RSS

RIESGOS DEL INTERNET DE LAS COSAS EN COMUNIDADES DE PROPIETARIOS

30 Ene

RIESGOS DEL INTERNET DE LAS COSAS EN CCPPLa domótica es el conjunto de sistemas que automatizan las diferentes instalaciones de un edificio y entre sus principales objetivos destacan el incremento del bienestar, el ahorro energético, la seguridad, la comunicación y la accesibilidad de sus ocupantes. De ahí que, cada vez, más las Comunidades de Propietarios constituidas recientemente, opten por los sistemas automáticos de control de sus instalaciones. Esta integración de la tecnología (IoT) en el diseño inteligente de un recinto cerrado parece solo tener ventajas:

  • Automatización de apagado y encendido en cada punto del edificio.
  • Regulación de la iluminación según el nivel de luminosidad ambiente.
  • Integración del portero automático al teléfono o del videoportero al televisor.
  • Desconexión de equipos de uso no prioritario en función del consumo eléctrico en un momento determinado.
  • Gestión de tarifas, derivando el funcionamiento de algunos aparatos a horas de tarifa reducida.
  • Detección y prevención de un posible intruso.
  • Detección de incendios, escapes de agua, gas, etc. Esto podría repercutir en una reducción de las primas de seguro.
  • Control local y remoto de los sistemas.
  • Transmisión de alarmas.
  • Instalaciones de control remoto del entorno destinadas a favorecer la autonomía personal de personas con limitaciones funcionales o discapacidad.

Sin embargo, los propietarios que habitan en las Comunidades de Propietarios que implanten estos sistemas han de ser conscientes de los nuevos riesgos a los que se enfrentarán. Un ejemplo de ello son los circuitos cerrados de televisión por cámaras IP (de los que ya hablamos en este artículo) que requieren una constante actualización y mantenimiento para evitar vulnerabilidades. En los edificios comunicados a Internet, los ciberdelincuentes pueden encontrar un escenario perfecto para llevar a cabo su actividad, ya que la mayor parte de los dispositivos no han sido diseñados pensando en patrones de ciberseguridad, o lo que es lo mismo, security by design, y esto hace que tengan muchos puntos vulnerables desde los que un atacante podría acceder a la red local. Además, debemos conocer que la implantación del IoT (Internet of Things) ha complicado el trabajo a las compañías de ciberseguridad, porque antes la frontera de seguridad del cliente estaba en una única red, pero ahora los edificios inteligentes y sus dispositivos pueden registrar una media de en torno a 15000 direcciones IP .

Es por todo ello que si decidimos implantar sistemas domóticos en nuestras instalaciones comunitarias debemos ser conscientes y conocedores de la existencia de los peligros reales a los que nos expondremos, ya que en muchas ocasiones apostamos por la tecnología pero ignoramos absolutamente los riesgos asociados a ella. El asesoramiento de una correduría de seguros ayudará y guiará en la contratación de un buen seguro de ciberriesgo y resolverá las dudas y necesidades para que éste responda a las expectativas del consumidor. Hoy por hoy este servicio profesional no tiene un coste para el tomador del seguro, ni probablemente la auditoría previa.

Fuentes: Silicon.es y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: