RSS

Resultados de la búsqueda de ‘eficiencia energetica’

CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA PARA COMUNIDADES DE PROPIETARIOS

CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA PARA COMUNIDADES DE PROPIETARIOS¿Sabías que si eres propietario de una vivienda o bajo comercial y tienes planeado ponerlo en venta o alquiler es obligatorio que dispongas de su certificado energético correspondiente? Así lo establece el Real Decreto 235/2013 del 25 de mayo de 2013, además de puntualizar que la calificación energética debe incluirse en toda oferta, promoción o publicidad dirigida a la venta o arrendamiento, y que el vendedor debe siempre entregar al comprador un original de ese certificado o, en caso de alquiler, el arrendador adjuntar una fotocopia de esa catalogación al contrato. Llegados a este punto te estarás preguntando qué es un certificado energético, pues se trata de un documento oficial redactado por un técnico competente (arquitecto, arquitecto técnico, ingeniero, ingeniero técnico) que incluye información objetiva sobre las características energéticas de un inmueble, y que refleja el gasto energético de la construcción como son los consumos de agua, electricidad o gas. Para conseguirlo simplemente deberás concertar una cita con un técnico certificador para que visite el inmueble. Éste realizará un croquis y tomará medidas de las estancias, revisará los materiales de la fachada, inspeccionará las instalaciones de calefacción y climatización y calculará la calificación energética, evaluándola de la A (más eficiente) a la G (menos eficiente). Para que sea totalmente válido es necesario, después, registrarlo en la comunidad autónoma correspondiente, el trámite suele rondar entre 35 y 200 euros y es habitual que el propio técnico se ocupe del trámite. Cualquier error u omisión en el mismo es reclamable al firmante o a su aseguradora en el derecho de ejercer la acción directa. Su periodo de validez será de 10 años, pasados éstos habrá que renovarlo, y las sanciones por no contar con él pueden ser de 300 a 6.000 euros.

En el caso de las Comunidades de Propietarios, aunque no están obligadas a poseer un certificado de eficiencia energética general para todo el edificio y sus viviendas, es altamente recomendable su realización, por las siguientes razones:

  • Un certificado conjunto para la comunidad tiene un ahorro estimado de entre 8 y 10 veces el coste de ser realizado independientemente por cada vecino, ya que la empresa o técnico certificador propondrán un precio inferior al que tendría que hacerse frente emitiendo certificados individuales.
  • Las tasas de registro en la comunidad autónoma también son mucho más económicas.
  • El certificado de eficiencia energética formará parte de el Informe de Evaluación del Edificio (IEE), que sustituye al antiguo ITE (Informe Técnico del Edificio). Considera que el IEE es obligatorio en fincas de más de 50 años, y para cualquier Comunidad de Propietarios que desee recibir subvenciones destinadas a rehabilitación para la mejora energética o de accesibilidad.

Es muy probable que tu edificio necesite una rehabilitación en cuestión de ahorro energético, ya que según un informe elaborado por el Ministerio de Industria, ocho de cada diez edificios en España derrochan energía y sólo en el 0,62% de los inmuebles anteriores a 1980 se han realizado reformas de acondicionamiento energético. Ejecutar este tipo de obras antes de solicitar un certificado energético conjunto para lograr así obtener una mejor calificación es una idea que tu Comunidad de Propietarios debe estudiar y dialogar. Todos sabemos que tomar decisiones individuales, como cambiar las ventanas o aislar las paredes de una vivienda, es más inmediato y sencillo que alcanzar acuerdos colectivos para llevar a cabo obras de reforma en todo un edificio. Hay que involucrar al resto de vecinos para recuperar el barrio porque “tu casa” abarca más allá de la puerta de entrada. Es por ello que la figura del Administrador de Fincas es clave en esta situación, ya que son los profesionales que viven más de cerca las circunstancias diarias de las Comunidades de Propietarios, y deben ser los canalizadores de información, soluciones y proyectos. Por eso es necesario que expliquen las ventajas de pertenecer a una Comunidad de Propietarios concienciada, colaboradora y respetuosa con el medio ambiente, ya que un edificio energéticamente eficiente es capaz de conseguir los mismos servicios empleando menos recursos y, por tanto, emitiendo menos CO2. El resultado final también revaloriza las viviendas, es una oportunidad económica.

Por último es muy importante recordar que para cualquier obra de rehabilitación o reforma es siempre necesario que tu Comunidad (promotora) disponga de un seguro todo riesgo rehabilitación que garantice el conjunto de los trabajos de reforma e instalaciones, costo de material y de mano de obra, además de los materiales que aún no hayan sido colocados y estén acopiados a pie de obra.

Fuentes: boe.es, certificadodeeficienciaenergetica.com y elaboración propia.

 

 

Etiquetas: , , ,

¿Hay concienciación de la población sobre la eficiencia energética de edificios?

vivienda eficiencia energéticaEl pasado mes de julio el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) emprendió una campaña de comunicación con la realización de una encuesta sobre certificación energética de los edificios. Según ese estudio, más de un 50% de los encuestados aseguró que conocía esa certificación, pero solo un 36% manifestó que la tendrían en cuenta a la hora de vender o alquilar una vivienda.

Para aportar información útil y didáctica en cuanto a las características energéticas de las viviendas y los edificios en general el IDAE incluye, en su último boletín electrónico (noviembre de 2015), un documento en el que recoge las que considera “Las claves para conocer y actuar en materia de Certificación Energética de los Edificios“, y acabar así con la idea extendida de que es un trámite o un mero impuesto.

Pero, ¿qué es el certificado energético? Es una exigencia derivada de la Directiva 2002/91/CE, por la que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios, tanto de nueva construcción, como existentes. Según la Disposición Transitoria primera del Real Decreto 235/2013, desde el 1 de junio de 2013 es obligatoria la emisión de estos certificados de eficiencia energética para la compraventa y alquiler de viviendas y edificios, tanto nuevos como ya construidos.

El sistema de evaluación establece siete niveles de certificados en función de las emisiones de dióxido de carbono y del consumo de energía del edificio. Conforme a la normativa nacional, se parte de la G (la menos eficiente) a la A (la más eficiente).

Para calcularlo los factores que intervienen para valorar la eficiencia energética de un edificio son múltiples pero se pueden englobar en dos categorías:

el consumo energético del edificio y
– las emisiones de CO2 derivadas de generar la energía térmica y eléctrica que el edificio necesita.

Además de la calificación energética, deberá incluir información objetiva sobre las características energéticas de los edificios, y, en el caso de edificios existentes, un documento de recomendaciones para la mejora de los niveles óptimos o rentables de la eficiencia energética del edificio. Las acciones que pueden emprenderse para mejorar la certificación energética del edificio son en tres ámbitos fundamentales: la envolvente del edificio, sus instalaciones energéticas y sus sistemas de gestión y control.

Como ya com­entábamos al principio del artículo,  muchos usuarios consideran esta certificación como un trámite, un coste más y una medida innecesaria. Sin embargo -explican desde IDAE-, este trámite, que es voluntario (si no se vende o alquila el inmueble), conlleva múltiples ventajas. Las consecuencias de realizar medidas de eficiencia energética en la edificación y mejorar la calificación son las siguientes:

Mayor valor teórico de mercado: la propiedad se diferenciará del resto de inmuebles en su venta o alquiler. Para los ocupantes, aportará una imagen verde.
Menores costes: por el ahorro que supone que el inmueble funcione con menor energía, y que necesite de un menor mantenimiento.
Mayores ingresos: al estar más solicitadas, estas edificaciones tienen unas tasas de vacantes en alquiler más bajas y en ventas mayores.
Mejora el confort de los habitantes.

Según los resultados de la encuesta, un 36% manifiesta que tendría en cuenta ese certificado a la hora de vender o alquilar una vivienda. La campaña de comunicación “ha conseguido -informan desde IDAE- que casi el 40% de las personas que la vieron y que viven en un bloque de pisos reconozca que piensa informarse con mucha o bastante probabilidad acerca de las ayudas para la rehabilitación energética (a través de la línea Pareer-Crece del IDAE ) y que una de cada cuatro personas piense plantear, a su comunidad de vecinos, la posibilidad de solicitar ayudas para la rehabilitación energética”.

Como siempre, podemos solicitar información en nuestra Correduría de seguros si decidimos tomar una, varias o todas las medidas contempladas: mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica, de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas y de iluminación y la sustitución de energía convencional por energía solar, biomasa o geotermia en las instalaciones térmicas, ya que son decisiones que suelen conllevar obras de gran envergadura y en las que es imprescindible contar con un seguro todo riesgo rehabilitación.

Fuente: energias-renovables.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , , ,

REHABILITACIÓN DE EDIFICIOS ORIENTADA AL AHORRO ENERGÉTICO

REHABILITACIÓN DE EDIFICIOS ORIENTADA AL AHORRO ENERGÉTICO

El desarrollo de las ciudades se produjo con una construcción de baja calidad y muy poco control sobre la misma. Probablemente, ahora tu edificio necesite una rehabilitación en cuestión de ahorro energético. El 72% del total de los edificios existentes en España se construyeron entre los años 1960 – 1980, y su gasto en energía supone más del 15% del total nacional, tan sólo por detrás del transporte y la industria. Apostar por la inversión en la rehabilitación de un edificio en busca de la eficiencia energética es una de las mejores decisiones que tu Comunidad de Propietarios puede realizar, ya que se verá reflejado en un gran ahorro de capital, además de repercutir en otras cuestiones como la revalorización de la vivienda o la mejora de la seguridad en el inmueble. Pero para optimizar el consumo de energía en nuestra comunidad, el primer paso es encargar a un especialista una auditoría energética, que consiste en la realización de un estudio completo del edificio y de sus instalaciones para poder conocer objetivamente la energía consumida y saber qué podemos hacer para lograr un óptimo ahorro energético. A partir de ahí podremos trabajar en algunos puntos de mejora. ¿Quieres saber cuáles son los más importantes? Te damos algunas pistas:

  • Una caldera central genera calefacción y agua caliente de una manera eficiente, pero es la instalación que mayor gasto energético conlleva a tu comunidad (40% la calefacción y 20% el agua caliente). Renovar una antigua caldera de gasóleo o carbón por una de condensación, de baja temperatura con gas natural o de biomasa supondrá un ahorro de energía de un cuarenta por ciento. Este equipamiento supone una importante inversión, sus averías internas y externas se pueden asegurar mediante la garantía de avería de maquinaria.
  • Sectorizar la iluminación en las zonas comunes como el portal, los rellanos y el garaje, instalar temporizadores y la sustitución de lámparas convencionales por iluminación LED puede lograr ahorros de hasta el 80% del consumo. No hay que descartar el uso de células fotoeléctricas en las zonas exteriores, si nuestra comunidad cuenta con ellas. Estas lámparas suelen tener un coste elevado, comprueba si el seguro común incluye el robo y hurto de las mismas.
  • Gran parte del calor que produce la calefacción se suele escapar por la fachada, así que rehabilitarla, añadiéndole aislamiento con planchas o paneles por el exterior, puede suponer un ahorro del 50% en el gasto energético de tu edificio. Otro sistema idóneo es crear una cámara de aire, que actúe como acumulador de calor, evitando así fugas de calor al exterior. Estas mejoras incrementan el valor del edificio y debemos dar conocimiento a la compañía aseguradora del edificio de los cambios para evitar el infraseguro.
  • ¿Sabías que los ascensores pueden contar con mecanismos de maniobra selectiva para activar la llamada más cercana? De esta manera evitarían realizar viajes sin pasajeros. Además, implantándole un detector de presencia se reduce el consumo energético.
  • La colocación de placas fotovoltaicas o termo-solares en la azotea del edificio puede cubrir la demanda de entre el 50% y el 70% del agua caliente del edificio. Además, la energía sobrante puede ser destinada a la iluminación, lo que conllevará un ahorro extra. Estos elementos comunes hay que declararlos en el seguro del edificio y conviene darles cobertura para daños por fenómenos atmosféricos.

Llegados a este punto aprovechamos para recordar que el pasado mes de Diciembre, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) , a través del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital (MINECO), publicó las bases reguladoras de la segunda convocatoria del programa de ayudas para actuaciones de rehabilitación energética de edificios existentes, el conocido como Programa PAREER II. Sus beneficiarios, entre otros, pueden ser empresas explotadoras, arrendatarias o concesionarias de edificios y las empresas de servicios energéticos, además de los propietarios de los edificios existentes siempre y cuando tengan personalidad jurídica de naturaleza privada o pública. Como ves, probablemente es el momento para que tu Comunidad de Propietarios dé el paso y se apunte cuanto antes a la eficiencia energética, ahorrando así en gastos y colaborando con la conservación del medio ambiente. Eso si, siempre debe contar con un seguro todo riesgo rehabilitación que garantice el conjunto de los trabajos de reforma e instalación.

 

Fuentes: idae.es, certicalia.com y elaboración propia.

 

 

Etiquetas: , , ,

¿Qué asuntos requieren acuerdos por mayoría en las comunidades de propietarios?

Comunidades_de_vecinos_0.jpg

Para adoptar acuerdos en una comunidad la Ley de Propiedad Horizontal se requiere de una serie de mayorías, que varían en función de la relevancia de los asuntos que se traten.

La unanimidad sólo será exigible para la validez de los acuerdos que impliquen la aprobación o modificación de las reglas contenidas en el título constitutivo de la propiedad horizontal o en los estatutos de la comunidad, como por ejemplo cambiar el sistema de cuotas de participación, y por tanto, cuotas de pago.

Hay decisiones que precisan de una gran cantidad de votos favorables, y requerirán el voto favorable de las tres quintas partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación, por ejemplo:

  • Cuando se vaya a instalar o suprimir algún servicio común del edificio, como, el de portería, servicio de vigilancia, servicio de limpieza, servicio de jardinería, o cualquier otro servicio común, aun cuando suponga modificar los Estatutos de la Comunidad.
  • El arrendamiento de elementos comunes que no tengan asignado un uso específico en el inmueble.
  • El establecimiento o supresión de equipos o sistemas de aprovechamiento común (no privativo) que tengan por finalidad mejorar la eficiencia energética o hídrica del inmueble. En este último caso, los acuerdos válidamente adoptados obligan a todos los propietarios.
  • Las innovaciones, nuevas instalaciones, servicios o mejoras no requeridos para la adecuada conservación, habitabilidad, seguridad y accesibilidad del inmueble.

En estos casos, además de contar con un acuerdo, es imprescindible antes de cualquier obra o rehabilitación en la comunidad suscribir un seguro todo riesgo construcción, ya que la comunidad ejerce como promotora de la obra y por tanto debe asumir su responsabilidad.

La mayoría que más se suele utilizar es la mayoría simple, que precisa la mayoría de los votos (más del 50% del total) que a su vez, representen la mayoría de las cuotas de participación para los siguientes asuntos:

  • En el caso de obras o establecimiento de nuevos servicios comunes cuando se realicen para la supresión de barreras arquitectónicas, incluido la instalación del ascensor, aunque haya que modificar los Estatutos o el Título Constitutivo de la Comunidad.
  • Para el resto de acuerdos no mencionados anteriormente, por ejemplo, comprar un uniforme al portero, poner macetas en los descansillos, etc.
  • Cancelar el seguro multirriesgo del edificio o efectuar cambios contractuales en el mismo.

Para otro tipo de acuerdos se requiere la mayoría de los propietarios asistentes (y representados) en segunda convocatoria:

  • Nombrar y renovar los cargos de la comunidad
  • Aprobar el presupuesto anual de ingresos y gastos de la comunidad
  • Aprobar las cuentas anuales de la comunidad
  • Determinar las normas de régimen interior
  • Ratificar la subsanación de los defectos o errores del acta

Fuente: comunidades.com y elaboración propia.

 

Importancia de la licencia de obras en comunidades de propietarios

Derrumbamiento edificio en Los Cristianos, TenerifeA raíz de la tragedia ocurrida el pasado jueves 14 de abril en Los Cristianos, Tenerife, de la que todavía se desconocen las causas del derrumbe, queremos remarcar la importancia de seguir todas las etapas necesarias para cualquier reforma o rehabilitación de un edificio y de que la comunidad vele por ello, ya que todo apunta a que la causa podría estar relacionada  con unas obras de reforma en los bajos del edificio desplomado que no habían obtenido todavía el preceptivo permiso municipal.

Las fuentes detallan que los técnicos municipales habían advertido a los propietarios que los trabajos que estaban realizando requerían de una licencia de obra mayor, se considera así aquella que modifique elementos comunes del edificio, sus condiciones de seguridad, el conjunto estructural, que afecten a la ubicación de las instalaciones de saneamiento y ventilación, o al aspecto exterior de la fachada o cubierta de la edificación.

En el caso de una comunidad de propietarios siempre que se vaya a llevar a cabo cualquier tipo de obras o reformas en un edificio de viviendas será necesaria la obtención de una licencia de obras para comunidades de propietarios y en la mayoría de los casos se deberá obtener con antelación al inicio de estas. Los pasos a seguir para éste trámite en resumen son los siguientes:

  • Entrega de documentación acorde al procedimiento que corresponde.
  • Estudio de la solicitud por parte del organismo municipal competente.
  • Envío del proyecto a los órganos municipales que proceda.
  • Si la resolución de la petición es favorable todos los pasos deberán atender a unos plazos de entrega y de respuesta.

Una vez concedida la licencia de obras en comunidades de propietarios los organismos municipales tienen la potestad de realizar un seguimiento del estado intermedio de las obras.

Si a la falta del permiso en las obras unimos el hecho de que se trataba de un edificio de construcción antigua y sin rehabilitar vemos también la importancia de de la rehabilitación para la seguridad y eficiencia de los edificios, sin olvidar contar con el seguro de rehabilitación correspondiente, tema que tratábamos en este otro artículo donde explicábamos los pasos a seguir.

Fuente: elmundo.es y arquitea.com

 

Etiquetas: , , , ,