RSS

Los edificios deberán ser accesibles por ley

06 May

accesibilidad comunidades silla de ruedasA partir de 2017 se dará un paso más hacia la eliminación de barreras para personas con discapacidad, pero también se añade otra obligación para las comunidades de propietarios. El 4 de diciembre de 2017 es la fecha límite para realizar los ajustes necesarios en cualquier edificio que permitan a las personas con discapacidad disponer de los elementos comunes al igual que cualquier otro vecino, lo que puede afectar a la entrada del inmueble, también a los jardines, el garaje…. Y cualquier otro servicio comunitario. Dependiendo de las características de cada inmueble, las reformas podrán consistir en la instalación de rampas, salvaescaleras, ascensores u otros elementos mecánicos o electrónicos que faciliten la circulación.

Aunque muchos edificios ya han sido adaptados previamente o han dado algunos pasos para mejorar su accesibilidad, son mayoría los que aún conservan algunos escalones o elementos que dificultan la autonomía de personas en silla de ruedas o con movilidad reducida. Incluso se encuentran edificios con pocas plantas que directamente carecen de ascensor. Un simple andador que facilita la estabilidad al caminar, necesita la adaptación de los accesos.

El diagnóstico y ejecución de soluciones supone un reto, pero el mayor desafío que deberá afrontar la comunidad para cumplir con esta legislación será a nivel económico. Estas obras pueden tener un alto coste. Paradójicamente quien más necesita las obras, resulta ser el más débil económicamente. Se podrá recurrir a la solidaridad vecinal, facilitando los acuerdos para tal fin, al esfuerzo empresarial de las empresas fabricantes e instaladoras, reduciendo el precio de las obras necesarias, como forma de patrocinio o mecenazgo, las instituciones locales y autonómicas, facilitando las normas y requisitos, las fundaciones, dedicando especial atención a ésta necesidad social, o al asesoramiento profesional adecuado de los Administradores de Fincas colegiados para coordinar las complejas tareas de acometer éste cambio.

Sin duda se trata de un enorme reto a afrontar en las comunidades, y por extensión para el Corredor de Seguros que tiene reservado un importante papel para minimizar los riesgos por daños propios y a terceros de obras tan complejas. Junto con la gestión de la obra necesaria será muy importante además contar con un seguro para la rehabilitación y mantenimiento del edificio que ayudará a afrontar los gastos y posibles contratiempos que surjan al realizar la adaptación.

Fuente: Elpais.com y elaboración propia

Anuncios
 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: