. EVITAR que el agua alcance el edificio.
    2. RESISTIR o impedir que el agua entre.
    3. TOLERAR la entrada del agua tomando medidas para limitar el daño.
    4. RETIRADA en los casos en los que el riesgo sea elevado.

La mayoría de estas soluciones requieren un proyecto, y será necesario trabajar con el técnico correspondiente, ya que es posible que afecte a la estructura, los servicios, los accesos de entrada, etc.

También es necesario planificar cómo proteger el edificio en el momento de la inundación, es decir, elaborar un plan de emergencia de autoprotección o familiar, y siempre es recomendable revisar las pólizas de nuestro seguro de la comunidad.

¿Y cómo resistir que entre una vez que ya esté en contacto?

Ahora vamos a ver qué medidas se podrían tomar para intentar impedir que el agua entre en el edificio, aunque ésta ya esté en contacto con el mismo.

  • Sellado de las paredes exteriores mediante recubrimientos impermeables
    • Solado a prueba de humedad o impermeable
    • Elevación de los umbrales de puertas y ventanas
    • Revisión de la cimentación, su impermeabilización y sistema de drenaje
    • Impermeabilización de la planta baja o sótano en forma de “caja hermética”
    • Revisión de desagües y tuberías
    • Revisión de las fosas sépticas y pozos negros
    • Utilización de materiales resistentes

Para el supuesto de que los daños se produzcan, debemos de tener en cuenta que si el agua entra por la cubierta, el seguro multirriesgo se podría hacer cargo de la reparación y si entra por el suelo y supera los umbrales del Consorcio éste correrá con los gastos.

Puesta a punto de calderas

No solo las lluvias deben preocuparnos con la llegada del invierno, sino que si queremos evitar que el frío se instale en nuestros hogares es conveniente realizar correctamente la puesta a punto del sistema de calefacción central.

¿Quién realiza la puesta en marcha de las instalaciones de calefacción central?

Solamente deben hacerlo las empresas autorizadas, que también deben de encargarse del mantenimiento e inspección; solo así quedaría asegurado el cumplimiento de las exigencias técnicas y legales.

¿Para qué se realiza la puesta en marcha?

Se trata de asegurarnos y comprobar que todo funciona correctamente antes de iniciar la temporada de calefacción en nuestras viviendas.

Otro de sus fines es conseguir que nuestra calefacción sea más eficiente y evitar derrochar energía ajustando la instalación para que sus componentes trabajen de manera coordinada. La eficiencia energética es un objetivo de las Administraciones y una exigencia de la Sociedad concienciada.

Con todos estos consejos podemos asegurarnos de pasar un invierno estando seguros de que no tenemos que preocuparnos por el exceso de frío o de lluvias.

Fuente: consorseguros.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , ,

¿Qué ocurriría si impactase un dron, un avión o un vehículo contra mi edificio?

coche estrellado contra edificioExisten numerosos riesgos que puede sufrir una comunidad de propietarios, sobradamente conocidos algunos y menos presentes otros como impactos de otros elementos ajenos a la comunidad en el edificio, aunque puede que no sean muy probables, como es el impacto de animales, vehículos, ondas sónicas, aeronaves u objetos arrastrados por fenómenos meteorológicos.

Aunque la pregunta con la que titulamos este artículo parezca poco probable, sí que puede ocurrir; el pasado lunes 15 de mayo, una avioneta se estrelló contra tres edificios en EEUU, el piloto intentaba aterrizar en el aeropuerto de Nueva Jersey, pero su avioneta cayó, impactando a tres edificios residenciales causando incendios.

Citando un caso de impacto más cercano, el pasado 31 de agosto en Almería, unos ladrones empotraron un vehículo contra el escaparate de una tienda de una conocida marca de móviles y de otros artículos electrónicos. Los daños causados fueron el escaparate de una tienda y un tabique que pertenecía al edificio de una comunidad de propietarios.

En ambos casos, los daños soportados por los edificios tienen un coste económico. En el caso de la avioneta, se produjeron daños en el tendido eléctrico. En el alunizaje, los daños son en un tabique de la comunidad.

Ambos costes económicos teniendo contratado un seguro multirriesgo para comunidades de propietarios que cubra estas situaciones, no supondrían un mayor gasto para la comunidad.

Igualmente, una onda sónica producida por una aeronave o astronave puede provocar un impacto en un edificio de cualquier tipo si supera la barrera del sonido causando daños materiales de los cuales se desprenden costes económicos. Costes que se pueden cubrir igualmente si el seguro de la comunidad incluye la garantía de choque, impacto y ondas sónicas.

En el uso de drones profesionales y aficionados es habitual presenciar aterrizajes en sitios inverosímiles y los edificios son como los gigantes para Don Quijote de la Mancha.

El impacto de un turismo, conducido por un copropietario hombre o mujer, contra la puerta de garaje del edificio es la causa más frecuente de litigio en la gestión de siniestros, motivado por el hecho de que es una causa excluida en algunos contratos de seguro o bien no son considerados terceros los propietarios en la garantía de responsabilidad civil.

En cualquiera de las situaciones mencionadas, los causantes del daños deberían de disponer de un seguro de responsabilidad civil, obligatorio en algunos casos, voluntario en otros, para responder económicamente de su acción, sin embargo la realidad es que ejercer la reclamación por los daños sufridos es un procedimiento largo y costoso al que pocos pueden enfrentarse sin el respaldo de un seguro de daños propios o de protección jurídica.

Que estos casos puedan parecer poco frecuentes no los hace imposibles, así que… ¿por qué arriesgarse?

Fuentes: fuentes del sector y elaboración propia

 

Etiquetas: , , ,

Tasación de daños en un incendio de la Comunidad de Propietarios

incendio en edificioSi ocurre un incendio en nuestro edificio, para que la indemnización por los daños sufridos se corresponda con el valor de los bienes afectados, es necesario que un perito tase el importe de la indemnización económica a percibir y determine origen y causas del siniestro con el fin de reclamar al causante directamente o a través de la compañía de seguros del inmueble. La designación de perito es un derecho del Tomador de la póliza y una obligación de la Aseguradora y cada una de las partes puede nombrar el suyo, lógicamente los honorarios corren por cuenta de quien contrata sus servicios.

Para canalizar de forma correcta una solicitud de prestación económica a una compañía aseguradora, es determinante que el perito analice el alcance de cobertura en póliza comunitaria, indague la posible concurrencia con los seguros de los copropietarios y establezca una propuesta de indemnización o reparación por los bienes muebles e inmuebles dañados, en consonancia con las coberturas afectadas y sumas aseguradas contratadas. El resultado de ésta labor profesional puede ser contradictorio entre el perito designado por la comunidad de propietarios y el nombrado por la compañía de seguros.

Aplicar la concurrencia de seguros es una fuente de litigio con algunas aseguradoras que dan mayor importancia a la ley que al servicio y trasladan a los asegurados la difícil tarea de negociar con los departamentos de siniestros.

Para realizar una investigación del accidente los Peritos de incendios tienen en cuenta los siguientes aspectos:

– La investigación sobre las posibles fuentes del fuego.

– La tendencia de recorrido del fuego, con el fin de recrear el hecho y de establecer si se dio o no un avivamiento del mismo.

– Si pudo ser provocado o por el contrario ha sido un hecho accidental e imprevisible, a causa de la electricidad estática, irradiaciones de calor provenientes de una estufa, vela o por contacto entre superficies calientes, corto-circuito, proveniente del exterior etc.

El perito que envía la aseguradora es un profesional cualificado que debe ser objetivo en su valoración y aún así, nuestro consejo es que la Comunidad de Propietarios contrate los servicios de su propio perito e informe a la compañía de tal nombramiento.

Si la valoración del edificio, en el momento de contratar la póliza, se realizó “a valor de nuevo”, el siniestro se liquidará de la misma forma, es decir permitirá reponer lo dañado sin merma, sin embargo si optó por “el valor real “, habrá que deducir del importe de los daños, la depreciación por el uso, desgaste, o pérdida de valor. Será muy importante haber contratado bien los capitales para que la póliza esté ajustada a la realidad de lo que costaría reponer lo dañado teniendo en cuenta su calidad, año de construcción, superficie construida ( el terreno no se asegura, pero los solados sí ), instalaciones, equipamiento y demás aspectos que un mediador de seguros conoce a la perfección.

Si el perito considera que el continente (toda la edificación) está infravalorado en el contrato de seguro, propondrá una indemnización menor en aplicación de la “regla proporcional”. Si aprecia que la descripción de las características del edificio no se ajusta a la realidad, por ejemplo en el año de construcción, rehabilitación o materiales de las instalaciones, aplicará una depreciación por la “regla de equidad”.

La discrepancia de ambos peritos se resuelve mediante el nombramiento de un tercero, que se paga a medias, nombrado de común acuerdo o por designación judicial, de acuerdo a lo que establece el artículo 38 de la Ley de Contrato de Seguro.

La compañía de seguros está obligada a responder por los daños tasados en un plazo máximo de 40 días desde su peritación y a partir de los 90 días incurre en mora y aplicación del interés legal del dinero incrementado en el cincuenta por ciento.

Los siniestros de incendio tienen una frecuencia menor que los daños por agua, sin embargo su importe es muy elevado e intervienen muchas personas físicas y jurídicas con intereses contrapuestos, que justifican la conveniencia de estar asesorados por un corredor de seguros de confianza o comparar las ofertas de varias compañías leyendo las condiciones y exclusiones de sus pólizas, si algún propietario tiene cualificación profesional para ello. La diferencia del precio de los seguros viene motivada, sobre todo, en función de las coberturas, sumas aseguradas, forma de aseguramiento, procedimiento de liquidación de las prestaciones  y servicio post-venta.

Fuente: elaboración propia

 

Etiquetas: , ,