RSS

Factores que influyen en el precio del seguro de la comunidad: ¿se puede pagar menos?

11 Mar

ahorro en el seguro de la comunidadSegún los últimos datos disponibles que recoge la memoria social de 2014 de la patronal Unespa (Unión Española de Entidades Aseguradoras) algo menos de 745.000 edificios de viviendas en España tienen un seguro comunitario, por lo que se estima que 500.000 de los 1,9 millones de edificios residenciales colectivos se encuentran sin asegurar, y en un abismo económico al que se enfrentan los que no tienen contratado un seguro que cubra incendios, responsabilidad civil por daños a terceros, averías por agua, fenómenos atmosféricos, daños eléctricos, rotura de cristales y robo.

Esto se debe al hecho de que no sea de carácter obligatorio (salvo Madrid, en determinados supuestos, Cataluña y Valencia donde se exige cubrir los riesgos de incendios y daños a terceros) y a la falta de liquidez de muchas comunidades de propietarios. Por eso las aseguradoras están empezando a ofrecer servicios adicionales y reducción de primas de hasta el 40% en algunos casos. Servicios adicionales como:

– adelantar los importes reclamados a copropietarios morosos de gastos de comunidad

– ofrecer protección de pagos por desempleo

– encargarse de realizar la Inspección Técnica del Edificio (ITE)  (coste aproximado de 200 euros)

– tramitación de subvenciones

– análisis del consumo energético para ahorrar en las facturas y una tarifa eléctrica con un ahorro medio del 7% con puntas de hasta el 21% respecto a las comercializadoras habituales.

Para conseguir una reducción en la prima los factores que influyen en mayor medida y hay que tener en cuenta a la hora de negociar el precio de la póliza son el capital de continente a asegurar, la antigüedad del edificio (las fincas con más siniestros se dan en aquellas que tienen entre 31 y 40 años de antigüedad, seguidas de las que suman entre 10 y 20 años, según Unespa) y, sobre todo, las rehabilitaciones efectuadas. La prima para edificios de viviendas que no se han sometido a una rehabilitación es el doble que para el resto de inmuebles, así, cada mejora es una ocasión perfecta para renegociar el precio de la póliza. Por tanto, tenemos delante otra poderosa razón para que la comunidad decida emprender mejoras de rehabilitación en el edificio, sin olvidar contar siempre con un seguro de rehabilitación adecuado a la reforma que se vaya a realizar.

Cómo última medida, para bajar el precio de la póliza de seguro existe la posibilidad de renunciar a coberturas, pero para no tener que llegar a este punto es mejor buscar la mejor opción según las características de nuestra comunidad contando con el asesoramiento de una correduría de seguros.

Fuente: elpais.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: