RSS

Archivo de la categoría: josé silva

¿CUMPLE TU COMUNIDAD DE PROPIETARIOS LA NORMATIVA DE ACCESIBILIDAD?

 

¿CUMPLE TU COMUNIDAD DE PROPIETARIOS LA NORMATIVA DE ACCESIBILIDAD?

Vivimos en una sociedad cada vez mas preocupada en derribar las barreras arquitectónicas que obstaculizan el derecho de libre movilidad de todos sus miembros, sin diferenciar a los individuos por edad, talla, habilidades, características físicas o discapacidad. Toda persona debe tener la posibilidad de tener acceso, paso o entrada a un lugar o actividad sin limitación alguna por razón de deficiencia, o minusvalía. La accesibilidad arquitectónica, referida tanto a edificios públicos como privados, se ha convertido en un reto en el que todos debemos participar, más aún las Comunidades de Propietarios, y así lo quiere garantizar la Ley 15/1995 de límites al dominio sobre inmuebles para eliminar barreras arquitectónicas y la ley 26/2011 del 1 de agosto. En ella se establece como obligación para las CCPP, la ejecución de obras o dotación de servicios comunes para la supresión de barreras. Estas actuaciones se deben llevar a cabo incluso sin acuerdo previo en Junta de vecinos si son solicitadas por discapacitados o mayores de 70 años, ya sean propietarios, trabajen o presten servicios voluntarios en la comunidad, siempre que su coste anual (descontadas ayudas públicas o subvenciones) no exceda doce mensualidades ordinarias de gastos comunes. Si el presupuesto de la obra supera esta cifra, la Comunidad estará en la obligación de ejecutar y costear las obras de accesibilidad (según el artículo 10.2 de la Ley de Propiedad Horizontal o LPH) cuando así lo determinen la mayoría de los propietarios, teniendo la obligación de contribuir todos sin excepción, incluso los que no hayan votado a favor. En el caso de que no se pueda conseguir una mayoría, es el Juez competente quien se pronunciará al respecto, en un plazo máximo de 20 días. Cabe apuntar que los propietarios asumen que pagarán el costo de las modificaciones arquitectónicas, conforme al porcentaje de participación fijado en el título constitutivo de la división horizontal de la casa, y no según el criterio de que pagan más quienes más uso hagan de las instalaciones proyectadas.

En un primer momento, puede parecernos que los elementos principales que impiden un óptimo acceso son las barreras físicas como los escalones o los desniveles de rellanos, pero plazas de aparcamiento estrechas, puertas pesadas o incluso una iluminación escasa también son obstáculos que necesiten una modificación. Para todos estos casos hay distintas soluciones que eliminarán esas barreras arquitectónicas y harán que nuestro edificio sea accesible:

  • Rampa: Principalmente indicada para evitar los primeros escalones que conducen al rellano de planta. En ocasiones no es posible realizar esta obra debido a los costes, al espacio requerido o a las normativas establecidas. Es una obra que conlleva riesgos en su ejecución con afectación de terceros.
  • Silla salva escaleras: Si una rampa no es posible, otra opción son las sillas salva escaleras. Sus ventajas son su bajo coste y el poco espacio requerido, aunque quizás no es la solución idónea para una persona que utilice silla de ruedas, ya que se requiere un esfuerzo para trasladarse de una silla a otra.
  • Plataforma salva escaleras: Ideal para sillas de ruedas. Este dispositivo puede subir y bajar tramos rectos o incluso curvos. Además, otros usuarios sin discapacidad también pueden beneficiarse de ella usándola para subir el carro de la compra, el carrito del bebé, etc. Si el anclaje se realiza a elementos estructurales tendrá la consideración de rehabilitación.
  • Ascensor: Si se dispone del espacio suficiente y el desnivel es mayor de 3 metros, ésta es la mejor solución. Será aprovechado por toda la comunidad, pero requiere una inversión importante. Esta obra afecta a estructuras y precisa un seguro de rehabilitación.
  • Cota Cero: La opción que acaba definitivamente con las barreras arquitectónicas es llevar el ascensor a Cota Cero. Permite quitar todas las escaleras del portal y llevar el ascensor a nivel de calle, de tal manera que ningún obstáculo priva de su accesibilidad. El Promotor (la CP es responsable de los daños a la propia obra y a terceros)
  • Videoportero: Este dispositivo que permite establecer comunicación entre el exterior y la vivienda, así como la apertura de puerta del portal o urbanización debe estar situado a una altura que facilite su utilización por cualquier persona, independientemente de sus capacidades o estatura. Puede tener la calificación de obra de reforma o rehabilitación según las características del edificio.
  • Puerta de acceso: Debe disponer de una anchura cómoda y suficiente, un peso adecuado que no dificulte su uso y los mecanismos de apertura (llave, pulsador, etc.) deben ser sencillos de utilizar.
  • Escaleras: Deben tener la anchura suficiente, pasamanos a ambos lados y un pavimento correcto. Obra de rehabilitación clara porque su apoyo afecta a estructura.
  • Iluminación: Se deben tener en cuenta dos aspectos, la adecuada intensidad y el tiempo en el que la luz permanece encendida en el caso de existir temporizadores. Obra de reforma con posibles daños preexistentes.
  • Garajes: La apertura de la puerta del garaje debe ser automática, que no requiera descender del vehículo para ser abierta, el aparcamiento debe tener una anchura adecuada y un pavimento correcto. Obra de reforma con afectación en la contratación del seguro multirriesgo del edificio.

Conviene recordar que las obras a favor de la accesibilidad también tienen sus propios obstáculos, por lo que resulta necesario apostar por un seguro todo riesgo rehabilitación que garantice el conjunto de los trabajos de construcción e instalaciones, el costo del material y de la mano de obra, además de los materiales que aún no hayan sido colocados y estén acopiados a pie de obra.

Fuentes: Discapnet.es y elaboración propia.

 

Anuncios
 

Etiquetas: , ,

¿Las comunidades de propietarios pagan cuotas más elevadas de lo que deberían?

EUROPA PRESS 12-06-12Cerca del 80% de las comunidades de propietarios evaluadas desembolsan una cuota mensual superior de lo que correspondería a cada vecino. El informe atribuye este hecho a los siguientes factores: el incremento y mala gestión de la morosidad; contratos de servicios y mantenimiento muy elevados; deficiencias en medidas de ahorro energético; y repercusión de los defectos constructivos, asumidos por vecinos cuando deberían haber sido cubiertos por los seguros, como los principales factores que provocan el incremento en las tasas vecinales. –

La noticia es alarmante, sin embargo contiene falta de rigor porque los defectos constructivos no son una responsabilidad de las Aseguradoras, sino de los intervinientes en el proceso constructivo, según se recoge en la Ley 38 de Ordenación de la Edificación. Compartimos plenamente que la morosidad y su gestión crean graves problemas en las Comunidades, no obstante, precisamente las Aseguradoras disponen de medios muy eficaces para combatirlos, si se contratan los seguros de Protección Jurídica que recomendamos a los profesionales Administradores de Fincas Colegiados que confían en nuestro asesoramiento. También se pude mejorar los resultados de los contratos de servicio y mantenimiento que prestan las empresas si previamente ha contratado el Servicio Legal Externo que José Silva Correduría de Seguros recomienda como Tarifa Plana para resolver de forma amistosa o judicial aquellas carencias que se presenten.

Sin duda alguna, recurrir a profesionales Colegiados garantiza conocimientos, formación y respuesta ante los posibles errores u omisiones con la cobertura de los seguros de responsabilidad civil y caución que otros aficionados no pueden aportar. Recomendamos ponerse en manos expertas sobre seguros de comunidades de propietarios para ser asesorados acerca de la póliza que deberían suscribir. Un adecuado seguro multirriesgo para comunidades de propietarios que cubra los principales riesgos a los que queda expuesta una finca no tiene porqué representar una elevada cuota entre los vecinos.

Puede ponerse en contacto con los especialistas de José Silva Correduría de Seguros llamando al 91 535 30 09 ó escribiendo a josilva@josilva.com

 

Etiquetas: , , ,

Los daños por agua son la reparación más frecuente en los inmuebles

Durante 2010, representaron el 40% de los siniestros declarados en el hogar, porcentaje similar a 2011. Los fenómenos climatológicos (lluvia, viento, pedrisco, nieve, hielo) también afectaron intensamente a las aseguradoras y asegurados hasta alcanzar el 15% de las intervenciones por siniestros. El conjunto de éstas garantías,  normalmente básicas en un seguro multirriesgo, ha generado trabajo a diversos gremios profesionales como fontaneros, albañiles, pintores y parquetistas, además de la propia función pericial, y suponen el 65 % de las causas por las que los asegurados demandan los servicios de sus aseguradoras.

La rotura de cristales, loza sanitaria y placas vitrocerámicas, incidencias muy vinculadas a la actividad doméstica, representaron un 20% de las reparaciones en domicilios particulares o comunitarios. Con los efectos de la crisis, éstas garantías opcionales en muchas pólizas son las que los asegurados suprimen para abaratar costos.

Han disminuido porcentualmente los delitos de robo en todas sus figuras, expoliación, hurto y sustracción, aún así los daños por éstos siniestros alcanzaron el 10% del total.

Capítulo aparte suponen los daños eléctricos. Una garantía de difícil comprensión para los asegurados,  que cada año incrementa porcentualmente su costo de contratación opcional en muchas pólizas de seguro y que supuso el 9% de las reparaciones.

El sector asegurador mantiene una fuerte presión entre la percepción social de su actividad y la realidad de los hechos. Además de contribuir al sostenimiento de las economías familiares en casos de siniestro, emplea en la Comunidad de Madrid a más de 43.000 personas, de las cuales el 50% son mujeres, según datos de la Consejería de Empleo Mujer e Inmigración de la Comunidad de Madrid. Las primas pagadas por los tomadores de seguros de la región suponen el 6,7% del PIB de Madrid,  la tasa más alta de todas las Comunidades Autónomas y muy por encima de la media nacional (5,49%). ¿Por qué entonces los jóvenes continúan sin tener en cuenta al “Seguro” como una opción interesante en su horizonte profesional?.

Información recabada por José Silva Correduría de Seguros.

 

Etiquetas: , , , ,

Sin el asesoramiento adecuado, lo barato sale caro

Seguro que alguna vez has caído en la tentación de comprar algo a un precio muy inferior al habitual y de aparente calidad (algún electrodoméstico, ropa, un coche de segunda mano,…). Poco tiempo después, has descubierto que no era tan bueno como creías, te has acabado arrepintiendo de ello y has vuelto a decirte a ti mismo “claro, es que lo barato siempre sale caro…”. No te culpes, en la mayoría de esas ocasiones no has contado con la ayuda de un profesional que te asesorase y, en estos casos, es muy común que los consumidores tomen decisiones de compra  equivocadas.

El pasado 30 de enero, leíamos un ejemplo de ello en una noticia publicada en elprogreso.galiciae.com. Solo el 54% de las comunidades de propietarios de Lugo están aseguradas, así que si ocurre algún daño en el edificio, los vecinos son los que deben abonar de su bolsillo el coste de dichos arreglos. Además, también son los propietarios los responsables del desembolso económico si le sucede algo a un tercero, siempre y cuando el inmueble haya sido el origen de la lesión.

El aumento de los robos en comunidades está relacionado directamente con la situación económica que atravesamos y su carencia de medidas de seguridad, con el objetivo de ahorrar, es otro de los motivos por los que crece este siniestro. Por otra parte, los inevitables fenómenos meteorológicos influyen directamente en necesidad de reparar cubiertas, fachadas, exteriores,… Teniendo en cuenta que el coste medio por siniestro en los edificios ronda los 845 €, es increíble que algunos vecinos no se planteen contratar un seguro para su comunidad, o bien opten por el más barato. Si lo analizamos unos segundos, nos daremos cuenta de que en ninguno de los dos casos la comunidad cuenta con una póliza que cubra todos los posibles siniestros producidos en o por el edificio. Si la comunidad carece de seguro, son los vecinos los que corren con los gastos, pero peor es aún si la tienen y ésta no garantiza las suficientes coberturas.

Un seguro para comunidades de propietarios no tiene un coste elevado, es una falsa leyenda urbana. Si además, la comunidad de vecinos se deja asesorar por un  experto que analice cuál es el más recomendable para ella, comparando entre todos los que hay en el mercado, los vecinos sí que estarán ahorrando.

José Silva Correduría de Seguros analiza las necesidades de su comunidad de propietarios sin compromiso y le sugiere la póliza más adecuada. Póngase en manos de sus especialistas:

Tlf.: 915 353 009
josilva@josilva.com
www.josilva.com

 

Etiquetas: , ,

Siniestros provocados por lluvia y el seguro de la comunidad de propietarios

La lluvia es el fenómeno climatológico que causa más conflictos en la gestión de los siniestros en los seguros de comunidades de propietarios. Tanto en el caso de cubierta plana (terrazas), como inclinada (tejado), todos los daños tienen que ser asumidos o reparados por la Comunidad de Propietarios, a menos que ésta pueda demostrar una falta de mantenimiento imputable al usuario de la terraza, o bien por el constructor o promotor, si el edificio está en periódico de garantía decenal.

¿Qué daños pueden estar cubiertos por una póliza de seguro?. La respuesta está en el contrato de seguro que se haya firmado, las coberturas contratadas y los pactos especiales. El nombre comercial de la garantía a través de la cual podrían tener cobertura es la Extensión de Garantías y los Fenómenos Climatológicos, Daños por Agua y Responsabilidad Civil. Una vez cotejada la existencia de estas garantías en las Condiciones Generales, hay que ver el alcance de la misma, límites de la cantidad de lluvia caída (entre 65 y 95 litros por metro cuadrado), exclusiones (filtraciones, goteras, falta de mantenimiento, humedad prolongada, moho), franquicias (porcentual o fija) y definiciones. Técnicamente, hablando en leguaje asegurador, nos encontramos ante unos Daños Propios y Daños a Terceros. En cuanto a la tasación de los daños (valor a nuevo, valor real, valor pactado) y a la reclamación de los mismos, siempre que se haya contratado esta garantía. Los seguros no son iguales aunque lo parezcan. El nombre de una garantía es un indicativo, es como leer los titulares del periódico y olvidarse del contenido de la noticia.

José Silva Correduría de Seguros, expertos en la gestión de más de 2.000 siniestros anuales, asesora a su comunidad de propietarios sin compromiso. Póngase en manos de sus especialistas:

Tlf.: 915 353 009
josilva@josilva.com
www.josilva.com

 

Etiquetas: , , , ,